Entre fábulas y verdades nos vemos – Gustavo Mirabal

Entre fábulas y verdades  nos vemos. Nos recreamos constantemente y aprendemos y desaprendemos en el proceso de ser personas. Este es uno de los aspectos fundamentales  que refleja la fábula como género literario didáctico y que cada día se estudia menos en los ámbitos educativos.

El aprendizaje en la vida cotidiana

En la vida cotidiana vamos teniendo experiencias que nos permiten crecer y probablemente, este crecimiento esté plagado de sin sabores. Este crecimiento, es muchas veces  producto de aprendizajes dolorosos, de circunstancias  difíciles.

Algunas veces, el aprendizaje tambien puede ser producto de momentos  de alegrías y de comprensión de la realidad, de esa experiencia que significa ponerse en lugar  de las otras personas. Entre fábulas y verdades nos vemos, todo el tiempo, en diferentes ámbitos  de la vida.

Fábulas, literatura y realidad.

Cuando pensamos  en las expresiones  artísticas, nos detenemos  algunas  veces, en los procesos creativos; otras veces nos detenemos en la experiencia estética, en la producción , en la belleza de la obra de arte y pocas veces nos detenemos  a considerar las motivaciones que llevan a una persona a crear esas obras  de arte. Entre fábulas y verdades nos vemos, en infinitas expresiones artísticas, no sólo en la literatura, también podemos  fabular  con la música, en las artes plásticas, en el mundo de la danza.

La literaatura es recreación de la existencia humana. Por  ello nos encontramos  con los clásicos universales, en los que  se representan las realidades y contradicciones del ser humano, las verdades y las mentiras. Entre fábulas y verdades nos vemos desde el mundo de las literaturas clásicas  hasta la actualidad, en pleno siglo XXI.

Entre estas obras  clásicas, debemos recordar especialmente  El Ingenioso Hidalgo Don Quijote  de la Mancha. La representación del idealismo de Don Quijote, frente al prgmatismo de Sancho Panza, nos conduce  a la reflexión sobre los grandes tópicos  de la vida.

Don Qujote y Sancho Panza

El idealismo y los sueños, más allá de las posiciones políticas y las empresas de la vida.

En todos los lugares  del mundo, en todos los países ha habido y siempre habrá gente con ideales y con ganas de cambiar las  cosas.

Siempre nos encontraremos con personas  con ganas de luchar y de transformar la realidad en aras de la justicia y de la libertad.

Espíritus Quijotescos

En Venezuela, como en otros países, existen los líderes  y los partidos políticos, podemos mencionar  a los copeyanos, lo adecos, los Masistas, los revolucionarios de ayer y de siempre.

Los profesionales de todas las áreas: abogados, educadores, médicos, empresarios, entre otros, luchan por sus ideales y por la transformación del país.

Entre fábulas y verdades nos vemos

 

LA FÁBULA DE LA HORMIGA Y LA CIGARRA

¿Qué hacías durante el verano?
le preguntó a la pedigüeña.
-Día y noche a quien me encontraba,
le cantaba, no te disgustes.
-¿Le cantabas? Me alegro.
¡Pues bien, baila ahora!

Jean de La Fontaine (1621-1695)

Interpretación de esta fábula:

En esta fábula la cigarra al venir el invierno se encuentra desprovista de alimentos y va a solicitarlos prestados a su vecina la hormiga. Ésta, temiendo no tener suficiente para ambas le niega el préstamo y le recrimina por haber pasado el verano cómodamente,  en lugar de haber hecho acopio de alimentos para la estación fría.

Se trata, como todas las fábulas de La Fontaine, de Esopo y de otros  autores, de un relato con fines didácticos, dado que en este caso el trabajo incesante de la hormiga se ve recompensado con la supervivencia y la despreocupación de la cigarra lo paga con la vida.

Samaniego y su mundo de fábula

Las fábulas de Samaniego fueron  publicadas en 1784. Las Fábulas morales recogen un total de 157 composiciones, distribuidas en nueve libros y precedidas de un prólogo. Fueron compuestas para los alumnos del Colegio de Vergara, en cuya labor pedagógica colaboraba.

¿QUIÉN FUE FÉLIX MARÍA SAMANIEGO?.

Escritor español (Laguardia, 1745 – id., 1801) , famoso por sus Fábulas morales. Junto con Tomás de Iriarte es considerado el mejor de los fabulistas españoles; la violenta enemistad surgida entre ambos ha pasado a la historia de la literatura.

Perteneciente a una familia noble y rica, tras los primeros estudios (llevados a cabo en el hogar paterno) fue enviado a cursar derecho a la Universidad de Valladolid, donde permaneció dos años sin llegar a concluir la carrera.

Félix María Samaniego

En un viaje de placer a Francia se entusiasmó con los enciclopedistas, y se quedó mucho tiempo en tierra francesa; allí se le contagió la inclinación a la crítica mordaz contra la política y la religión tan grata a los hombres del siglo, y cierto espíritu libertino y escéptico que le indujo a burlarse de los privilegios y a rechazar, incluso, un alto empleo, propuesto por personajes  muy reconocidos  en la alta sociedad  francesa.

La literatura didáctica

Su obra  pertence  al género de la literatura  didáctica. Su intención está dentro del carácter didáctico de la literatura neoclásica e ilustrada y  por lo general respondía a la máxima estética de instruir deleitando.

Debieron de influir en él,  la elección del género sus conocimientos de la literatura francesa, en especial de La Fontaine, aunque Samaniego no es un mero traductor, sino que actualiza la materia tradicional desde las fuentes clásicas (Esopo y Fedro), aumenta los datos explicativos y dramatiza las escenas en relación con la función didáctica que pretende. Así alcanzamos nuestra afirmación: Entre fábulas y verdades nos vemos

Samaniego como otros  autores  de su época y autores  de épocas posteriores incursionó en el género de la literatura  didáctica, lo que  en algún  momento pudiera parecer una contradicción por  su espíritu libertario; pero como hemos visto en tantas  ocasiones  en la experiencia literaria, una cosa  es la experiencia  de vida y otra  cosa  es lo que  se plasma en los procesos creativos.

Por ello hablamos de la relación de fábulas, literatura y realidad. En este género literario nos encontramos con una representación de aspectos morales, representados la mayoría de las veces, en animañes  que son personajes  que nos hablan del enfrentamiento entre esa  verdad y la ‘parodia  de la misma y por lo general nos dejan una enseñanza, como lo conocemos desde Esopo, el clásico griego, creador de este género de la literatura, e inspirador de todo los demás  expertos en el tema

“Entre fábulas y verdades nos vemos”. De hecho, bien sabemos  que las  creaciones posteriores  en el mundo de las fábulas son basadas  en las creadas por Esopo y  así lo han afirmado la mayoría  de los escritores  que han cultivado esta expresión literaria.

Sólo hace falta un breve recorrido por la presencia  de este género en la historia  de la literatura para comprobar  que esto es así y que sus autores han sido capaz de reconocerlo, como en el caso más emblemático, que lo constituye La Fontaine.

por esta razón entre  otras mencionadas, hablamos  de “Entre fábulas y verdades nos vemos”

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/
https://gustavomirabalcastro2.wordpress.com/acerca-de/

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code