cuándo llamar un abogado

Cuándo llamar a un abogado? -Gustavo Mirabal

Cuándo llamar a un abogado

cuándo llamar un abogado

Un abogado es un profesional del derecho cuya función es velar por el cumplimiento de las normas.

Este tiene la responsabilidad de apoyar la causa de su cliente y defenderlo hasta el final. Aunque hay diferentes tipos de abogados y dependiendo de la situación se contactan.

En este artículo vamos a precisar cuándo llamar a un abogado.

El momento adecuado

La contratación de abogado debe hacerse cuando hay diferencias irreconciliables, cuando ocurre algo muy fuerte que amerita acciones legales.

Una de las malas concepciones acerca del uso de un abogado es que está fuera del alcance y por ende, es la última opción para resolver un problema.

Pero, en realidad, un abogado está presto siempre para mediar entre las partes implicadas, llegar a un acuerdo y poner fin al conflicto.

La función del abogado es la de intermediario, representante de, un tercero que desde un punto de vista más objetivo interviene para ayudar a que la situación se resuelva de la mejor manera.

Sin embargo, existen los mitos de que los abogados cobran caro, motivo por el cual muchas personas se cohíben al momento de contratar a uno.

Y resulta que con esa actitud se están limitando, colocando barreras para resolver el problema que enfrentan.

Cuándo llamar a un abogado?

Ahora bien, ¿en qué casos se debe tomar el teléfono y llamar aun profesional del derecho?

Un ejemplo claro es el de maltrato físico por parte de la pareja, de los padres de un niño, en caso de accidente laboral grave por negligencia de la empresa.

En caso de que una persona fallezca en un centro de atención médica por negligencia del personal que lo atendía.

Si se trata de reclamar la custodia de un menor de edad; también se debe contratar un abogado cuando las parejas se quieren divorciar. De igual modo, cuando se disuelve una sociedad (empresa).

Otros ejemplos acerca de cuándo llamar a un abogado tiene que ver con la creación de una empresa.

Cuando una persona es acusada de un delito, sea cual sea, necesita los servicios de un abogado, antes de responder cualquier pregunta.

Los servicios de un abogado se requieren cuando hay demandas de una persona hacia otra, como por ejemplo, abandono de hogar, falta de sostenimiento económico de los padres con los hijos. Maltrato, abandono, robo, secuestro, asesinato, accidentes de auto, agresiones personales, difamación, plagio, fraude, etc.

En caso de maltrato

Cuando una persona recibe maltrato físico, psicológico o emocional y su vida y salud se ven afectadas, es necesario que contrate los servicios de un abogado.

Esto le dará fuerza y confianza para que salga de esa relación tóxica y busque apoyo legal.

Una de las tácticas de las personas maltratantes es hacerle pensar a su “víctima” que están solas, que no son nada sin su ayuda, que no podrán escapar. Esa técnica se llama intimidación y es su arma más poderosa.

Por ello, es necesario que si usted sufre de maltrato no se quede callado, busque ayuda, contrate un abogado y salga de ese lugar donde el agresor tiene fácil acceso.

Cuando éste vea que tiene un respaldo tomará distancia.

El miedo es el peor enemigo de la persona que vive o se encuentra bajo maltrato, violencia, etc, porque paraliza, hace disminuir la capacidad de defenderse, debilita.

En caso de accidente

En los casos donde una persona sufre un accidente laboral, por lo general no hacen reclamos temiendo represalias.

El mismo factor que oprime a una víctima de maltrato físico o psicológico, es el mismo que opera en quienes sufren un accidente en la empresa. Ya que el temor a perder su empleo los limita.

Y quizá el accidente sufrido se deba a negligencia por parte de la empresa. Es por ello, que existe un departamento legal que brinda asesoría para quienes la requieran.

En caso de lesiones personales

En caso de discusiones que involucran peleas, agresiones físicas, etc, se necesita de un abogado que ayude mediar la situación.

Ya que cuando esta se sale de control, hay que llamar a un tercero que sirva como ayudante, mediador, y defensor.

Un ejemplo de casos que implican tal violencia ocurrió hace un par de años en Colombia, por citar un ejemplo.

El joven Juan Bernardo Mejía salió con sus amigos la noche del 25 de octubre de 2014, sin saber que esa sería la última noche que gozaría de una vida normal.

Tras pasar un tiempo en un establecimiento nocturno (bar) fue al baño y de regreso, cuenta Natalia, novia del mejor amigo de Bernardo, que venía molesto porque discutió con unos hombres en el baño.

Al poco tiempo los hombres (también jóvenes) se volvieron hacia él y comenzaron a atacarlo.

El ataque fue tan fuerte que Juan Bernardo cayó al piso inconsciente. Desde entonces quedó en estado vegetativo.

La familia del joven, que en aquel entonces tenía 24 años, contrató los servicios de un abogado defensor, especializado en lesiones personales.

Divorcio

Cuando una pareja se quiere divorciar necesita hacer uso de un abogado para llegar a un acuerdo que los beneficie a ambos.

Recordemos que en el matrimonio las parejas compran cosas, emprenden negocios, y al momento de separarse tienen que dividirse eso en partes iguales.

Hay quienes están de acuerdo y el divorcio no es conflictivo, mientras que hay parejas que quieren dejar en la ruina al otro y entonces el proceso de separación es más lento, doloroso y traumático.

La figura que permanece firme en todo ello es la del abogado, quien tiene que lidiar con ambas partes para que lleguen a un acuerdo lógico y de esa manera los dos implicados estén contentos.

Ese proceso no es sencillo porque requiere de que la pareja, a punto de disolverse, logre llegar a un punto donde ambos ganen.

El problema persiste mientras no se pongan de acuerdo porque complica y ralentiza los procesos legales.

Generalmente un divorcio puede tardar hasta un año en caso de que ambos cónyuges estén de acuerdo y firmen todo sin problemas, pero basta con que uno de ellos retroceda o no esté de acuerdo, para que la sentencia demore en salir.

Custodia de un menor

Cuando se trata de reclamar la custodia de un menor de edad, se necesita de un abogado defensor, ya que los padres alegaran que uno de ellos es el más indicado para cuidar del hijo en común.

En ese caso, ambas partes contratan un abogado defensor con el fin de que el otro pierda el derecho legal sobre el infante.

La disputa se puede volver intensa y el abogado tiene que mantener su postura neutral y actuar de acuerdo al código de ética y las pruebas que existan.

Hay una tendencia a creer que el abogado tiene que estar del lado de su cliente, y en efecto, esa es la idea cuando se contrata el servicio de un profesional del derecho, sin embargo, este no debe ignorar las pruebas que presenten en contra de su defendido.

Por supuesto, hay casos en los que esas pruebas pueden ser falsas, pero de resultar ciertas, debe actuar con objetividad.

El abogado es un mediador, no un juez. Es un conocedor de la ley y garante de su cumplimiento.

Por ello debe trabajar siempre en función de resolver el conflicto de la mejor manera posible, respetando las leyes, normas y procesos que todo trámite legal implica.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

www.gustavomirabal.es/

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code