Equitación: El arte de cabalgar con técnica y destreza

La equitación es un deporte en el que sus principales personajes, el hombre y el caballo, son un todo y deben actuar en total armonía para lograr la victoria. En la relación de estos debe existir confianza mutua, habilidad, destreza, técnica y recíproca preparación física.

Gustavo-Mirabal-Castro-Jinete2.jpg

En este arte de cabalgar con técnica y destreza encontramos tres divisiones o categorías: la doma clásica, el salto de obstáculos y concurso completo.

La doma consiste en lograr el desarrollo del caballo haciéndolo elástico, ágil y flexible para ir haciendo de él un atleta que realice todas las ordenes con armonía y equilibrio. Este entrenamiento consiste en realizar una serie de ejercicios, adaptados a las necesidades de jinete y el caballo.

Mediante la doma se impulsa la comprensión y confianza, se trabaja sobre el ritmo, la flexibilidad y el contacto. Al mismo tiempo se crea el desarrollo del poder motriz que se traduce en flexibilidad, contacto y aceptación de la embocadura, la impulsión y el equilibrio. También se logra el desarrollo del poder de tracción “centrándose en la impulsión, rectitud y la reunión”, indica http://blog.equitacion.decathlon.es.

“Sabemos que vamos por el buen camino cuando hay franqueza y regularidad en los aires de nuestro caballo, responde a las ayudas con precisión y se apoya en la mano. Y sabremos que lo estamos haciendo realmente bien cuando parezca que el caballo responde a nuestra mente y no a las ayudas”, sostiene el portal web.

 

El salto con obstáculos

Gustavo-Mirabal-Castro-Salto1

Aunque no hay referencias específicas del origen del salto como deporte, sí se sabe que en el Siglo XVIII era una parte imprescindible de la caza y fue a partir del Siglo XIX cuando, buscando mejores caballos para cazar, se obtuvieron también mejores caballos de salto. Debido a esto muchos jinetes comenzaron a interesarse más por el deporte que por la caza.

“Los primeros recorridos consistían en saltar lo más rápido posible rías, barreras de piedra, leñeras… Pero estas carreras de obstáculos no eran muy populares ya que los espectadores no podían seguir el desarrollo. Por lo que empezaron a realizarse en  zonas delimitadas. Esto se conoció como ‘lepping‘. El primer concurso de salto de obstáculos o “lepping” se celebró en Irlanda”, refiere un artículo de Iris Moreno publicado en blog.equitacion.decathlon.es.

Para 1900 el salto ecuestre estaba incluido en los Juegos Olímpicos, pero fue en los Juegos de Estocolmo, en 1912, cuando se incorporó de manera definitiva permitiendo participar a civiles, ya que antes de la Segunda Guerra Mundial, en las competiciones ecuestres internacionales sólo podían participar oficiales de caballería de los distintos ejércitos nacionales.

 

Concurso completo

 Gustavo-Mirabal-Castro-Concurso-completo3.jpg

La prueba de concurso completo consiste en completar tres disciplinas ecuestres durante tres días, una cada día, doma clásica, cross country (campo a través de..) y saltos de obstáculos.

Para esta competencia el jinete debe empezar y culminar con el mismo caballo. Cada prueba tiene una evaluación y la suma de las tres puntuaciones determina la clasificación final.

 

Un poco de historia

 Llegar a la equitación tardó algo de tiempo. El caballo era usado por el hombre como instrumento de combate en la guerra, durante la Edad Antigua. En la Edad Media, luego de muchas batallas se generalizó el empleo del corcel en torneos y juegos a caballos para el tiempo de paz y entrenamiento en tiempos de guerra, refiere el portal http://www.tododxts.com.

Fue así como nació este deporte en 1539, fecha en la que se fundó la primera escuela de equitación en la ciudad Italiana de Ferrara, por el conde de Fiaschi. Aunque inicialmente este deporte era dominado por oficiales de caballería, con el tiempo fueron incorporados hombres y mujeres civiles lo cual le dio más fuerza a este deporte ecuestre que une a millones de personas en el mundo.

Debido a su importancia la equitación pasó a ser un deporte olímpico. Fue en 1912 (Estocolmo, Suecia) cuando un jinete se vio por primera vez en la máxima cita del deporte mundial.

 

Fuentes consultadas:

 

http://blog.equitacion.decathlon.es

 

http://www.tododxts.com

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code