Cosas que sólo los jinetes entienden

Salto de Obstáculos. Modalidades de la Equitación

Cuando se practica el deporte ecuestre se suele tener un conjunto de hábitos o situaciones que nos han hecho sentir identificados, admirados y hasta observados con rareza.

En esta entrega compartiré 8 cosas que sólo los jinetes o amazonas sabemos porque alguna vez nos han ocurrido.

jinetes con caballo

Cosas de jinetes

 

1. Descanso de los fines de semana

Después de una larga semana de trabajo es bueno descansar. Pero ¿qué hacer?

Puedes ir a un fiesta con tus amigos, compartir, ir al cine, más también implica reunirse con aquellas personas especiales.

Por más loco que parezca los jinetes apreciamos la compañía de nuestros equinos, es por ello que muchas veces el descanso significa: pasar tiempo con tu caballo.

Sin presiones, ni complicaciones, solo tu amigo y tú.

 

2. Uniformados en lugares públicos

Dada la rutina es probable que tengas que hacer compras en alguna tienda y aún lleves puesto tu traje de jinete o amazona ¿les ha pasado?

Si es así supongo que se han intimidado, pero tranquilos, la gente admira ¡nuestra elegancia!

jinetes-espinoza

3. “Todo lo hace el caballo”

Hay quienes creen que ser jinete es solo subir al caballo y que éste haga todo, en realidad, esto no es cierto. ¡Debemos ejercitarnos!

Existen rutinas de entrenamiento que debemos seguir y producto de eso nuestras piernas y glúteos son fuertes.

El caballo por sí solo hace lo que desee, pero cuando tomamos las riendas somos un equipo, un binomio.

Entonces, en las competencias ¿el caballo hace todo solo?

jinetes-amazona

4. Olor a caballo

¡Una fragancia sin igual!

Cuando se trabaja con caballos solemos tener un aroma particular que no a todos les gusta. Sin embargo, para los que amamos este deporte oler a caballo es normal, es más si no olemos a ellos entonces no pasamos por el establo.

Así que si os han mirado mal por llevar esa fragancia, no te preocupes, es normal.

¡Siéntete orgulloso! En este punto cabe pensar ¿qué opinan los caballos del olor nuestro?

 

5. ¡Caballos en todas partes!

Cuando el deporte a caballo es tu pasión entonces los ves en todo lugar al que vas.

Las películas donde los equinos son protagonistas te emocionan más de la cuenta y si ves fotos, revistas, periódicos etc, donde los equinos aparezcan te sientes identificado.

La pasión te lleva a ser diferente, a resaltar y brillar.

 

6. Amor al caballo y no al dinero

Dicen por ahí que la raíz de todos los males es el amor al dinero por eso cuando tenemos un caballo no podemos escatimar en el precio para su cuidado.

El caballo requiere cuidados veterinarios, alimentación sana, un lugar cómodo.

En fin los gastos son muchos pero valen más las satisfacciones que nos brindan.

Su amor, su ternura, inteligencia y capacidad de aprendizaje son asombrosas.

 

7. Cualquier momento es bueno para montar

Haya sol, llueva o esté nevando, siempre será un buen día para montar.

Por su puesto que no debemos poner en peligro al animal o nuestra vida. Primero hay que calcular si se puede o no, más si el clima no lo permite, podemos aprovechar para compartir con el caballo.

 

8. Amigos que hablan tu mismo lenguaje

Nada mejor que compartir con aquellos apasionados por los caballos como tú.

¿Quién mejor que ellos te apoyará, reirá y compartirá tus aventuras?

Siempre es bueno salir con quienes aman el deporte ecuestre porque nos nutrimos unos con otros.

La fortaleza, el consuelo, la alianza, la motivación principal la vamos a encontrar en esos amigos de la cuadra.

 

 

 

Fuente consultada: 

 

http://www.ecuestre.es

https://www.gustavomirabal.es/jinetes/equipos-e-indumentaria-del-jinete/ 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code