caballos en cuarentena

Caballos en cuarentena

Caballos en cuarentena

caballos en cuarentena

La cuarentena era algo que nadie se esperaba, sin embargo, hay que afrontarla y enseñarle a vuestros caballos que este tiempo será distinto, pero, que apenas pase, iremos a por ellos como se merecen.

Por órdenes del Gobierno todas las personas deben estar en sus casas resguardadas, y salir solamente para hacer la compra o si requiere algo en la farmacia.

El decreto de alarma que se emitió desde el Ejecutivo Nacional, tanto en España como en el mundo entero, ha hecho que toda la agenda planeada para este año cambie.

El COVID19 mejor conocido como Coronavirus, es la pandemia con la que el mundo arrancó el 2020. Comenzó en China y se esparció por todo el planeta contagiando a miles y millones de personas.

No obstante, también ha cobrado la vida de cientos de miles en todo el mundo.

Sólo en España, país que hasta hace poco ocupaba el segundo lugar en la lista con mayor cantidad de contagiados, se presentaron este martes: 430 decesos en las últimas 24 horas.

España acumula 21.282 fallecidos, 204.178 contagiados y 82.514 recuperados, de acuerdo con cifras oficiales publicadas este 21 de abril.

Caballos en cuarentena

Esta situación ha hecho que los dueños de caballos tengan que tomar medidas básicas que permitan el cuidado de sus equinos, sin, al mismo tiempo exponerse al contagio.

Escuelas, universidades, centros comerciales, etc, todo está cerrado, el aparato productivo español está paralizado, al igual que el del resto del mundo.

Sólo la industria farmacéutica y la de alimentación son las que están trabajando a toda marcha.

Todo este panorama ha hecho que las competiciones ecuestres se suspendieran, reprogramaran, etc.

Al menos, en suelo español, dichas competencias cesaron de forma automática, tras el decreto de alarma.

Incluso, a los jinetes se les prohibió la monta de los animales. Esto porque los seguros  deportivos no se harán cargo de accidentes generados en este tiempo de cuarentena.

El caso de Burgos y los caballos en cuarentena

En Burgos, capital de la provincia Castilla y León, en España, hay cerca de 400 cuya vida se centra por y para este deporte.

Estos habitan en una cuarentena impuesta desde el pasado 13 de marzo.

Estos caballos se encuentran en el centro ecuestre Miraflores, en el barrio de Cortes.

Dicho recinto tiene 37 días cerrado al público en cumplimiento del decreto de alarma. Sin embargo, de puertas para adentro la labor de cuidado de los equinos se mantiene.

Sin embargo, las tareas diarias no se quedan sólo en la limpieza de las cuadras, la alimentación e hidratación del caballo.

Todos los ejemplares que allí están son atletas, es decir, todos son usados para distintos deportes ecuestres, por lo que también se debe pensar en la forma de mantenerlos activos.

Ya que si no se ejercitan pueden perder su condición física atlética y cuando todo termine, será más lento el proceso para que vuelvan a su rutina de caballo deportista.

Al respecto, Enrique García Gallardo, gerente de este complejo, explicó:

 

“El 13 de marzo se interrumpió toda actividad docente con los niños e incluso se llegó a suspender una competición que había comenzado a celebrarse en Zamora”.

Todo esto a fin de sujetarse a la normativa y velar por la salvaguarda de los alumnos, personal general, así como de quienes visitan el centro equino.

Recordemos que la transmisión del Coronavirus es muy rápida y basta con que una persona esté infectada para que contagie a otras 27.

Reglas para las visitas

Los caballos, sobre todo cuando son usados para el deporte, tienen rutinas diarias establecidas y por tanto, tienen que mantenerse en el nivel que requieren sus dueños.

De lo contrario, esos resultados se verán reflejados en las competencias.

Pensando en esto, el centro hípico de Cortes siguió abierto para los 40 asociados que tienen su caballo en propiedad.

A todos ellos se les facilitó un salvoconducto para que puedan acudir con normalidad a estas instalaciones para cuidar y mover personalmente a sus animales, “aunque siempre sin montar”, recalcó el Gerente.

Consecuencias para los caballos

Aunque en el centro ecuestre se busca que estos caballos mantengan su forma atlética y nivel deportivo, sin un jinete que los monte, es casi imposible.

Así lo refiere Enrique García Gallardo, quien acota que van a perder esa forma que tenían…

“Van a perder bastante forma física porque, aunque pensábamos que esto duraría pocas semanas, ya creemos que el parón se alargará hasta junio y van a perder el tono muscular”.

Sostiene que los caballos de salto y los que se usan para competir, ya que en dicho recinto se usan ejemplares para enseñar a montar, son los que más afectados se verán.

Incluso, afirmó que esas consecuencias ya se están viendo, puesto que se les entrena  con cuerda, y se les somete a algún ejercicio de salto, pero nunca con jinete.

“Al disminuir sus necesidades físicas, también lo hace su alimentación. Hay que estar muy atentos al problema de los cólicos, que se producen cuando el animal permanece mucho tiempo en la cuadra sin moverse, y son peligrosos”, aseveró.

Advirtió que tiene conocimiento de varios caballos que han muerto durante esta cuarentena debido a la falta de actividad física.

Los cólicos son los causantes de dichas muertes, comentó Gallardo quien además es veterinario.

Los herradores se pueden movilizar en Burgos

A diferencia de otras provincias, Enrique García Gallardo afirma que en Burgos no hay problema para que los herradores desarrollen su actividad.

Al ser profesionales en el campo de salud animal pueden movilizarse por la provincia sin problemas.

Un herrador es muy importante cuando se tiene un caballo porque cuando el equino pierde esa rutina, el casco tiende a crecer…

“Un caballo que no se mueve en la cuadra y al que le va creciendo el casco tiene un serio problema de bienestar y sufre”.

Mantener a un caballo mensualmente puede salir entre 300 y 400 euros, cantidad que resulta importante cuando se trata de un lugar donde hay más de un centenar de equinos.

A ello se suma los salarios del personal que limpia, atiende a los caballos y otros gastos corrientes.

No se sabe cuándo se retomarán las competencias

A raíz de la situación generada con el Coronavirus, no se sabe cuándo se retomarán las competencias.

De hecho, las actividades previstas para abril y mayo en el centro ecuestre que dirige Enrique García Gallardo fueron suspendidas hasta nuevo aviso.

Contemplando el mes de agosto, si es que se levanta el confinamiento de aquí allá.

Pero eso no es todo, la situación en el mundo equino es que ya se están generando en algunos haras, de acuerdo con García Gallardo, el despido de personal porque no tienen cómo pagarles.

Asimismo, sabe de venta de caballos porque sus dueños no los pueden mantener. Situación que califica como preocupante y afirma que de prolongarse las consecuencias podrían ser peores.

Mientras tanto, desde su centro equino se esfuerza porque los caballos tengan atención, sus boxes estén limpios, tengan comida y agua, así como un poco de ejercicio sin jinete.

Aunado a que los dueños tienen habilitada la entrada para visitar a sus caballos, a fin de que los ejemplares no se depriman o sientan solos, al ver que sus dueños o jockey no los visita.

Los caballos son animales sociables y están acostumbrados a su dueño, entrenador, jinete, cuidador, etc, pero cuando no los ven se sienten tristes y pueden caer en depresión, lo cual afecta su estado anímico.

Provoca pérdida de apetito, desaliento, cólicos y como consecuencia terrible, la muerte.

 

 

 

 

 

 

 

Enlaces de interés

www.gustavomirabal.es/

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code