Colchón financiero la herramienta de ahorro que te saca de apuros

Colchón financiero

Colchón financiero

Ahorrar es fundamental para contar con recursos al momento de una emergencia.

El sacar un porcentaje mensual del salario requiere voluntad y firmeza.

Estas cosas son vitales para que al momento en que un imprevisto toque a la puerta, se pueda manejar la situación…

Haciendo uso del colchón financiero y no endeudando la tarjeta de crédito hasta la estratosfera.

Por ello, en este post vamos a tratar la importancia de contar con un ahorro que permita cubrir necesidades en un momento dado.

Sin embargo, antes de ahondar, vamos a definir qué quiere decir: colchón financiero.

Según el Banco de España:

El colchón financiero es “un dinerito ahorrado para hacer frente a cualquier situación inesperada sin tener que pedir un préstamo o endeudarnos peligrosamente con tarjetas de crédito” 

Ahora que tenemos claro el concepto hablemos de la importancia que tiene para toda persona, empresa, etc, contar con unos recursos que en tiempos de dificultad sean de gran ayuda.

Con sólo mencionar la palabra en cuestión viene a la mente una sensación de comodidad y tranquilidad puesto que el colchón es un sinónimo de descanso.

¿Por qué ahorrar?

Parte de una vida financiera saludable es tener la capacidad para ahorrar, es decir, para apartar una cantidad de dinero que sirva como respaldo.

Aunado a que cuando se necesita un ahorro para algo, realmente le brinda seguridad a la persona.

Sin embargo, no todas las personas se proponen tener esa reserva y por ende viven endeudándose con la tarjeta de crédito.

La conclusión es que ante una emergencia no tiene cómo solventarla y debe recurrir a un crédito en el banco o un préstamo personal con algún amigo, conocido, familiar, etc.

Estadísticas demuestran que las personas no son constantes con el ahorro

Según el III Estudio de Comparación Online hacia el Ahorro Inteligente, que elaboró Rastreator:

Casi 5 de cada 10 españoles no es capaz de lograr un ahorro mensual de sus ingresos por una cuantía superior a los 200 euros.

Lo que significa que las personas no ahorran una cantidad fija sino algo mínimo que no les permite ni siquiera: apropiarse del término colchón financiero.

Esto pone en evidencia que se requiere de voluntad y firmeza para llevar adelante una planificación financiera mensual en la que el ahorro sea una parte importante.

Colchón financiero: Dos momentos en el que es importante contar con él

La vida no es estática, siempre hay altos y bajos, tiempos en los que pasan cosas que no se esperaban y requieren una activación inmediata, una decisión.

Vamos a hablar de dos momentos en los que, contar con ahorros pueden salvar una vida e incluso, sacarlos de un terrible aprieto.

Ejemplo 1: Una enfermedad o cirugía

Cuando un miembro de la familia resulta quebrantado de salud y no se cuenta con el dinero suficiente porque hay que pagar el alquiler, el colegio de los niños y el mercado…

Entonces hay que hacer uso de aquel dinero guardado debajo del colchón  o en una cuenta de ahorro, a fin de cubrir esa emergencia.

Lo mismo ocurre cuando hay que hacerse una cirugía de carácter urgente.

Cuando algo inesperado sacudió a la monotonía y hay que resolver de manera urgente.

De ahí la importancia de contar con un ahorro, un colchón financiero que sustente económicamente ese momento, esa circunstancia.

Ejemplo 2: Te quedaste sin empleo y las cuentas siguen llegando

Por un momento piensa que te quedaste sin empleo y las cuentas siguen llegando semanalmente o mensualmente.

¿Entonces qué harás? Por eso es tan importante que cuando estés trabajando apartes un porcentaje fijo a fin de tener una reserva.

De tal modo que, si te quedas sin empleo puedas garantizar que haya comida en tu casa, que las cuentas se cancelen y los niños no tengan problemas para entrar al colegio por falta de pago.

Voluntad y firmeza las dos claves para tener un colchón financiero

Decir que ahorrarás y no hacerlo es más común de lo que la gente cree.

Apenas aparece el último tv de marca o smartphone último modelo todos quieren tenerlo.

La tecnología, el diseño, el color suele atrapar y, aquello que querías ahorrar se quedó en la compra de este “antojo”, tal vez innecesario.

Por tal motivo, llegó lo inesperado y no te alcanzó para cubrirlo e incluso, tuviste que pedir un crédito para salir del apuro.

Al final de este episodio, quedaste sin dinero y con una deuda que se suma a lista de pasivos. Porque es un dinero que no te quedará cuando consigas tu próxima quincena.

La voluntad para ahorrar está caracterizada por la convicción de que ahorrar no es una pérdida de tiempo o dinero, sino una forma de construir tu colchón financiero.

Firmeza, el pacto contigo mismo

La firmeza es necesaria para que cuando recibas esa quincena o mensualidad no te gastes todo y luego estés pidiendo préstamos.

Ser firme cuando venga la tentación por comprar cosas que no estaban en la lista de prioridades, garantizará que el fondo de ahorro para emergencias siempre esté en nivel óptimo.

La firmeza es una especie de pacto que debe hacer la persona consigo misma, una promesa que tiene que cumplirse aunque haya una mega oferta en el producto que más le gusta.

Planifica ese ahorro – colchón financiero

La planificación es la base para una vida financiera saludable, sin ella todo lo que se gana se puede ir como agua entre los dedos.

En este sentido, expertos recomiendan planificarse con el ahorro creando un mecanismo que sea fácil de cumplir.

Eso sí, hay que respetarlo mes a mes, a fin de que ese colchón financiero crezca.

Lo que especialistas recomiendan:

  • Tener ahorrados entre 3 y 6 meses de gastos. Pongamos un ejemplo: Si tus gastos mensuales (hipoteca, suministros, comida…) suponen unos 1.000 € al mes, debes tener ahorrados entre 3.000 y 6.000 €.
  • Otra opción es ahorrar entre 3 y 6 meses de salario (independientemente de tus gastos). Por ejemplo, si tu salario es de 1.500 €, necesitarías tener ahorrado entre 4.500 € y 9.000 €.

¿Dónde guardar el dinero?

Una vez que tienes la firmeza y constancia para ahorrar debes tener claro dónde lo vas a guardar.

Hay quienes literalmente tienen el dinero guardado debajo de su colchón y de paso le comentan a sus amigos.

Recuerda que ese tipo de cosas requieren prudencia, porque hay casos en los que las personas revelan dónde está su dinero guardado y son robados.

Expertos recomiendan

Tener una cuenta bancaria independiente a la de su nómina así como a la que usa para guardar el dinero que mensualmente está destinado a gastos.

Los expertos recomiendan tener una cuenta de ahorro exclusiva que tenga estos requisitos:

Una cuenta sin comisiones, en la que se pueda generar algún tipo de interés que sume a ese ahorro y no reste.

Asimismo, esa cuenta debe estar disponible siempre y no representar ningún tipo de riesgo bancario.

Consejo final – colchón financiero

Haga un análisis de las personas a su cargo, saque cuentas de cuánto podría necesitar en una emergencia y comience a trabajar en función de ello.

Los siguiente es eliminar las deudas de tu vida financiera. Controle los gastos y los ingresos.

Haga una revisión de lo que gana, lo que gasta y en qué lo gasta, esto le dará un panorama más claro al respecto y podrá apartar el porcentaje para ahorro sin descontrolar los pagos importantes de cada mes.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Enlaces de interés:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code