Otros cuidados para los potrillos

potrillos

Los potrillos necesitan una serie de cuidados para que su salud física y emocional se encuentre bien. En esta entrega vamos a abordar otros aspectos en este sentido, esperamos te sean de gran ayuda.

En un entrega anterior les dimos algunas recomendaciones para cuando el potrillo está recién nacido. Ahora bien vamos con otros cuidados.

Potrillos: Otros cuidados

Dos horas después del nacimiento del potrillo éste debe haberse puesto en pie antes y haber comenzado a mamar.

Es imprescindible que el potro tome el calostro de su madre inmediatamente y si tuviera dificultades para mamar, deberá ordeñar la yegua para recoger el calostro en un recipiente limpio y dárselo al recién nacido con un biberón.

Si el potrillo no toma el calostro en las 8 horas siguientes a su nacimiento puede padecer una infección.

En caso de que la madre entre nuevamente en gestación, hay que destetar los potros pasados los 10 meses, de lo contrario, podrá mamar de su madre hasta los 20 meses.

Los potros deben habituarse al cabestro a una edad temprana y se acostumbrarán a estar atados.

Cuando ate a los animales utilice un nudo seguro de forma que pueda deshacerse rápidamente si fuera necesario.

8 consejos para que cuides tus potrillos

  1. Asegúrate de que el corral sea seguro: Fíjate de que no haya huecos o espacio en las cercas, donde el casco del potrillo pueda quedar atorado. En última instancia, deberías tener un paddock con una malla de alambrada o con postes y barandas. Los potrillos no deberían acercarse demasiado a la cerca, pero tienden a hacer cosas tontas.
  2. Crea un espacio donde el potrillo se resguarde de climas fuertes: Un refugio simple con una puerta sería suficiente. No obstante, una caballeriza sería mucho más cálida y protegería a los potrillos del sol, la lluvia, el viento o el frío.
  3. Los potrillos deben tener un espacio grande para que corran y jueguen: Esto les ayudará a incrementar su masa muscular y les permite aprender a utilizar sus patas.
  4. Siempre procura tener un espacio en el que puedas tratar a la yegua o al potrillo: Esto para tratar a la madre o al pequeño por si requieren algún tratamiento médico que implique que los separen por unos días mientras se recuperan.
  5. Construye una cerca alta y fuerte: Debido a que los potrillos pueden presentar deseo de estar con otros caballos es necesario construir una cerca alta. Te recomendamos una altura de un metro y medio (150 cm).
  6. Los comederos deben ser seguros y no tener partes afiladas ni puntiagudas. Por lo general, un plato de goma o un neumático sirven de comedero. También puedes emplear una tina o bañera, asegurándote de que no tenga bordes afilados.
  7. Siempre debe haber agua limpia: El agua es vital para el crecimiento del potrillo más ésta siempre tiene que estar limpia para evitar cólicos u otras infecciones.
  8. Ahora que el área está lista para el potrillo comienza otra fase: La alimentación.

Alimentación de los potrillos

  1. Cuando alimentes a la yegua y al potrillo, debes reducir determinadas comidas e incrementar la ingesta de otras. Dependiendo del peso actual de la yegua, su raza y su edad, hay que vigilar el tipo de comida que le das.
  2. Te recomendamos estos alimentos:

      • Alfalfa o cascarilla de alfalfa: Proporciona a la yegua y al potrillo la cantidad adecuada de calcio, lo que ayuda a la producción de leche y aporta al desarrollo del potrillo.
      • Cascarilla de avena o trigo: simplemente sirve para aumentar el volumen de la comida y se utiliza comúnmente como relleno. Proporciona muy poca cantidad (o ninguna) de vitaminas o minerales esenciales. Puedes darles este alimento sin ninguna restricción, ya que no produce daño alguno.
      • Hojuelas de cereales, etc: Esto es básicamente la mezcla de trigo o cereales que comemos en el desayuno. Sin embargo, este tipo de comida no lleva fruta u otros complementos.
      • Los granos son a menudo alimentos que se les proporciona en cantidades reducidas. Sin embargo, le devuelve el peso a las yeguas y los potrillo están mucho mejor y ganan peso con más facilidad.
      • Suplementos vitamínicos: ayudan a mejorar la calidad de la leche y también en el proceso de destete al potrillo.

     

  3. Cuando alimentes a la yegua y a su potrillo: Dales una cantidad de comida suficiente como para llenar 2 baldes pequeños.
  4. Al ponerle una gota de melaza al pienso, alentarás a que el potrillo mordisquee la comida. Esto también facilita el momento del destete.

 

Esperamos que este artículo sea de gran beneficio para ti, en otra entrega abordaremos la importancia de la desparasitación y vacunación tanto del potro como de la yegua.

 

 

 

Fuentes consultadas: 

https://www.gustavomirabal.es/caballos/recomendaciones-para-cuidar-un-potro/ 

http://www.fao.org/docrep/T0690S/t0690s0a.htm

https://es.wikihow.com/cuidar-de-un-potrillo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code