Gustavo Mirabal

Gustavo Mirabal – Poderopedia Venezuela

Gustavo Mirabal

Gustavo Mirabal

Empresario venezolano, propietario del centro de entrenamiento ecuestre G&C Farm, ubicado en Florida, Estados Unidos, en 2009.

Considerado un hombre influyente en el mundo ecuestre dada su basta experiencia. Extendido a principios de 2015 hacia España.

Presidente y vicepresidente de Farm G&C Inc., y gerente de la empresa Wellington Property Holding LLC, de acuerdo con bases de datos internacionales.

Hijo del antiguo dirigente de Acción Democrática, ex ministro de Fomento y ex gobernador del estado Miranda, Gustavo Mirabal Bustillos.

Este hombre conoce muy bien cómo funciona el deporte a caballo porque ha pasado muchos años como jinete y empresario.

La pasión de Gustavo Mirabal viene por medio de sus padres, quienes también aman los caballos, especialmente su padre, Gustavo Mirabal Bustillos.

Perfil

Su trabajo hace que una bandera venezolana se levante en lo más alto. Florida es un lugar donde está bastante reflejado el trabajo de este venezolano.

Dado que durante unos años, fue el epicentro de sus operaciones profesionales. Y es que este caraqueño abrió su propio centro de entrenamiento ecuestre en esa localidad norteamericana.

Experiencia que se complementó con su profesión de abogado.

El Wellington de Palm Beach G&C Farm, propiedad de los esposos venezolanos Gustavo y Carolina Mirabal, surge con la visión -de acuerdo con su página web- calificar a jinetes en todos los torneos de alto nivel como las competiciones finales de la Copa del Mundo.

Hay una cancha de salto, una caminadora para ocho caballos, una caminadora individual, seis potreros; también una lavandería, un depósito de heno, un cuarto de alimentos y medicinas, apartamento de dos habitaciones para los caballerizos.

Esta empresa sirvió para la capacitación de diversos atletas en salto ecuestre, así como para patrocinar otros eventos de esa misma índole.

Gracias al impecable trabajo de este empresario y atleta caraqueño, las naciones se enteraron de que en Florida ondeaba una bandera venezolana.

Una pasión familiar

Desde muy niño Gustavo Adolfo Mirabal Castro, está vinculado con la vida ecuestre, dado que su padre era el presidente del Instituto Nacional de Hipódromos. 

Mirabal Bustillos fue propietario del stud Trabucazo, con el caballo campeón de los años ochenta.

Por lo que se puede decir que su pasión ecuestre es hereditaria.

Hubo un tiempo en el que Mirabal Castro inscribió hasta diez caballos en la Federación Venezolana de Deportes Ecuestres.

Fortuna de Gustavo Mirabal

La fortuna de un hombre consiste en tener todo lo que necesita para ser feliz.

Y para ser feliz no se necesita mucho, sólo estar rodeado de la familia, personas que realmente amen y estén a su lado. Esa es la mayor fortuna de todo ser humano.

En el caso de Gustavo Mirabal, este cuenta con su esposa Carolina Chapellín además de sus hijos, con quienes comparte su pasión y afición por los caballos.

Toda esta familia tiene una atracción enorme por estos animales y desde aquella experiencia al frente de su centro de entrenamiento equino, se unieron más y crearon vínculos fuertes.

En este sentido, los Mirabal Chapellín se dedican cada día a la formación de sus hijos.

Durante una entrevista, la esposa de este empresario y asesor financiero, sostuvo que su mayor sueño es ver a sus hijos convertirse en personas de bien, que respeten a los animales y a la sociedad en general.

Incentivando a las nuevas generaciones

Una de las cosas que más le ha gustado a Gustavo y su esposa Carolina es el hecho de apoyar a nuevos talentos durante el tiempo que tuvieron su granja ecuestre.

Esta empresa, de nombre, G&C Farm, patrocinó eventos y ayudó a otros atletas para que se mantuvieran en competencia.

Además de la formación, invirtieron para que esta nueva generación pudiera seguir adelante.

Sin embargo, llegó el momento de avanzar y tomar vuelo hacia un nuevo comienzo.

La familia Mirabal Chapellín salió hacia España porque Gustavo tenía varios compromisos por Europa.

Vida en España

Una vez en suelo madrileño, se establecieron para que el jinete y hombre de negocios de la familia pudiera seguir estableciendo alianzas deportivas.

Esto con el apoyo de Sergio Álvarez Moya, atleta número 1 en ese país, en la modalidad de salto.

Junto a este atleta español, el venezolano impulsa el deporte ecuestre en la madre patria, por lo que la prensa lo calificó como un gesto amable.

De ahí en adelante, vinieron muchos éxitos con sus ejemplares, así como una agenda dedicada a la promoción del deporte que tanto ama en el Viejo Continente.

De esa manera, su familia se consolida y Carolina Chapellín es Carolina Mirabal alza vuelo en su carrera como modelo.

Revista LOVE

El éxito de esta pareja venezolana llama la atención de la revista LOVE, la cual los visita en su casa y conoce más de cerca la rutina de cada uno.

Tan así que quedaron capturados por la belleza de esta ex miss y le ofrecieron posar para ellos luciendo diversos estilos de look.

Carolina Mirabal fue representante del estado Delta Amacuro en el Miss Venezuela, concurso de belleza oficial del país latino.

Desde entonces, ella realizó varias cosas, entre esas, competir en salto ecuestre.

Esta apasionada por los caballos compitió en varias oportunidades, y aún, fuera de la pista sigue siendo una modelo a seguir, dada su versatilidad y sencillez.

La mujer de Gustavo Mirabal

Detrás de todo gran hombre hay una gran mujer. Y, en el caso de este venezolano, su esposa es la mujer que lo alienta, lo impulsa y apoya en cada sueño.

La vida de ambos tiene caminos distintos, uno es asesor financiero y la otra modelo, sin embargo, al llegar a casa, son sólo Gustavo y Carolina, dos amantes de caballos, con varios hijos.

Su mayor legado está en su casa, en la crianza de esos hijos que también sienten amor y conexión con los equinos, pero, que al mismo tiempo, ven como sus padres los aman y cuidan.

Gustavo Mirabal como asesor financiero

El trabajo de Gustavo Mirabal, ahora que está retirado del salto, consiste en asesorar a sus clientes.

Debe velar porque los activos de quienes contratan su servicio esté a salvo y además garantiza estrategias de mercadeo que impulsen los productos de estos.

Actualmente, lleva adelante su trabajo desde los Emiratos Árabes Unidos, específicamente desde Dubái.

Desde ahí promueve la inversión en ese país, dadas las bondades que ofrece el sistema económico. La seguridad que brinda, es lo que más le agrada a quienes invierten en Dubái.

Además, este país cuenta con dos legislaciones, una que es del propio Emirato, mientras que la otra, la relacionada con el área de inversión, tiene que ver con el Reino Unido.

Esto le da más confianza a los inversionistas, ya que si se presenta algún inconveniente, las normas por las que se regirá cualquier procedimiento jurídico son las del Reino Unido.

Mirabal se estableció junto a su familia en Dubái porque tiene clientes en el continente asiático y estos quieren explorar el mercado en esa zona.

Es deber de este empresario venezolano el velar por la seguridad financiera de sus clientes y generar estrategias para que cada vez se consoliden más los negocios de estos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

www.gustavomirabal.es/

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code