Hábitos alimenticios

Hábitos alimenticios del caballo

Hábitos alimenticios del caballo

La situación de los caballos ha cambiado en los últimos tiempos. Han pasado de ser salvajes a convertirse en animales de compañía. Es por esto,  que no pueden decidir por sí mismos cuándo comer, moverse, dormir o jugar con los demás caballos. A raíz de esta situación, los hábitos alimenticios se ven afectados.

Hábitos alimenticios
Hábitos alimenticios

Hábitos alimenticios naturales del caballo

En estado salvaje, los caballos deambulan en busca de alimento. Eso hace que recorran diariamente distancias comprendidas entre los cinco y doce kilómetros. Varias investigaciones confirman que los caballos están pastando casi el 70% del día, con picos de pastoreo por la mañana y por la tarde. A este comportamiento del caballo lo llamamos hábito alimenticio natural.

Sistema digestivo

El sistema digestivo del caballo está diseñado para funcionar de acuerdo a este hábito natural y los caballos no deberían comer de golpe grandes cantidades de alimentos. Su estómago es reducido. Pues cuentan con una limitada capacidad, que oscila entre los 10 a 15 litros. Es importante no olvidar que en la naturaleza, el caballo produce de 40 a 60 litros de saliva al día.

Favorecer masticación e insalivación

Una de las grandes diferencias entre los seres humanos y los équidos radica en que el caballo produce mayoritariamente saliva durante la masticación de los alimentos. Por eso es tan necesario que el caballo mastique durante el mayor tiempo posible. Se debe tener presente, el chequeo periódico del estado dental de los caballos. Esta práctica será crucial para la masticación y producción de saliva.

Para finalizar, la función de la saliva es mezclarse con la comida, con el propósito de crear el bolo alimenticio. Esto hace que el alimento sea más fluido y como consecuencia de esta fluidez, el tránsito a través del sistema digestivo sea mucho más fácil.

Fuentes consultadas

https://www.pavo-horsefood.es/venta-piensos-caballos

https://www.gustavomirabal.es/equinoterapia/efectos-equinoterapia/

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code