CABALLITOS DEL DIABLO EN LA NOCHE DE SAN JUAN – GUSTAVO MIRABAL

Caballitos  del diablo en la noche  de San Juan,  se han hecho famosos  en Europa y en otras latitudes del mundo, no sólo por lo que  representan en la zoología, sino también por toda la mitología  que se ha creado a su alrdedor.

Artículo  #0 de la serie:

Gustavo Mirabal Castro

 

Llamados Caballucos del Diablu 

CABALLITOS DEL DIABLO EN LA NOCHE DE SAN JUAN,  cuentan los científicos y algunos biólogos y zoólogos sobre las características de los caballitos del diablo, llamados caballucos del Diablu. En el mundo de la ciencia son estudiados. También se habla de ellos y sobre diversas expresiones literarias en las que aparecen. Los caballitos  del diablo en la noche de San Juan, superan la zoología y profundizan el universo de las leyendas.

Cuentan que los denominados Caballucos del Diablu, son unos seres mitológicos de un lugar de España, llamado Cantabria.

Dicen que estos seres, estos Caballucos de Diablu aparecen la noche de San Juan, es decir  en uno de los días que marca el inicio el solsticio de verano.

Qué es el solsticio de verano

Solsticio es una palabra relacionada  con el movimiento de y ubicación del sol.

El solsticio de verano, llamado también  solsticio de estío, marca el inicio del verano, que en el hemisferio norte  comienza el 21 de junio, en  el momento en que el sol atraviesa  el trópico de cáncer.

En el hemisferio sur,  comienza el 21 de diciembre cuando el sol pasa por el trópico de capricornio

La noche de San Juan

La noche de San Juan se celebra desde la madrugada para recordar el nacimiento de San Juan Bautista y es una de las festividades y rituales que hay en torno al solsticio de verano.

Algunos piensan que la noche de San Juan es la noche más corta del año, en el hemisferio norte, y la más larga, en el sur, pero no es así. En realidad, estas suelen ocurrir en torno al día 21 de junio, que es la fecha en la que ocurre el solsticio de verano en el hemisferio norte.

No obstante, en el hemisferio sur, también se celebra  la fiesta de San Juan, independientemente de no estar todos los países en el solsticio de verano.

Los caballitos  del diablo en la noche de San Juan aparecen entre llamas

Dicen que aparecen volando  entre llamas y humo. También cuentan que  cuando aparecen, todo el ambiente  se impregna de un fuerte  olor  a azufre.

Cuentan también que se escucha un ruido estruendoso, parecido a unos bramidos infernales que asustan a la gente. Y por esto dicen que son los caballitos del diablo.

Los caballitos del diablo entre el sol y el anochecer

Entre el fuego y las estrellas, los caballitos del diablo.

Ellos galopando entre las certezas y las contradcciones.

Por esa razón son los caballitos del diablo

y también galopan en las predicciones,

No son bonitos ni feos

Son ellos, solo ellos, significando deseos

Entre la vida y la muerte, taladrando la tierra

y revoloteando en el cielo. ( IZA, 2019)

 

Acompañan la noche de San Juan

Es conocida  la tradición española en la que la víspera  de la fiesta  de San Juan se hacen grandes  fogatas y se invoca a los dioses de la fertilidad, a las diosas y los dioses  que  cuidan los campos.

La presencia  de los  caballitos del diablo en la noche de San Juan no sólo se conoce  en las fogatas de Cantabria  en España, sino que  se ha hecho evidente  en otras regiones  geográficas  de España y de América Latina.

Los caballitos  de San Juan también están presentes en Venezuela y su presencia  tiene diversas interpretaciones y no necesariamente relacionadas con situaciones adversas, sino más bien asociadas  con la buena suerte.

Recordamos  que  en nuestra infancia, si se metía un insecto parecido a un caballito del diablo o a un grillo, nuestras abuelas nos decían que no los espantáramos, porque  su presencia anunciaba buenas  noticias y mejor  todavía, si era en la víspera  de San Juan.

Qué cuenta la leyenda sobre los caballitos  del diablo en la noche de San Juan

Como todas las leyendas, la leyenda  de los caballitos  del diablo, tienen su base en el sentir y en la sabiduría  popular.

Cuentan que los llamados caballitos  del diablo son siete y que  son muy parecidos  a las libélulas, pero según cuentan las personas  que  conocen las leyendas, son libélulas  gigantes que tienen alas muy largas y transparentes.

Leyendas  en Oriente y en Occidente

La tradición oral de muchos pueblos tienen  a las figuras de los caballitos  del diablo, como parte de su imaginario. Ellos están realcionados con la vida y con la muerte, con la lluvia y la cequía.

Se les relaciona con el solsticio del verano, porque estan muy presentes en sus inicios y son recordados en las noches  de las fiestas de San Juan, en Cantabria, España; pero en América Latina se les asocia con la época de copiosas lluvias en el “invierno caribeño”.

Para los agritures represntan una plaga en algunas oportunidades, porque pueden dañar  las cocechas y en otras oportunidades, una bendición, porque  anuncian el fin de lois tiempos de cequía y anuncian el agua necesaria para sus siembras.

En Occidente

Comentan los especialistas que son incontables las citas que podemos encontrar en las diferentes mitologías occidentales en donde se pone de manifiesto la extraña asociación entre las libélulas y el diablo.

Se dice entonces que  en la mitología germana las libélulas y los caballitos  del diablo,  eran asociados con Freyja, diosa del amor, la riqueza, la fertilidad y la poesía erótica, a quien se le rendían honores y reverencias los días viernes; pero un decreto católico del año 775 d.c. ligó a esta diosa con la maldad, y con ella, a los odonatos ( libélulas y caballitos  del diablo) para luchar contra el paganismo.

Una explicación más de este fenómeno lo encontraremos en la mitología cántabra de la que hablamos y  según la cual, “los Caballitos del Diablo” surgen en la mágica noche de San Juan, y son grandes libélulas que vuelan durante la noche en en búsqueda de los tréboles de cuatro hojas que comen para evitar que los mortales los encuentren y les den fortuna y salud.

 

Las leyendas y supersticiones señalan que estos caballitos, provenientes del infierno, en realidad eran hombres que, por sus pecados, perdieron su alma y se vieron obligados a recorrer Cantabria por el resto de la eternidad.

E incluso se ha llegado a pensar que si una persona era agredida por una libélula, necesitaba que se le amputase la parte afectada, si deseaba evitar la muerte.

También se dice que en Irlanda, Italia y Escocia se consideraban brujas que vivían en el bosque. Mientras que en  algunos lugares de Estados Unidos se tenía la superstición de que las libélulas y los caballitos  del diablo son capaces de coser la boca (algunas veces los oídos y los ojos) de los niños mentirosos.

En la cultura oriental

La percepción que se tiene sobre los cabllitos  de diablo en la cultura oriental es bien distinta a la que se tiene de éstos en la cultura occidental. Así, en Tahití los insectos son considerados como agentes misteriosos de los dioses y espíritus, sobre todo las mariposas, polillas, grillos y libélulas.

Otro mito, esta vez de origen hindú, indica que el alma de una persona muerta se transforma en libélula, la cual puede esperar en la naturaleza para renacer en otra persona.

En diversas poblaciones de China las libélulas simbolizan la debilidad y fragilidad, pero también son consideradas benéficas y favorables en los campos de arroz.

También , eran usadas para elaborar mezclas de medicina natural, por su supuesto poder afrodisíaco.Caballitos del diablo en la noche de San Juan

En Japón son consideradas símbolo de victoria, felicidad, fuerza y coraje.

Cuenta la leyenda que el emperador Yuryako Tenno, se encontraba cazando en una llanura, y un tábano se posó en su brazo y le picó. En ese momento apareció una libélula que se deshizo de él.

En honor a ella, el emperador llamó a la zona Akitsu-no (llanura de la libélula), y, según las crónicas, de ahí surgió el antiguo nombre de Japón: Akitsu Shima (Las Islas Libélula).

 

Cómo es el vuelo de los caballitos  del diablo

Dicen que estos Caballucos del diablo, vuelan en los cielos nocturnos  de Cantabria; pero dicen que también, pueblan otros  cielos del espacio español.  Cuentan también que estos siete caballitos del diablo, vuelan juntos, unidos para la bueno y para lo malo y forman una especie  de arco iris majestuoso y nadie puede intuir maldad  detrás de ellos.

Un arco iris de caballitos del diablo, entre el bien y el mal

Dicen que  cuenta  la leyenda  que  las  siete libélulas  son de diferentes  colores  y que  llegan a formar un arco iris. Cuentan que  sus colores  son rojo, blanco, azul,  amarillo, negro, verde y anaranjado. Se afirma

Caballitos del diablo en la noche de San Juan
Caballito del diablo

que siempre andan juntas.

Dicen que estos caballitos  que parecen libélulas, siempre andan juntos y van presididos  por el  de color rojo que  es el más grande y corpulento que es el líder y dirige  a todos los demás.

Comentan que éste es el mismísimo demonio y que los demás  también son la representación del demonio, pero son más pequeños.

En e el mundo de la zoología, más allá de los mitos.

 

En el ámbito de los estudios  de la ciencia, específicamente en las investigaciones  relacionadas con la zoología y el medio ambiente  en general, éstos  son insectos a los que se les teme porque  son devastadores. Comentan los entendidos  en la materia  que pueden perjudicar las cosechas; por ello son nefastos para los montañeses.

Dicen también que  en realidad son muy ruidosos y pueden producir un sonido ensordecedor cuando llegan en bandadas, como suele ocurrir. Se identifican fácilmente porque  sus  ojos brillan como brasas incandescentes.

 

De qué  se alimentaban los “Caballucos del diablo”

Su alimento eran los tréboles de cuatro hojas, que devoraban con mucho placer y velozmente, seguramente con la intención de impedir que les encontraran quienes salían al anochecer a buscarlos.

Se abalanzaban sobre todo el que encontraban en su camino, destrozándolo con sus cascos.

La única salvación posible era llevar un manojo de verbena, que había que recoger antes de dicha noche, o estar cerca de la hoguera de San Juan, a la que jamás se aproximaban.

Según el mito, ¿quiénes fueron los caballitos  del diablo?

Según el mito establecido en torno a esta especie,  los caballitos  del diablo fueron hombres pecadores que habían perdido su alma y se vieron obligados a vagar por Cantabria  y por otros espacios geográficos, el resto de la eternidad.

Dice  el mito que  el caballo rojo fue un hombre que prestaba dinero a los campesinos y luego mediante sucias tretas les embargaba sus propiedades.Caballitos del diablo en la noche de San Juan

¿Cómo eran los demás?

El blanco era un molinero que robaba muchas maquilas del molino de su señor; el negro era un ermitaño que engañaba a las gentes; el amarillo un juez corrupto; el azul un tabernero; el verde un terrateniente que deshonró a muchas jóvenes y el naranja un hijo que por odio maltrataba a sus padres.

Caballitos del diablo en la noche de San Juan

En la tradición cantábrica

Ha sido tradición en Cantabria, en la mañana de San Juan, echarse al monte a buscar las flores del agua que nacen en las fuentes que han brotado esa misma noche.   Si algún afortunado encuentra la flor del agua, encontrará con ella el amor y la felicidad, mientras que quién en tal ocasión encuentre uno de estos raros tréboles, será afortunado con las cuatro gracias de la vida, una por cada hoja.

En Cantabria, las hogueras de San Juan perpetúan una tradición propiciatoria y purificadora. Pero el vuelo de los Caballucos al resplandor de las hogueras es señal de grandes desgracias.(https://mitologiaiberica.fandom.com/es/wiki/Caballucos_del_diablo) Consulta, 15 de junio de 2019

Qué más se dice sobre los caballitos del diablo en la noche de San Juan

Como sabemos, La noche de San Juan, es la noche mágica por excelencia del año, se encuentra repleta de innumerables ritos para orientar  el destino de las personas y también de otros  seres vivos y es una ocasión para obtener otras gracias de la diosa Fortuna, sobre todo con la proliferación de tanto vidente e iluminado del desempleo.

Aunque en el lado de las tradiciones, una leyenda cántabra cuenta que, sólo en ese día, los llamados caballucos del diablo pueden salir de su infernal morada para, entre otras fechorías, destrozar los campos en busca de los tréboles de 4 hojas nacidos esa misma noche.

De esa forma evitan que los hombres puedan encontrarlos y les sean concedidas las cuatro gracias de la vida, una por hoja: vivir 100 años, no sufrir ningún dolor, no pasar hambre y soportar cualquier contrariedad con entereza.

Cómo protegerse y salvarse

El único modo de estar a salvo es hacer siete cruces en el aire antes de que se acerquen, pero al ser tan veloces y ante la previsión de que no funcione la gente recurre a otro procedimiento útil, el llevar encima una rama de verbena, la hierba sagrada que espanta todo mal y que debe haberse cogido la madrugada de la noche de San Juan del año anterior.

Esto forma parte  de la tradición oral, pero también es cierto que se han creado muchas historias  y “contras” para enfrentar estas premoniciones relacionadas  con los Caballucos  de San Juan y también es cierto que en otros países  del mundo son signos de buena suerte y buenas noticias.

En fin… Bendita sea la cultura de tradición oral…

Como hemos visto, casi todo lo que hemos planteado, la información que  hemos recogido, a excepción de los datos vinculados  con la zoología, casi todo lo demás forma parte del imaginario popular. Es en este espacio de la cultura donde se alimenta el imaginario colectivo. Tenemos la certeza que si seguimos indagando, nos encontraremos con más historias y leyendas  sobre el significado y la simbología de los caballitos  de San Juan.

 

Con esta certeza llegamos  de nuevo al mundo de los caballitos del diablo en  la poesía

Hemos comentado sobre la zoología y el estudio de los caballitos  del diablo y de las libélulas. Igualmente  nos henos detenido en algunas leyendas europeas. Estas leyendas  nos hablan de muchas  tradiciones europeas.

Ahora queremos hablar  sobre la poesía y los caballitos  del diablo, alsgunas  relacionadas  con la fiesta de San Juan; otras simplemente  nos hablan sobre los caballitos  del diablo vinculados  con lo sensorial y también la subjetivodad  de las personas.

Por  ello nos concentraremos  ahora  en algunos textos poéticos.

Presentamos la transcripción de un poema escrito por un autor venezolano, Héctor Guillermo Villalobos, quien naciera en Ciudad Bolívar  en 1911 y murió en 1986. Fué profesor  de castellano y literatura del Institutom Pedagógico de Caracas. Tuvo una vida muy productiva, tanto en el mundo de la política  como en la literatura.

Caballito del Diablo

Gusanillo con alas

transparentes y rígidas,

por un hilo invisible

del cielo suspendida

en el aire de vidrio

la libélula vibra.

Son de mica sus alas

que la luz tornasola

Ya acelera, ya sube,

ya desciende y se posa.

!Qué femenina es

la libélula loca!

Si la espiga se mueve,

la cambia por larosa.

De la rosa al cardón,

del cardón a la antena:

una brizna con alas  de papel.

Hoja seca que en el viento se marcha

y en el viento regresa.

Allá va sobre el campo,

galopando en la brisa

Caballito del diablo

de nuestra infancia linda

que ama las altas hierbas,

los alambres qu cantan

y el bravo mediodía

clamante de chicharras.

Quiero volar cintigo

sobre montes y caños,

mirar los grandes ríos, las selvas y los prados

desde tu lomo fúlgido

a través del espacio,

como Nils, el minúsculo

camarada del pato,

y después disolverme

por el aire dorado

muchachito travieso,

!caballito del diablo!

(“Coplario” En soledad y en vela, 1954)

La libélula en soledad, va y viene,

se encuentra y se desencuentra.

Salta y vuela

Se pregunta y se da respuestas.

La libélula vuela

enreda y desenreda a su paso

La libélula sola se pierde

 se encamina

se construye y se deconstruye

Ella sabe que sola levanta su vuelo

y que se basta a sí misma

aunque el apoyo de los demás

complementan su soledad.

Vive y sobrevive la libélula

en su peregrinaje,

en su continuo avatar… (IZA, 2019)

 

Entre la zoología, los insectos y la poesía

Este universo nos atrapa, nos genera motivaciones  diversas, pues mientras  estamos pensando en las características  de los insectos y nos detenemos a pensar en cómo son los caballitos del diablo, cómo son las libélulas, las mariposas, los saltamosntes, los grillos, entre otros insectos, vienen a nuestra mente, los recuerdos de la poesía y de los cuentos  que conocimos en la infancia.

Los caballitos del diablo en la noche de San Juan nos llevan inevitablemente  a pensar en la poesía y en los isectos  al mismo tiempo, así las cosas, pues…

 

Igualmente vienen a nosotros, las imágenes  de algunos personajes y algunas imágenes  de algunas películas.

Recordamos entonces, entre otras expresiones, al pequeño saltamosntes, a Pepe Grillo, a Mulan y su pequeños y sabio grillo, entre tantas imágenes en nuestra memoria.

El simpático y mágico grillo de Mulán, la heroina de una de de las historias  de Disney que rompe algunos de los estereotipos  de las mujeres orientales.

Pepe Grillo, la conciencia de Pinocho y de muchos personajes de la vida real

Evocamos también en estos momentos a un ator venezolano con el que trabajamos en otras oportunidades en esta página a Aquiles Nazoa, el autor de una propuesta poética, cotidiana y literaria  que el mismo deno minó , la creación de las cosas más sencillas.

Aquiles Nazoa, escribió entre otros textos, la Oda  a la cucaracha…

ODA A LA CUCARACHA

Ya que no hay en el mundo quien te quiera,
yo te canto, animal de chocolate,
que emigraste del viejo escaparate
porque ya no los hacen de madera.
Las damas otoñales de hoy en día,
tan otoñales como vivarachas,
son tus hermanas en coquetería,
pues en su afán de parecer muchachas
tapizadas de polvo y crema fría
se ponen como ciertas cucarachas:
las cucarachas de panadería.
Como hay contigo cosas muy afines
y eres pequeña, oscura y tan versátil,
yo he visto, cucarachas, botiquines
donde te han confundido con un dátil.
Eres un animal interesante
pues con sólo mover tus dos alitas
acabas, entre gritos y al instante,
con una agrupación de señoritas.
Y tienes vocación de congresante
porque te gustan mucho las levitas.
A cosas dulces, de muy buena gana,
la gracia de tu nombre les concedes
(me refiero a la rumba mexicana
según la cual ni caminar tu puedes).
Dondequiera que estás juegas la vida:
te asfixias en hedionda naftalina,
y si corres buscando una salida
el hombre a chancletazos te asesina.
Luego al corral escapas perseguida
y allí te espera el otro insecticida,
el más feroz de todos: la gallina.
Y aunque te busquen con aviesos fines,
ni procuras vengarte ni te ofendes,
pués tú, Cucarachita, tan Martínez,
no eres parienta de Martínez Méndez.

 

Los  cuentos y las leyendas  misterio

en la imaginación de las personas  crecen reltos, fantasías en sueños que  alimentan el espíritu de una manera especial y el misterio y la magia  cobran un sentido especial.

En este sentido vamos  apresentar algunos videos que nos hablan de la figura del caballo y de los caballitos  del diablo, presentes  en la cultura de tradición oral.

El caballito del diablo, portador de buenas  noticias

 

 

El Caballito del diablo o chinchilejo

La libélula es un insecto llamado vulgarmente caballito del diablo; en la Selva lo llaman también Chinchilejo.
Refieren que un día apareció en un pueblo tranquilo de la Selva un joven alto, delgado, vestido de color
rojo oscuro y muy charlatán.
Cuando le preguntaron de dónde había venido, a unos les decía que había salido de la copa de una lupuna y
a otros, de las raíces de un renaco y que de niño sólo lo habían alimentado de espárragos, por lo que era
flaco, y que había venido al pueblo a implantar una fábrica de sogas y palos de escoba.
Su ocupación no era más que andar de casa en casa, engañando a la gente, intrigando a unos y a otros con
noticias a las que ponía pies y manos a su antojo, de tal manera que, el tranquilo pueblo se convirtió en un
lugar donde imperaba el chisme y la calumnia.
Convencidos los moradores de que todo aquello era debido a la incorregible lengua del forastero,
resolvieron aplicarle un severo castigo, paralo cual se valieron de tres brujosquienes, despuésde una
serie de oraciones, le dieron un líquido color chocolate y lo convirtieron en un insecto al que pusieron por
nombre chinchilejo.
Ahora, el joven charlatán continúa dando noticias pero ya no intrigantes, sino beneficiosas. Así, por
ejemplo: cuando entra a una casa, da vueltas en ella y luego sale. Esto es un signo segurísimo de que allí
van a tener visita o van a recibir cartas u otras buenas noticias.
Mitos, leyendas y cuentos peruanos. De José María

Se dicen tantas cosas  sobre los caballitos  del diablo…

 

Los caballitos del diablo tienen una morfología muy similar a las libélulas, de las que se diferencian por tener los ojos muy separados y situar las alas, cuando están en reposo, paralelas al abdomen, pero en el mismo plano vertical. Tienen una reputación muy siniestra, pues desde el siglo XV estos insectos fueron vinculados al diablo infundadamente, y algunas de aquellas historias han quedado muy arraigadas.

Por ejemplo, en Cantabria existe la curiosa tradición de que, durante las hogueras del mágico día de San Juan, los siete caballitos del diablo que vuelan esa noche son agrupados y montados por demonios.
Los montañeses los estiman muy dañinos pues creen  que se dedican a pisotear los campos de pastos para destruir los tréboles de cuatro hojas, que otorgarían a
la persona que los encontrase las siguientes gracias: vivir 100 años, no sufrir dolores, no pasar penurias y resistir con ánimo sereno cualquier contrariedad.

Tienen muchos significados

 

Mantis religiosa, santateresa, tatadiós, teresa, campamocha o mecedora (México, Uruguay), madre víbora, mamboretá, cerbatana, usamico, Mboi sy (en guaraní, Paraguay), comepiojos, matapiojos, matacaballo (Caribe Colombiano), armacaballo (Santander, Colombia), maríagarcía (Porcuna, Jaén), muerte (Arroba de los Montes, Ciudad Real), caballito del diablo (Villarrubia de los Ojos y Fuente el Fresno, Ciudad Real) o mula del diablo (zona rural de Costa Rica).
En México, particularmente en el estado de Sonora, popularmente se le conoce como “caballito del diablo“, debido a su caracteristica coloración anaranjada de sus alas y el dolor intenso provocado por su picadura.

Otros caballitos, dioses  del agua

Según el folclore de los países de habla gaélica, seres malignos con forma equina habitan bajo las aguas de ríos, lagos y mares.

Son carnívoros y voraces, y cuando sienten hambre emergen de las profundidades para acechar al ganado y a los seres humanos.

Su aspecto resulta idéntico al de un inofensivo caballo, semejanza que aprovechan para engañar a los incautos que se acercan por la noche a las riberas.

Quien monta en su lomo no vuelve a bajar con vida, pues entonces estas criaturas se arrojan al agua velozmente, arrastrando consigo al sorprendido jinete, quien es devorado vivo si no tiene la suerte de ahogarse antes.

Y así se van sumando leyendas y cuentos

 

El kelpie y el each uisge

Cada zona posee su propia variante o subespecie. En la Isla de Man mora el cabyll-ushtey; en Escocia el kelpie y el each uisge…, todos con sus peculiaridades propias. Así, por ejemplo, los cabyll-ushtey presentan un color gris pálido, mientras que los kelpie son negros o amarillos y a los each uisge se les suele describir con el pelo brillante.

Por otro lado, las dos primeras variantes tienen su hábitat en los ríos, mientras que la tercera prefiere los lagos y el mar. Curiosamente, se dice que los kelpie aúllan y gimen antes de las tormentas y que a los each uisge no les gustan los riñones de sus víctimas, único resto que unos días después del ataque aparece flotando en la orilla.

Caballitos del diablo, caballitos del  Caballitos de la noche de SanJuan, todos se reuúnen en un sólo bloque de significados y llenan la memoria y el misterio de Isalndia y de otros países Eureopeos, de América Latina y de todo el globo terráqueo.

Caballitos del diablo y caballitos  del mar

Los caballitos del diablo alguna que otra vez se encuentran con los cabllitos  del mar. Total, forman parte de un mundo legendario, donde todo es relevante y significativo.

Se cuentan leyendas sobre cabre caballitos del mar… leyendas y más leyendas

Hay una leyenda  que habla de añoranzas, de recuerdos y nostalgias.

Es la leyenda de los caballitos de mar o el morir de añoranza

La leyenda nos cuenta del porqué los caballitos de mar solo tienen una única pareja y mueren al poco tiempo de que uno de los dos fallezca.

Desde los tiempos originarios de su existencia, los caballitos macho mostraron una veta romántica que no los abandonaría nunca. Al comienzo, ese romanticismo se traducía en una serie interminable de amoríos.

¿Qué historias se cuentan?…

Dicen qu los machos de la especie eran unos rompe corazones… e iban por esos mares de Dios enamorando a sus pequeñas congéneres como si el mundo se afuera a acabar al dia próximo.

Las caballitas, solas…

Las chicas sufrían la vocación de casanovas de los machos y criaban a sus pequeñitos sin una solaqueja… pero solas.

Pero dice también que…un dia cualquiera, hace mucho tiempo, un caballito más romántico de lo normal se enamoró locamente de una bella hembra de cola coquetona.

La perseverancia de un caballito

Tanta era su efervescencia que  persiguió a su amada por los siete mares rogándole que le concediera su colita.

La caballita feminista

Ella, que se había vuelto muy feminista porque había vivido los sufrimientos de su madre, de su abuela y de su bisabuela, estaba decidida a seguir soltera y se le escurría entre las algas, siempre rechazaba los deliciosos pececitos  que el galán le regalaba, y finalmente, cansada de tanta persecución, le escribió una fría carta:

“Cansada de esconderme, estimado congénere, le informo que he decidido permanecer soltera para siempre,y así evitarme los dolores de un corazón destrozado por otro amante fugaz. No insista”

El caballito sensible y enamorado

“Apenas leídas estas gélidas letras nuestro héroe rompió en llanto. ¡Justo a él, que amaba sin límites le tocaba en suerte esta caballita de mar tan orgullosa y tan decidida a evitarse sufrimientos!

Pasaban los días y la bella de esta historia recibía toda clase de tristes recados “Está tan delgado parece que quisiera expirar de hambre” decía un amigo “Ay pero si parece alma en pena” comentaba otro.

La caballita firme y decidida

-Ya se le pasará decía la causante de tanto dolor, apenas conozca a otra se olvidara de mi.

Pero el tiempo pasaba y la tan esperada que habría de reemplazarla en el corazón del dolido caballito de mar no aparecía.

El caballito se entrgó a la tristeza

Peor aún, nuestro caballito demente de amor, decidió entregarse en brazos de la muerte. Y escribiendo una bella carta de adiós en un pétalo de anémona marina, se despidió de su amada y partió al encuentro de unos pescadores chinos enemigos mortales de los caballitos, que tienen en peligro su población por su grosera insistencia de envasarlos como medicamento exótico.

Un buen amigo siempre nos salva

Por fortuna, el amigo que había de entregar la misiva, conocedor de la funesta noticia, galopó por las aguas y entregó rápidamente el mensaje.

Una situación extrema  sacude el corazón

La bella se desesperó al leer las palabras del repudiado pretendiente, y con su corazón conmovido por la tenacidad de su amante partió a salvarlo.

-¡Detente! le gritó cuando el infeliz estaba a punto de ser atrapado. Si tú estás dispuesto a expirar por mi amor, yo no puedo menos que rendirme al tuyo.

El amor con el que ellas sueñan…

Dichoso… y sin pensarlo mucho, él le juro amor perpetuo y fidelidad absoluta… y como no le pareció suficiente, se comprometió a compartir los trabajos de la  cría de los futuros caballitos.

Se haría cargo de la incubación de sus futuros hijos. No hay como la alegría de alcanzar lo que se creía inalcanzable para prometer cielo y tierra.

Y se casaron…

Al siguiente dia, en romántica ceremonia, prometieron ante Neptuno que se amarían hasta el ultimo dia de sus vidas.

Y como que ya les dije los caballitos tenían una vocación romántica… apenas su historia se conoció,conmovidos por tanto amor, todos querían imitarlos.

Epidemia de amor

Los romances de un dia comenzaron a ser de mal tono, la moda mandaba ser célibes… y en escaso periodo de tiempo la monogamia era la única forma admisible para ellos.

Como consecuencia de ello, se dieron tan bellas historias de amor entre los caballitos, que el Creador y la Naturaleza solían ponerlos como ejemplo de amor y abnegación… y ellos, orgullosos de esta fama,decidieron dar un paso más en su ya famosa abnegación y pidieron al Creador que les concediera que cada vez que un caballitos perdiera su pareja, el otro muriera de amor.

Encontramos esta historia y nos dicen que es de autor desconocido, nosotros la reacreamos un poco….

Dicen que amar no es morir de amor…

Amar no es morir de amor porque nuestra pareja desaparezca. Tampoco es bueno tenerle tanto miedo al dolor del rechazo que nos neguemos a sentir este maravilloso sentimiento.
Amar es plenitud, amar es sentirse feliz y expresar este sentimiento. Y si bien podemos no ser correspondidos…o traicionados…. siempre nos quedará el haber sentido esta maravilla.

Y qué es el amor visto por un caballito del mar…

Por Qué… verdad que lo echamos en falta cuando no sentimos amor por nadie en particular? El amor es un sentimiento que sale de nuestro interior pero que necesita un punto de focalización externo. Los caballitos  del mar dicen que debemos dar las gracias y disfrutar del don de poder sentir amor…porque no hay manera de poder sentirlo voluntariamente.

El cabllito del mar en la cultura celta

En la cultura celta, este precioso habitante del mar es un símbolo muy plural.

Es parte del mundo de la Diosa Deva, la Diosa de todos los mares y de todos los sentimientos y se dice de el que es fuerte, poderoso y servicial con todos aquellos que se acercan a conocerlo.

Es una figura muy especial. No ha variado nada su estructura a lo largo de los tiempo. Estructura que le obliga a deslizarse por los fondos marinos con elegancia como en una danza peculiar.

Uno de los valores que los Celtas admiraban de esta especia es que el macho comparte con la hembra la crianza y el cuidado de los hijos cosa insólita en las leyes de la naturaleza en aquellos tiempos.

Y algo mas, los huevos una vez que la hembra los deposita, es el macho quien los cuida hasta que nacen los nuevos seres.

 

 

Será que también existen caballitas del diablo y de San  Juan y también son feministas?…

 

Bueno, esta pregunta  no es fácil de responder. Tendríamos que seguir  investigando, pero como dice  el refrán popular “De todo hay en la viña  del señor”… Quién quita  que esto sea verdad, pues los caballitos del diablo sale la noche  de San Juan, un día para la liberación. Quién nos dice que no puedan aparecer muchas  caballitas del diblo, manifestándose  por la liberación de las mujeres y luchando en cotra de la violencia de género contra las mujeres y las niñas y también contra ñas callitas  del diablo y las caballitas  del mar…

REFERENCIAS BIBLIÓGRÁFICAS

http://gustavomirabalcastro.online/

https://mitologiaiberica.fandom.com/es/wiki/Caballucos_del_diablo

https://es.wikipedia.org/wiki/Caballucos_del_Diablu

https://irlandairlanda.wordpress.com/2014/07/09/tradicion-celta-la-leyenda-del-caballito-de-mar/

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code

A %d blogueros les gusta esto: