CHORRO EL INDIO EN EL ESTADO TÁCHIRA – GUSTAVO MIRABAL

Artículo #56 de la serie

Gustavo Mirabal en Venezuela

 

De paseo por el estado Táchira

Nuestros viajeros incansables recorren parte  del estado Táchira. Es vez visitarán el Parque Nacional Chorro del Indio y también conocerán el Museo del Táchira, entre otros espacios extraordinarios de esta región en que la gente es muy amable y educada.

Hermosa geografía

Hay una exuberante topografía con variadas pendientes por donde pasan ríos y quebradas que van a desembocar al río Torbes o al Uribante, así como espléndidos bosques húmedos que al ascender se convierte en nublado paraíso de diversas especies, vegetales y animales que son protagonistas en este mágico escenario de más de 16.000 hectáreas, y que representan un pulmón natural y un lugar de recreación para sus habitantes.

 

Excursión al Parque Nacional Chorro del Indio

 

En una pequeña excursión al Parque Nacional Chorro el Indio, la abuela Isabel Teresa, María Gabriela y Gustavo conversaban animadamente con el señor Armando y un joven sobrino de éste llamado Carlos Alberto.

-Menos mal que este parque queda cerca de San Cristóbal y aprovechamos la tarde-dice la abuela Isabel Teresa, pendiente de Gustavo y María Gabriela quien caminaban adelante con Carlos Alberto.

Las preocupaciones  de la abuela

 -Así es mi señora-le respondió el señor Armando-no se preocupe por los niños, que todo está bien, aquí no hay peligro vea, la noto inquieta.

-Bueno, muchas veces el peligro lo hace uno mismo con la imprudencia, usted sabe-refutó la abuela-¡María Gabriela! ¡Gustavo!, esperen…

El asombro de María Gabriela y Gustavo

-¡Abuela apúrate para que veas esto!-grita María Gabriela, al observar un magnífico chorro de agua abundante y recto, que emergía de una pendiente de exuberante follaje.

-¡Impresionante!-dice riendo Gustavo-¿de dónde viene tanta agua?

-En este parque nacen numerosas quebradas, como la Jabonera, la Cachicama, la Verdosa, que van a dar a los ríos Torbes y Uribante, y que son a su vez, los más importantes de esta región andina-explica Carlos Alberto.

 

La abuela Isabel Teresa Maravillada frente  al paisaje

 

La abuela Isabel Teresa reflejaba en su rostro una gran satisfacción y apenas dijo:

-La naturaleza es prodigiosa…a veces nos deja sin palabras.

-Si mi señora este parque es una pequeña muestra de lo que nos regala la naturaleza, quizás hoy no de tiempo para llegar al Mirador de la Loma del Viento, donde podría admirar la ciudad de San Cristóbal en todo su esplendor o al Páramo de Guarín o al del Oso, bueno y otros paisajes, ya que este bosque es muy grande.

 

María Gabriela y Gustavo se preocupan por los animales

– ¿Y aquí no hay animales?-preguntó María Gabriela.

-Si-responde amable Carlos Alberto-aquí podemos encontrar venados, pacas, osos hormigueros, osos frontinos, zorros, gavilanes, paraulatas, etc.-¿Paca? ¿Cómo es la paca?-preguntó Gustavo

-Es un roedor, también le decimos lapa paramera, está cubierta de un pelaje pardo, con manchas blancas redondas, se alimenta de vegetales. Es objeto de la caza indiscriminada, ya que su carne es sabrosa.

El oso frontino

-¿Y qué nos puedes decir del Oso Frontino? ¿Es peligroso?-preguntó entusiasmada María Gabriela-yo lo he visto en fotos.

-No es peligroso, al contrario es muy temeroso al humano. Se alimenta de hierbas. Come otros animales si los consigue muertos, pero no es agresivo. También es amenazado por los cazadores furtivos y está en peligro de extinción.

 

La abuela cuestiona el extermino de los animales

-Que lástima que haya gente inescrupulosa que extermine animales y destruya la naturaleza para satisfacer su codicia-dijo la abuela, y dirigiéndose a los niños y a Carlos Alberto-es importante que las nuevas generaciones tomen conciencia y se aboquen a cuidar más el medio ambiente.

-Así es mi señora, vea… ¿si no cuidamos este parque tan hermoso, con sus árboles y animales que nos quedará mañana?-argumentó motivado el señor Armando.

Continuaron atrapados por la belleza de la naturaleza

Siguieron caminando por aquellas praderas de inconmensurable belleza buscando la salida del Parque, antes que la claridad del día se extinguiera.

Regresaron a la posad, descansaron y prepararon el itinerario del día  siguiente. Planificaron entre otras visitas, acercarse  al Museo del Táchira.

 

Preparados para el otro día

Dejaron todas las cosas preparadas, incluyendo la cámara fotográfica y el libro de notas para registrar lo más importante del paseo.

Estos viajeros  además  de divertirse, parecen unos investigadores de las costumbre, la geografía y las tradiciones populares.

 

Camino hacia el Museo del Táchira

El día estaba húmedo, una suave llovizna caía sobre el pavimento y el frío obligaba a usar abrigos o bufandas.

-Bueno hoy parece que va a llover todo el día-balbuceó la abuela Isabel teresa, apurando el paso, ya que María Gabriela y Gustavo estaban esperándola en la entrada de la posada.

-¡Abuela!-llamaba María Gabriela sonriendo-llegó el señor Armando.

-Ya voy…ya voy-decía la abuela con voz tranquilizadora.

Saludaron afectuosamente al señor Armando. La abuela María Gabriela se sentó a su lado y le sugirió conducir con cautela, ya que el piso estaba mojado.

-Así es mi señora-contestó el señor Armando-pierda cuidado, vea vamos despacito.

En el Museo…

El Museo del Táchira está situado en la Hacienda Paramillo en la Avenida Universidad de San Cristóbal. Es un Museo Antropológico ya que su principal colección se refiere a muestras arqueológicas, etnológicas y etnográficas.

Al entrar al recinto fueron recibidos por una linda joven, que con una fraternal sonrisa los condujo a las salas de exposición.

En el recorrido por el museo

-Bueno comenzaremos nuestro recorrido por el circuito uno, aquí obtendrán información acerca de la evolución humana, fíjense que aquí les explican cómo cambia física y culturalmente-explica la joven viendo los rostros de los visitantes, como esperando alguna pregunta.

Conociendo fósiles de millones de años

 

-¿Y esto qué es?-preguntó Gustavo, señalando muestras de fósiles expuestos en una vitrina, muy bien cuidados.

-Son fósiles provenientes de diversas partes del planeta-se apresuró a responder la joven, y continuó-son restos que datan de hace unos Dos millones de años.

 

Conociendo la arqueología regional

 

En todo el recorrido María Gabriela y Gustavo preguntaron mucho, al llegar al área donde se muestra la Arqueología Regional, Gustavo se quedó frente al mapa donde destacaban los distintos grupos indígenas que habitaron en Táchira antes de la llegada de los españoles. La guía se acerca y le explica:

-Cada grupo indígena se diferencia gracias a ciertos hallazgos realizados, como huesos y  diversos objetos, para luego tener una idea de cómo vivían.

 

Sorprendidos frente a la cultura popular de tradición oral

 

María Gabriela y la abuela Isabel teresa quedaron deslumbradas en la Sala de Cultura Tradicional, donde disfrutaron de la cerámica, cestería, alfarería, fotografía de viviendas y otros enseres.

 

-¡Que bello abuela!-exclamó María Gabriela-aquí dice que esta artesanía es Alfarería de Lomas Bajas en Capacho.

 

-Si hija, y esta cestería tan rara es de Palmira-explicó la abuela señalando muestras originales del fruto del trabajo de los primeros tachirenses.

 

Terminado el recorrido esperaron un rato la llegada del señor Armando para continuar el paseo del día por la ciudad de San Cristóbal. Luego les contaremos…

 

María Gabriela escribe brevemente  su diario:

Querido Diario, espero que estés tan bien  como yo que he disfrutado mucho este paseo. Hemos gozado un mundo. Visitamos el Parque nacional Chorro del Indio, disfrutamos  de los paisajes y nos hablaron de de la flora y de la fauna del parque y fíjate Diario, yo creía  que el oso frontino era peligroso y resulta que no, que es inofensivo…

Qué raro que Gustavo no preguntó por los caballos, porque él siempre pregunta… Claro, pero aquí estaba  muy entretenido…

Después visitamos el Museo del Táchira y nos quedamos todos impresionados. Vimos unos fósiles que  tienen millones  de años. ¡Increíble!

Bueno, Diario querido, hasta mañana.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

https://gustavomirabalcastro.online/

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/lo-que-esconde-gustavo-mirabal-castro-ii/

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/que-esconde-gustavo-mirabal-castro/

  

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code