derechos humanos

Derechos humanos dignidad, libertad y justicia

Derechos humanos

derechos humanos

Por qué en el mundo se habla de derechos humanos… qué o cuáles son esos estatutos, mandamientos o lineamientos que benefician al ser humano nada más por existir…

Si bien los derechos humanos son dos vocablos muy conocidos por las personas. Generalmente están de boca en boca.

Todos absolutamente todos han usado esas frases alguna vez en la vida.

Pero, realmente ¿qué son los derechos humanos y qué implican para el hombre?

Vamos a conocerlo a través de este artículo.

Qué son los derechos humanos

Son aquellos beneficios, por llamarlo de una forma, que tienen las personas por el mero hecho de existir.

Son un conjunto de principios, leyes y normas que actúan para bien del hombre.

Y de acuerdo a su vulnerabilidad o condición les ayuda para su bienestar, equidad, justicia.

El propósito de estos que las personas tengan una vida equilibrada, llena de paz, libertad y justicia.

Haciendo un punto de quiebre en este concepto es necesario mirar las cosas desde una perspectiva externa para comprenderlo.

Es decir, toda persona tiene necesidades que cubrir como alimentación, salud, educación, vivienda.

Entonces el sistema de la sociedad gira entorno a la satisfacción de tales necesidades.

Todo esto en pro de que el ser humano crezca de forma física, emocional, intelectual, etc.

Sin embargo, estos derechos humanos se violan cuando se le niega el acceso a tales recursos.

A lo largo de la vida de cada hombre, mujer y niños hay múltiples faltas hacia la garantía de estos derechos por intereses particulares.

Más sabemos que cuando se rompe el respeto y se llega a la agresión, exclusión o discriminación estamos frente a un claro hecho de violación a los derechos humanos.

Qué implican

Estos implican tal respeto a las necesidades básicas humanas que, en teoría, ni el más poderoso de los gobiernos, por citar un ejemplo, puede negarle a la gente estos derechos.

Porque de otro modo estaría cometiendo una terrible agresión a la integridad de las personas.

Los derechos humanos no distinguen entre sexo, nacionalidad, nivel académico o situación socioeconómica.

Tampoco hacen acepción de personas por su color de piel, etnia o religión.

Estos simplemente fueron creados como parte del derecho para resguardar al ser humano y de esa manera velar por el respeto a su existir.

Los tales son y deben ser inquebrantables, indivisibles e interdependientes.

Pacto de las Naciones Unidas

Tras la Segunda Guerra Mundial nace un pacto entre los países en el que se acuerda respetar la vida e integridad de las personas.

Este se conoce como Declaración Universal de los Derechos Humanos.

El mismo es proclamado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en París en 1948,

Dicha declaración contiene 30 artículos a los cuales deben apegarse todos los países.

Sin embargo, aunque los Estados y la comunidad internacional deben garantizar el ejercicio de estos derechos, en muchos lugares del mundo se vulneran todos los días.

No hace falta ir muy lejos para darse cuenta de que se violan en la calle, en los hogares, en las cárceles, en los campos de refugiados, en las fábricas, en Internet…

Algunos ejemplos

Se violentan estos derechos cuando una persona es explotada laboralmente hablando.

También cuando no se le brinda el acceso a la educación, la salud, alimentación, vivienda, etc.

Y aunque suena quizá algo exagerado, alrededor del mundo miles y millones de personas son víctimas de agresiones.

Por citar un caso puntual tenemos la explotación laboral de las personas por una miseria de salario.

Estas laboran hasta altas horas de la noche, en condiciones precarias, en cuanto a las instalaciones, alimentación inadecuada, maltrato físico, etc, y no las respetan.

Hay empresas en China, Indonesia, Bangladesh, entre otros lugares, donde la mano de obra es muy económica, por no decir barata o regalada…

Entonces las grandes empresas aprovechan esto para abaratar sus costos y se valen de la explotación, incluso infantil, para obtener sus productos a muy bajo costo.

Lo cual trae como consecuencia que esos trabajadores no cuenten con el más mínimo seguro, cuidado, respeto y comprensión.

Pues quienes los explotan sólo ven los números que van a llegar a su cuenta bancaria. Entonces, ¿se respetan los derechos humanos en esos lugares?

No existe la igualdad en esos sitios, tampoco la justicia porque se sabe de muertes generadas por el agotamiento, el estrés y la falta de salubridad en ese tipo de fábricas.

Lo peor es que aún sabiendo esto siguen abiertas y facturando a su conveniencia.

Posteriormente aquellos productos son vendidos a las transnacionales y llegan a los anaqueles de Europa y el resto de América con altos precios.

Lo cual no es justo porque esas personas que dedicaron días y noches a la elaboración de la mercancía no recibe una recompensa adecuada. Son vistos y tratados como objetos.

Se les olvida a los explotadores que como patrono tienen que garantizar varias cosas a sus trabajadores.

Respeto a la vida e integridad

Los derechos humanos no nacen como un capricho de unos cuantos en una reunión.

Surgen de la necesidad real de respetarse unos a otros partiendo de la vulnerabilidad en la que se encuentra cada quien.

Es bien sabido que hay quienes tienen mucho poder adquisitivo y sus necesidades no son las mismas de quienes viven en pobreza extrema.

Pero lo que sí tienen en común es el derecho a la vida, a la integridad, el respeto y la igualdad de condiciones.

Todo esto bajo la premisa de que aunque seamos distintos la vida da muchas vueltas y siempre lo mejor será apoyarse entre sí.

En este sentido lo que vale aquí y es la base de todo es el respeto.

Si como humanos nos respetamos unos a otros, nos ayudamos unos a otros se puede hacer del mundo un lugar mejor, una convivencia sana.

Los derechos humanos no se quebrantan solos, siempre hay alguien que los violenta, lo más triste es que el causante es otro humano.

Es por ello que los intereses personales no deben influir en las decisiones que conciernen a un grupo de personas.

Cada quien tiene derecho a la individualidad, pero sin pasar por encima de otro.

Dignidad, libertad y justicia

Estas tres palabras encierran tantas cosas en sus conceptos.

Cada una es como un submundo en el que se debe indagar, estudiar y evaluar el comportamiento del hombre.

Al mismo tiempo representan significados distintos para todos los seres humanos, de acuerdo a lo que cada quien piense y desde qué perspectiva lo vea.

Sin embargo, todas tienen en común algo…

Y es que a todas las personas en este planeta les gusta sentir que su dignidad es respetada, su libertad valorada y que recibe justicia.

Justicia cuyas bases tienen su asiento en las leyes, el derecho, la integración, la verdad, la rectitud.

Sin importar de qué color de piel sea el ciudadano, de qué país venga, cuál sea su condición política y económica no hay nada mejor que sentirse apoyado, respaldado, respetado.

Esa es la integridad de la que se habla en este artículo.

Los derechos humanos no son más, desde una perspectiva personal, que un conjunto de parámetros elaborados para que al hombre no se le olvide que es vulnerable y que su vida es frágil.

 

La activista y política estadounidense Cynthia McKinney dijo una vez: 

“SOMOS MUCHO MÁS FUERTES CUANDO NOS TENDEMOS LA MANO Y NO CUANDO NOS ATACAMOS, CUANDO CELEBRAMOS NUESTRA DIVERSIDAD […] Y JUNTOS DERRIBAMOS LOS PODEROSOS MUROS DE LA INJUSTICIA”.

 

 

Fuentes consultadas: 

http://www.mirabalasociados.com/

http://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.linkedin.com/in/gustavomirabalcastro/

https://twitter.com/mirabalgustavo0

https://www.linkedin.com/today/author/gustavo-mirabal-castro

https://twitter.com/gmirabalcastro2

https://www.flickr.com/people/[email protected]/

https://www.wattpad.com/497522292-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela-g-c

https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela

https://www.wattpad.com/story/126114109-gustavo-mirabal-castro-y-la-caridad

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/el-verdadero-gustavo-mirabal-castro/

https://www.gustavomirabal.es/uncategorized/gustavo-mirabal-en-el-mundo-ecuestre/

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code