Niño Simón

SAN MATEO DEL ESTADO ARAGUA: UN ENCUENTRO CON EL NIÑO SIMÓN, GALOPANDO POR ESTAS TIERRAS


Artículo #9 de la serie:
GUSTAVO MIRABAL EN VENEZUELA

Les contamos lo que descubrimos paseando por San Mateo

 

Hacienda de San Mateo
Hacienda del Ingenio Bolivar

 Muchas veces hemos ido de paseo por el estado Aragua. Esta vez nos fuimos a San Mateo. En la carretera de la Encrucijada en el camino de La Victoria a San Mateo se ubica la Hacienda del Ingenio Bolívar. En el Museo de la Caña de Azúcar, nos esperaba un joven que nos daría una visita guiada para mostrarnos la parte baja de La Hacienda del Ingenio Bolívar. Fue fundada en el año 1593 por Simón Bolívar, “el mozo”, el tatarabuelo del Libertador Simón Bolívar.

Casa de Bolívar en San Mateo, estado Aragua

Esta hacienda fue heredada por el Libertador. Algunas personas del pueblo de San Mateo, que aman profundamente al Libertador, dicen que él nació allí y que fue registrado formalmente en Caracas.

En la parte alta se ubica el Museo de Armas, área de residencia de la Familia Bolívar, donde habitó con María Teresa del Toro. Allí nos contaron algunas anécdotas  del Niño Simón  Bolivar

 

El niño Simón y su primera vinculación con los caballos

 

Niño Simón

Dicen que las historias de Simón Bolívar y los caballos que supuestamente tuvo el  libertador, están llenas de hechos reales y que se confunden con anécdotas, y  leyendas.
Como sabemos a través  de la historia, Simón era el menor de cuatro hermanos. Era un niño inquieto y muy rebelde  y cuentan sus biógrafos que se le enfrentó a sus maestros. Cuentan sobre una situación que vivió con el Licenciado Miguel José Sanz,  quien era abogado, pero además era buen jinete y estaba tratando de enseñar a montar  a caballo al niño Simón, cuando apenas tenía cinco años.

El maestro José Sanz acostumbraba a dar lecciones al niño Simón montando a caballo por los  extensos potreros de la hacienda de San Mateo y una mañana  el maestro Sanz, montaba un hermoso Caballo de paso y el niño Simón se tambaleaba en un burro que era lo que le daban en principio para practicar.

 

Carácter y firmeza desde temprana edad, mostraba el niño Simón

Cuentan que el maestro Sanz, le dijo: “Usted nunca será un hombre a Caballo” El niño Bolívar muy molesto le replicó, aunque con mucho respeto y valentía: “¿y cómo voy a ser un hombre a caballo, si lo que me dan a montar es un burro?”.

Pasó el tiempo y a los nueve, su hermana María Antonia le regaló su primer caballo. Cuentan que al montarlo y pasear por los jardines de la hacienda San Mateo, el niño Simón, a sus nueve años impresionaba a todo aquel que lo veía hecho un caballero andante. Su figura diminuta  se acoplaba al caballo de tal manera, como si fueran una sola figura y como se ha representado en muchas obras escultóricas.

Bien sabemos que Simón Bolívar tuvo varios caballos  a lo largo de su vida, pero el más famoso fue su caballo Palomo, que lo acompañó en varias batallas.

 

De paseo con unos niños muy inquietos y muy curiosos

Los niños estaban bastante inquietos; no paraban ni un segundo. No paraban ni en movimientos, ni en la manera e insistencia de preguntar ¿Será por el peso de la historia en un espacio tan grande y tan pequeño al mismo tiempo? Marisol y Anthony conversaban mucho y hacían reflexiones interesantes que nos llamaron particularmente la atención

Marisol ¿te imaginas al Libertador Simón Bolívar cuando era niño, corriendo por esta hacienda, subiendo y bajando estas cuestas empinadas, hablando con sus maestros?

-Imagínatelo Anthony. Yo creo que a él, también le gustaba jugar como a nosotros. ¿Sería como tú y como yo? ¿Cómo sería con su hermana María Antonia Palacios?

-Sí, seguro que a él también le gustaba jugar; pero tuvo una responsabilidad muy grande. Fue el Libertador de cinco naciones. A mí me gustó mucho la respuesta que le dio el niño Simón a su maestro de apellido Sanz. Simón se defendió muy bien. A mí también me gusta montar  a caballo, como a él.

Marisol respondió con un gesto de asombro y tomó de las manos a su abuela y a Anthony para subir la cuesta que conduce al Museo de Armas.

 

El sacrificio de Ricaurte

 En el museo de Armas, allí otra joven les explicó con detalle el sacrificio de Ricaurte, el 25 de marzo de 1814:

“Ricaurte, viendo perdido el gran material, las armas que tenía a su cuidado, mandó a salir a sus compañeros y a desalojar la casa. Esperó justo el momento en que penetrara el mayor número de realistas y con un tizón encendió el lugar. Se escuchó un terrible estruendo y esta acción le costó la vida a Ricaurte.”

Nuevamente el asombro y la admiración se apoderaron de Marisol y de Anthony, delante de este gran espíritu de valentía.

 

El paseo sigue al galope de las historias de San Mateo

 Luego se dirigieron al pueblo, donde conocieron la iglesia, El Santuario de Belén y otros lugares de importancia histórica.

También conversaron con algunos señores del pueblo que son constructores de muebles y son apoyados por sus hijos. Por cierto, en sus escuelas,  les daban permiso y les apoyaban en planes especiales de tareas dirigidas, para que pudieran colaborar con sus padres en el trabajo que realizaban.

 

La comparsa del Gorila en el carnaval

 Cuando ya salimos del pueblo y mientras los niños se comían un helado en la esquina de la plaza Bolívar, se encontraron con unos muchachos que salieron con la Comparsa del Gorila en Carnaval. Los invitaron, les dijeron que no se podían perder esa fiesta. Anthony tomó sus respectivas anotaciones y Sofía escribió en su diario.

 Marisol destaca en su diario la experiencia vivida:

“Querido Diario. Tengo días que no hablo contigo. En este paseo, nos hemos detenido en la historia. Me gusta lo que voy descubriendo sobre nuestros libertadores. Pero lo que más me ha gustado es visitar la casa de San Mateo donde vivió el Libertador cuando era niño y nos enteramos cómo fue su primera vinculación con los caballos. El primer caballo que tuvo en su vida se lo regaló su hermana María Antonia.

Antes de llegar a San Mateo, nos detuvimos en varios lugares: en Las Tejerías, donde hay músicos populares importantes; en El Consejo, donde está La Hacienda Santa Teresa y una Estación de Ferrocarril, muy bonita. La Victoria es una ciudad bella y me he comido unos helados muy ricos. Chao Diario. Estoy muy cansada. Hasta mañana”

 

  Las infancias  se entrecruzan

 Ha sido revelador para nosotros observar  a estos niños conversando sobre la infancia del libertador Simón Bolívar. Es muy gratificante descubrir que ellos mismos valoran su experiencia como niños y que reconocen que Bolívar  fue un niño especial y  muy valiente al enfrentarse  a sus maestros, pero además como a todos los niños  le gusta jugar y corretear por todas partes.

Anthony  se entusiasma mucho por la experiencia de montar  a caballo y dijo también que estaba muy buena la respuesta que en su momento le había dado al maestro Sanz. Además reconoce la importancia de los enormes  compromisos que en el futuro asumiría el niño Simón

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 

http://www.anecdotashipicas.net/TrabajosEspeciales/SimonBolivarPalomo.htm

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/el-verdadero-gustavo-mirabal-castro/

Venezuela Tuya. Com. Ingenio Bolívar. Casa Histórica de San Mateo. Museo Histórico Militar (Página web en línea) Disponible en: http//www.venezuelatuya.com/centro/sanmateo.ht.

Wikipedia (s/F) Aragua (estado) (Página web en línea) Disponible en: http://es.wikipedia.org/wiki/Aragua_ (estado)

 https://www.gustavomirabal.es/uncategorized/gustavo-mirabal-en-el-mundo-ecuestre/

https://www.gustavomirabal.es/equitacion/el-hipismo-en-venezuela-tiene-nombres/ 

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.linkedin.com/in/gustavomirabalcastro/

https://twitter.com/gmirabalcastro2

http://about.me/gustavomirabal

http://jineteycaballo.blogspot.com/2011/01/aragua-tierra-de-caballos-venezuela.html

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code