Cuidado emocional

Cuidado emocional del caballo

Cuidado emocional

Cuidado emocional

Tienen una sensibilidad asombrosa que les permite conocer lo que pasa a su alrededor, les falta voz para comunicarse, pero en lugar de eso se expresan con su cuerpo.

Los caballos tienen las emociones a flor de piel y esto hace que los acerque o aleje de los humanos.

Es por ello, que como dueños de caballos o si alguna vez contempla la idea de tener uno, es preciso que vele por el cuidado de las emociones del mismo.

Estos equinos son muy sensibles e inteligentes, científicamente está comprobado que los caballos tienen una inteligencia emocional que los eleva por encima de otros animales.

Inclusive, hacen la similitud entre los caballos y los perros, animales que consideran como el mejor amigo del hombre.

El perro es muy amoroso, sensible y capaz de tener un vínculo hermoso con su dueño o dueña.

Son inteligentes y reaccionan de acuerdo al entorno en el que se encuentran.

Lo mismo pasa con los caballos, estos saben cuándo alguien viene con malas intenciones y busca escapar.

Los perros también perciben este tipo de cosas y suelen atacar en defensa propia y cuidar de los suyos.

Por su parte, los caballos toman esa actitud defensiva cuando sienten que están en problemas y que esa es la única manera de hacerles frente.

Recordemos que los equinos pasaron de una vida libre a un corral en el que el hombre es líder de su manada.

Muchos de ellos ni siquiera conocen la vida libre en las llanuras o las montañas porque sus padres fueron domesticados.

Y a diferencia de los caballos salvajes, llamados así porque no están domados por el hombre, estos son más apegados a su vida en libertad,

Es por eso que el proceso de adiestramiento no es tan sencillo como parece.

Cuidado emocional de los caballos

Luego de este breve paseo por el lado emocional del caballo es necesario traer a colación el hecho de que estos animales aunque son grandes y fuertes tienen un gran amor por su entorno.

El caballo es un animal que en su vida salvaje disfruta de la compañía de otros caballos, de su familia equina.

Pero cuando esa familia equina ya no es otro animal sino un humano, el caballo tiene que saber que ya no es el líder y que ahora ha comenzado una nueva etapa.

Los caballos andan siempre en manada, se cuidan unos a otros, se defienden, pelean contra otro que quiera sobrepasarse o agredir a uno de su manada.

En decir, el equino no está acostumbrado a andar solo y mucho menos a ser egoísta.

Por ello, es que se debe velar por ese cuidado emocional a fin de que sean plenos.

La vida de un caballo se nota a leguas, así como la de un caballo triste, el cual en sus ojos refleja su estado de ánimo.

cuidado emocional

Los caballos tienen emociones puras

Los caballos tienen emociones puras, es decir, sin premeditación, como sí lo hace el ser humano.

Estos animales con base a sus recuerdos de la persona actúa. Lo que se debe a la gran capacidad de este equino de almacenar información importante.

Un ejemplo de esto es: Cuando un caballo tiene un accidente en su medio de transporte, porque iba de un lado a otro, empieza a temerle al camión de traslado.

No querrá subirse porque piensa que le pasará lo mismo. Se asusta.

Este miedo debe ser tratado por un psicólogo de caballos y tras la terapia, su dueño tiene que recordarle que subirse al camión no es malo, que lo ocurrido pasó y no ocurrirá nuevamente.

Es decir, se debe trabajar la confianza del animal.

Lo mismo sucede cuando un caballo es maltratado por una persona – Cuidado emocional

De igual forma ocurre cuando una persona lo hiere, sea con gritos o con golpes.

Puede ser el jinete, el dueño del caballo, el entrenador e incluso quien limpia su box.

Por ende, el caballo sentirá recelo y no querrá que esa persona se le acerque.

En este caso se debe descubrir qué es lo que está afectando las emociones del animal y asegurarse de que aquello que lo indispone sea quitado.

Los traumas en los caballos existen

La Universidad de Sussex hizo un estudio acerca de las emociones de los caballos y lo que descubrió es exactamente lo que ya otros científicos aseguraban:

El caballo es capaz de sentir emociones fuertes e identificarse con el humano tanto como los perros.

Lo cual lo coloca al mismo nivel de los caninos.

A continuación les contamos en qué consistió el experimento que permitió llegar a dicha conclusión.

El estudio sobre las emociones del caballo – Cuidado emocional

Los investigadores de la Universidad Sussex seleccionaron a 28 caballos para exponerlos a retratos de humanos con diversas expresiones faciales.

El director del proyecto aseguró que ante rostros de personas enfadadas los caballos reaccionaban de la siguiente manera.

“El ritmo cardíaco se les aceleraba en el acto y la tendencia era a volver la cabeza para ofrecer el ojo izquierdo”.

Señaló que las palpitaciones del caballo aumentan y este voltea la cabeza, sin embargo, mira al humano con su ojo izquierdo devolviéndole la mirada amenazadora.

“Los caballos pueden haber desarrollado una habilidad ancestral e instintiva para interpretar nuestras emociones”, asegura Karon McComb, coautora del estudio.

McComb sostiene que esta capacidad para interpretar las emociones humanas y responder ante ellas la van perfeccionando con los años.

Por lo que, los caballos alcanzan un gran nivel de inteligencia social que los acerca de tal manera que construyen un vínculo con el humano.

O si por el contrario, tras ser víctimas de maltrato llegan a repudiarlo y querer escapar en todo momento para evitar los golpes, la falta de atención o las agresiones verbales.

¿Pueden las palabras afectar a un caballo?

Debido a la capacidad de la que les hemos hablado, las palabras negativas que buscan bajarle la moral al animal le afectan.

Su estado anímico baja y puede caer en depresión al ver que no cumple las expectativas. Y si a eso se le añade golpes, castigos relacionados con falta de cuidados básicos.

El animal se deprime y no querrá hacer nada.

Quien decida romper ese ciclo y ayudar al animal, tiene la tarea de ganarse su confianza y demostrarle que también hay personas buenas a las que sí le importa.

Por eso es tan importante el cuidado emocional del caballo.

Estudios en 2015 y 2017 señalan que los caballos reconocen el movimiento corporal humano

El primer estudio que se hizo para determinar si los caballos pueden reconocer las emociones humanas ocurrió en 2015 por la Universidad de Sussex.

Sin embargo, dos años después, 2017, los mismos investigadores decidieron hacer un segundo estudio para conocer si algo había cambiado y esto fue lo que encontraron.

“Los caballos podían leer el lenguaje corporal humano, incluso cuando no conocían a la persona”.

El estudio indica que los caballos miraron al hablante 1,4 veces más cuando estaban familiarizados con él.

Tras esto, la gran conclusión de los investigadores es que los caballos son capaces de asociar el tono de voz con expresiones faciales para interpretar las emociones humanas.

Cuidado emocional

Tras este estudio cabe reflexionar acerca de cómo se está tratando a los caballos.

No podemos obviar que estamos frente a animales inteligentes, sociables, a los que les gusta tener familia y sentirse en familia.

No les gusta andar solos y cuando están domesticados, los humanos son esa familia, esa manada, en la que el caballo ya no tiene el control, su nuevo líder es el hombre.

Y por ello es vital que ese líder lo cuide, lo ame y respete por lo que es, un animal sin igual.

Enlaces de interés:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code