Estatua Ecuestre de Felipe IV – Gustavo Mirabal

Estatua Ecuestre de Felipe IV de la plaza oriente de Madrid.

Madrid es una hermosa e imponente ciudad de Europa. Esta posee un tesoro desde el punto de vista artístico y arquitectónico. Pues bien cuenta con unas cuantas estatuas ecuestres que realzan el legado que ha dejado a lo largo de la historia la corona española y sus descendientes. Esta singularidad de la ciudad es un atractivo para seguir fomentando lo que es el turismo ecuestre. Por ello en esta entrega abordaremos lo relacionado con la Estatua Ecuestre de Felipe IV de la plaza oriente de Madrid.

El monumento a Felipe IV  es una escultura ecuestre que se encuentra en la plaza de Oriente. Ahora bien, este es uno de los sitios de gran importancia desde el punto de vista de las artes en la majestuosa ciudad de Madrid.

Esta obra de arte ecuestre fue erigida bajo el mandato de la reina Isabel II en la primera mitad del siglo XIX. Por su parte la estatua ecuestre del rey Felipe IV proviene del  XVII.

Más que un artista encargado de realizar esta obra fue un verdadero equipo que trabajó arduamente con el fin de conseguir una obra de arte impecable. El artista que moldeo esta gran obra de arte fue Pietro Tacca,​ bajo la guía del diseño elaborado por  Diego Velázquez. Además contó con el consejo científico de Galileo Galilei para afirmar su permanencia. Por otro lado también formo parte de este maravilloso equipo el escultor Juan Martínez Montañes. En total fueron cuatro brillantes hombres que se encargaron de la creación de la Estatua Ecuestre de Felipe IV de la plaza oriente de Madrid.

Descripción de la obra: Estatua Ecuestre de Felipe IV de la plaza oriente de Madrid.

La obra de arte de la Estatua Ecuestre de Felipe IV es un sinónimo de perfección y excelencia. Esta escultura tiene un elemento que la distingue de las demás pues es una escultura “en corveta”. Por lo tanto tiene las patas delanteras del caballo alzadas, mantenidas sobre las traseras, y prudentemente sobre su cola.

La estatua Ecuestre de Felipe IV de la plaza oriente de Madrid se perfecciona con un pedestal. A su vez se encuentra decorado con distintos colecciones escultóricos y dos fuentes realizados dentro del complejo de las obras de edificación de la plaza de Oriente.

El monolito fue inaugurado el 17 de noviembre de 1843. Es decir hoy en día tiene aproximadamente 175 años de existencia.

Historia de la Estatua Ecuestre de Felipe IV de la plaza oriente de Madrid.

Esta maravillosa obra de arte ecuestre que engalana la ciudad de Madrid fue una brillante idea del monarca. Esto surge a raíz de la existencia de otra estatua ecuestre que hacia homenaje a su progenitor el rey Felipe III.

Como dice el refrán de que el alumno supera al maestro esto parece aplicar pero en el sentido del hijo que supera al padre. Se hace alusión a esto puesto que este hombre de la realeza quería que la obra de arte ecuestre fuese mucho mejor que la anterior es decir la de su padre.

Continuación de la descripción

Por ello la calidad artística e impacto visual debía ser mucho mejor que la de su padre. De allí nace la iniciativa de que la estatua tuviera un elemento que la diferenciara del resto. De allí que el conde duque de Olivares, emitió la orden de que al monarca se le simbolizara empalmado sobre un caballo erguido y caminando en brinco

Posteriormente se le pidió la obra de arte ecuestre al artista plástico de origen italiano Pietro Tacca. Seguidamente le enviaron dos esbozos pintados por Velázquez. Posteriormente vino la fase de construcción de la obra que duro un promedio de seis años en el periodo que comprendió desde el año 1634 hasta 1640.

Dos años más tarde fue transportada a la ciudad de Madrid desde los laboratorios del artista plástico ubicados en la ciudad de Florencia. Allí la estatua fue fundida en bronce.

Este artista pidió el asesoramiento del asesoramiento de Galileo Galilei, quien le dio las indicaciones de cómo elaborar la obra. Esto con el fin de que se mantuviera firme puesto que su diseño era muy peculiar.

 

Galileo y su asesoría perfecta para la elaboración de la estatua Ecuestre de Felipe IV

En vista de que el pedido del monarca era muy singular en cuanto a la forma de la obra de arte. Este no le quedo más remedio que buscar asesoramiento de los expertos para lograr el objetivo. Ahora bien uno de los que dio con la solución acertada fue el ilustre matemático, astrónomo y filósofo Galileo Galilei. Este fue el que dicto las pautas para su perfecta construcción de la estatua ecuestre.

A través de un escrito Galileo Galilei expreso lo siguiente con respecto a la construcción de la estatua ecuestre de Felipe IV:

«Necesitaréis más de ocho toneladas de bronce para vuestra obra, ya que la parte trasera ha de ser maciza. La inclinación, ángulos y cálculos para el vaciado os los haré llegar a la mayor brevedad posible. No dudéis que pondré tanto empeño en esta adivinanza como en el más grande de mis proyectos».

Esta obra se hizo realidad gracias al maravilloso ingenio de un gran equipo. En principio fue Velázquez quien dibujo los bocetos, seguidamente la elaboración a cargo del artista Tacca y conto con los cálculos matemáticos elaborados por Galileo Galilei.

La escultura fue finalizada en el año 1640 en el Palacio del Buen Retiro. Luego desde el año 1843 se encuentra ubicada en la Plaza de Oriente. De allí pueden apreciar su singular belleza.

Ubicación de la Estatua ecuestre de Felipe IV en la plaza de Oriente de Madrid

Si algún día tiene la oportunidad de conocer la ciudad de Madrid debes hacer una visita a la plaza de Oriente. Allí se encuentra el  obelisco con la efigie ecuestre más trascendental de la capital española. Esta es nada más y nada menos que la del rey Felipe IV.

En la plaza de Oriente, mirando hacia el Teatro Real, hallas la estatua ecuestre de Felipe IV sobre un gran pedestal. Siendo un esfinge que se convierte en el eje central de este lugar madrileña.

Si llegas a la plaza de Oriente andando desde la zona céntrica, a través de la plaza de Isabel II, frente a ti encontrarás la citada estatua ecuestre como paso obligado hacia el Palacio Real.

Es un emplazamiento rodeado de jardines donde se concentran los visitantes para hacer fotos de la gran estatua, bien con el fondo del citado palacio o con el del Teatro Real.

En síntesis

La ciudad de Madrid es un tesoro lleno de obras de arte que hacen alusión al segmento ecuestre. Así mismo rinde homenaje a los personajes históricos de la realeza puesto que no solo han tenido buen gusto por el arte. Sino que también tienen admiración por los caballos.

Como podemos ver el caballo se ha inmortalizado en las artes pues son múltiples. Entre ellas podemos mencionar: las esculturas, pinturas y retratos de estos bellos animales. Así que muchos artistas plásticos han visto en el caballo una fuente de inspiración para sus magníficas obras de arte.

Fuentes Consultadas:

https://www.abc.es/madrid/20150115/abci-estatua-ecuestre-felipe-galileo-201501141401.html

https://guias-viajar.com/madrid/capital/monumento-estatua-ecuestre-felipe-iv-plaza-oriente/

https://es.wikipedia.org/wiki/Monumento_a_Felipe_IV

Para más información visita:

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/quien-es-gustavo-mirabal-castro/

 

http://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/lo-que-esconde-gustavo-mirabal-castro-ii/

 

http://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code