Unicornio

Mamá, ¿los unicornios existen?…

Una niña preguntona y una madre soñadora

 

Arantza me sorprendió ayer con una pregunta. Me preguntó por los unicornios cuando menos me lo esperaba, en medio de los quehaceres cotidianos. Ella estaba haciendo sus tareas, encima de la mesa en la que solemos colocar todas las cosas y realizar todos  nuestros trabajos. Me preguntó: “¿Mamá los unicornios existen?”…

Me cayó de sorpresa esta pregunta y un torbellino de inquietudes  arropó todo mi ser. Dejé lo que estaba haciendo y fue como si me hubiera montado en una nube y desde allí viera pasar mi infancia y parte de mi adolescencia.

En un primer momento no supe que responderle, pero sí sabía  en lo más profundo de mi ser, que para mí, sí existen los unicornios y que pueden ser de diferentes  colores y que además  cabalgan en mi imaginación y que cada vez que quiero que un deseo se me cumpla, pienso en un unicornio de un color específico y casi siempre mis deseos se cumplen.

Arantza siguió preguntando por los unicornios y por qué existen y quiénes son sus padres y por qué tienen un cuerno en la frente y por qué son blancos y por qué  pueden ser de diferentes colores. ¡Uf! no paraba de preguntar y yo  no paraba de  soñar y de buscar la forma  más adecuada de responderle.

 

El Unicornio Azul

 

Unicornio

 

Recordé un canción hermosísima que cantaba Silvio Rodríguez, un cantautor cubano de la Nueva Trova Cubana que  se titula Mi Unicornio Azul. Recuerdo  que  a una de mis tías  le encantaba esta canción, yo tendría como unos cuatro o cinco años y mi tía me llevaba  al parque y jugábamos mucho y ella me contaba historias  de unicornios, de caballos que volaban, de princesas encantadas, de caballos que eran bien bonitos y también de tortugas y tortugos.

Recuerdo mucho el cuento de Arturo y Clementina que trataba de una historia  en la que el tortugo se la pasaba descalificando todo el tiempo a Clementina porque ella quería ser artista y le gustaba la libertad. Pero finalmente Clementina logra alcanzar  sus sueños y su libertad, a pesar de Arturo.

Mi tía también compartía  su música con nosotros, con todos  sus sobrinos. Logro recordar que una noche de luna llena, nos contó muchas historias  de la luna en la azotea de la casa y nos invitó a mirar el cielo  y nos puso a escuchar la canción de Mi Unicornio Azul que  a ella tanto le gustaba.

Mi Unicornio Azul es una historia un poco triste, pero es muy bonita, la música es linda.  El unicornio al final se va y se separa de su dueño. También se va en búsqueda  de  su independencia. Pero es  que realmente, nadie  le pertenece  a nadie. Ese es el verdadero amor, el amor que logra entender que podemos compartir la vida, pero que no podemos perder nuestra esencia.

 

 

La pregunta continúa

 

Pero mami dime. ¿De verdad existen los unicornios?

Pues  no podía pasar más tiempo ensimismada, sumergida  en mis recuerdos y tuve que concentrarme en dar una respuesta que pudiera satisfacer a Arantza, que de paso no se conforma nunca con respuestas superficiales, porque es curiosa, detallista y acuciosa y tiene espíritu de investigadora y estoy segura  que  si no le hubiera respondido, igual ella iba a meterse en internet e iba  averiguar, o iba  a buscar en la biblioteca del colegio o en la casa, desmantelando los estantes hasta encontrar respuestas.

Entonces tuve que bajarme de la nube del ensueño y de los recuerdos y aterrizar en una respuesta convincente y muy bien argumentada.

 

¿Qué es un mito?…

 

Así que me di a la tarea de decirle  que el unicornio es un animal mitológico y que  se encuentra  en primer lugar  en la cultura  griega, es decir  en la historia  más  antigua y tuve también que explicarle  qué es un mito.

Y tuve que decirle también que el unicornio fue un ser magnífico y muy valorado durante  toda la Edad Media.

Le dije que los mitos son historias de tradición oral y que están llenas  de fantasía y que  los personajes que  aparecen en ellas nos explican el comportamiento de los seres humanos y también nos explican sobre las fuerzas  de la naturaleza. Los mitos están protagonizados por dioses, héroes o personajes fantásticos. Y por supuesto, le comenté  que el unicornio forma parte de este universo y por ello es considerado un personaje mitológico.

Cómo son los Unicornios

 

Arantza no paraba de hacer preguntas y una vez que le dije  que el unicornio es un ser mitológico, me pidió que le contara con más detalles cómo son realmente los unicornios.

Le conté  que los  unicornios  son representados  frecuentemente como un caballo blanco, con barba de chivo, con fuertes pezuñas y un cuerno en su frente. Ya ella lo sabía porque por alguna razón me hacía la pregunta; pero quería que se lo explicara en detalle.

Se suele decir que en la Edad Media y en el Renacimiento, se describía como una criatura del bosque, sumamente salvaje. Y a todo esto se agrega que el unicornio es símbolo de pureza y elegancia. Lo que comprobamos  al leer la literatura sobre las historias y las leyendas de unicornios, en las imágenes, en las obras de arte que han reproducido este fabuloso animal mitológico.

 

El Unicornio siempre ha tenido su propio jardín

 

Le narré a Arantza sobre algunas experiencias que  conocía  sobre los unicornios y le conté que en un libro hermosísimo titulado De la historia y la verdad del Unicornio de Michael Green,  se habla del mundo de los símbolos y de las fantasías.

Y dentro de este mundo fantástico, existe un jardín para el unicornio. Un jardín en el que se cultivan flores luminosas y donde  el unicornio pasa tiempo meditando.

Pero además en este jardín, el unicornio establece una profunda  amistad  con los seres humanos y  los protege de todo mal, de todas las adversidades: “Así pues, el unicornio, hermano mayor, amigo y guía, vigilaba que ningún hombre se aventurara fuera del jardín” (Green, 1986:26)

Fue así como a través del tiempo, se establecieron  lazos  de profunda amistad entre el unicornio y las personas. Esta amistad durará toda la eternidad: “Entonces se forjaron los lazos que el tiempo jamás podrá desatar, por larga que sea la separación existente, jamás el unicornio y el hombre volverán a encontrarse como extraños” (Green, 1986:27)

Y colorín  colorado, esta historia, apenas  ha comenzado…

 

Parecía  que Arantza estaba satisfecha  con las respuestas, pero su curiosidad es infinita y quería  que le contara historias  de unicornios.

Ya había que ir cerrando todas las conversaciones porque se hacía tarde y había que irse a dormir y a descansar,  porque hay que madrugar para  ir a la escuela  al día  siguiente y para asumir la rutina diaria de trabajar y dar el salto de la fantasía  a la cotidianidad.

Sin embargo, me hizo prometerle que continuaría contándole historias y leyendas de unicornios. Es más, me hizo prometer que investigaríamos juntas y a profundidad por qué los unicornios existen y que además publicaríamos juntas lo que  escribiéramos y se lo prometí y en una próxima entrega les contaré más en detalle sobre las leyendas del Unicornio.

Arantza, también me dijo:

  • Mamá, no importa, yo también como tú, creo en la magia de los unicornios y sé que esta noche vamos  a soñar las dos con alguna de sus leyendas y nos vamos a encontrar en ese sueño y yo le voy a pedir un deseo al unicornio azul y sé  que se me va a cumplir y ese deseo es tenerte siempre a mi lado para que me cuentes historias de aventuras y de unicornios y me permitas volar con mi imaginación y tu imaginación siempre, siempre, hasta el infinito.

Le di un beso a mi niña hermosa y nos fuimos con nuestros sueños a descansar y a soñar con una nueva aventura, porque quién dijo que los unicornios no existen.

 

Bibliografía consultada:

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/el-verdadero-gustavo-mirabal-castro/

https://www.gustavomirabal.es/uncategorized/gustavo-mirabal-en-el-mundo-ecuestre/

https://www.gustavomirabal.es/equitacion/el-hipismo-en-venezuela-tiene-nombres/ 

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.linkedin.com/in/gustavomirabalcastro/

https://twitter.com/gmirabalcastro2

http://about.me/gustavomirabal

https://www.google.com/search?q=el+unicornio+existe&oq=el+unicornio&aqs=chrome.2.69i59j69i57j0l4.13468j0j8&source

https://mitologia.fandom.com/es/wiki/Unicornio

Green, Michael (1983)  De la historia y la verdad del Unicornio. Colombia, Editorial Urano

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code