El caballo en la pintura

El caballo en la pintura

La fascinación por el poderío del caballo en el arte y su conexión con el hombre nos acompaña no solo durante la historia del hombre sino incluso desde la prehistoria remontándose a finales de paleolítico

Pinturas rupestres de caballos en la Cueva de Ekain
Pinturas de caballos en la Cueva de Ekain

En la Cueva de Ekain se encuentran los primeros reflejos del arte equino. Se encuentra ubicada en el país Vasco. Ekain cuenta con una destacada colección de pinturas rupestres de caballos, relevantes por su cantidad y calidad.

A lo largo de las distintas galerías se encuentra 70 figuras y de las cuales el 58% se corresponden con caballos. Por los estudios realizados, dichos caballos no se utilizaban para la alimentación sino ya convertidos en compañeros del ser humano. Las pinturas de la cueva están enmarcadas en la cultura Magdaleniense que data entre 14.000 y 6.000 A.C.

 

Es uno de los más antiguos registros de la conexión entre hombre y caballo. La cueva de Ekain es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde el 2008.

Avanzando en el tiempo, en la pintura china se destacó el pintor de caballos Han Gan durante la dinastía Tang, siglo VIII. Han tenía la fama de retratar no sólo al caballo sino incluso retratar su espíritu. Este nivel de profundidad en la relación entre el hombre y el caballo es admirable y pocos lo notamos en la actualidad.

Pintura de Han Gan
Pintura de Han Gan

Hoy les voy a presentar a dos interesantes representantes de la pintura equina que además de ser reconocidos, poseen una poderosa atracción en sus obras. Los seleccionados son el francés Théodore Géricault y el George Stubbs

Théodore Géricault

Caballo gris árabe
Caballo gris árabe

Jean-Louis André Théodore Géricault, nació en Ruan Francia en septiembre de 1791. Hijo de Luisa-Juana-María Caruel y del abogado Jorge Nicolás Géricault. En 1808, ya había tomado la decisión de dedicarse a la pintura ingresando como alumno en el estudio de Carle Vernet hechizado por las pinturas de caballos de Vernet. En su estudio conoció al hijo de Vernet, Horace, y a Pierre Guérin con quienes trabó una larga amistad.

La pasión de Géricault por los caballos fue su musa y los caballos acabarían por convertirse la principal marca distintiva de su arte y uno de los símbolos más significativos. Sus imágenes trasmiten libertad, poder, pero sobre todo inocencia. Dos de sus obras más significativas se refleja a continuación

La pintura de Théodore Géricault trasmite una sensación de familiaridad y empatía entre el hombre y el caballo donde es el espectador que se acerca a los sentimientos del equino desde sus propios sentimientos evocando en su espíritu tal conexión.. Simplemente maravilloso.

George Stubbs

Pintor autodidacta y enamorado de los caballos y su anatomía. Nacido en Inglaterra George Stubbs es principalmente conocido por sus pinturas de caballos. También sintió una profunda pasión por la anatomía, tanto humana como equina.

Stubbs inició su formación artística como aprendiz del pintor y grabador Hamlet Winstanley. Pronto se sintió frustrado por el método de aprendizaje de Winstanley. Su método consistía en copiar otras obras en lugar de estudiar y crear.

Es a partir de este momento que dio rienda suelta a su pasión por la anatomía y terminó escribiendo en 1766 “La anatomía del caballo” después de pasar año y medio en una granja en Lincolnshire estudiando a los caballos.

Durante su vida Stubbs tuvo diversos mecenas que reconocieron su talento y le encargaron multitud de cuadros como el Duque de Richmond y el Marqués de Rockingam

El trabajo más famoso de Stubbs es Whistlejacket, una pintura de un caballo salvaje encabritado que le encargó el Marqués de Rockingam, junto con otras dos pintura, y que tienen como característica diferenciadora fondos sin ningún tipo de vitalidad, concentrando la atención y energía del espectador en la vitalidad del caballo. Actualmente las pinturas se encuentran en Londres en la National Gallery.

Whistlejack de George Stubbs

Stubbs logra la perfecta representación del caballo anatómicamente a su vez captando la energía vital de los equinos. Logró trasmitir todo el poder y la belleza del animal en su esencia pura.

Stubbs y Géricault son dignos representantes del arte equino. Más aún, son representantes de aquella parte de la humanidad que ha descubierto al mejor compañero del hombre, el caballo.

Fuentes

http://enigmaps.com/cueva-ekain-la-gruta-los-caballos#.WyANIFVFfIW

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Theodore-Gericault–cheval-arabe-gris-blanc-rouen.jpg

https://es.wikipedia.org/wiki/Théodore_Géricault

https://historia-arte.com/artistas/theodore-gericault

https://es.wikipedia.org/wiki/Th%C3%A9odore_G%C3%A9ricault

https://www.nationalgallery.org.uk/artists/george-stubbs

https://www.ecured.cu/George_Stubbs

 

Si quieres conocer más de nosotros visítanos en: https://www.gustavomirabal.es/el-mundo-equino-gustavo-mirabal/

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code