ABOGADA DETECTIVE EN NOVELA POLICIAL

Abogada detective: protagonista de La segunda y sagrada familia

La abogada y detective Carolina Larotta,  protagonista de la novela  de investigación policial que  comentaremos  en el día  de hoy. Es la primera novela de la escritora y dramaturga venezolana Inés Muñoz Aguirre, publicada por Ediciones B, en la serie Vértigo.

Esta serie se caracteriza fundamentalmente porque las protagonistas de sus tramas, son mujeres aguerridas, rompedoras  de paradigmas y convencionalismos. Esta serie es dirigida por la escritora Mónica  Montañés.

En estes caso, la abogada detective de esta novela policial cumple un rol fundamental en el desarrollo de la trama de la novela.

Para algunos especialistas, La segunda y sagrada familia se trata de una novela política de estructura policial, pues trata un grave tema nacional: es la historia de un político y candidato que tiene dos familias: una legítima y otra formada con su amante, con hijos en ambas casas, nacidos entrelazados.

Personajes

Los personajes de la novela son esencialmente: Carolina Larotta: abogada, policía, joven, bella, delicada, universitaria, mujer independiente; Emiro Castellanos: el político y candidato a punto de ganar las elecciones; Cecilia Castellanos: su esposa legítima; Kathia Santéliz: amante, reputada periodista de la televisión, madre de varios de los hijos de Emiro Castellanos.

Any Castellanos: la hija, legítima, que se convierte en la conciencia negra del padre, la rebelde, la que con razón le reclama la situación a donde los ha llevado.

Mirna Adrianza, asesinada en un asalto, que nada tiene que ver con el complot, aunque ella estaba implicada previamente en la conspiración contra  Emiro, a través de su joven amante quien la empuja a ello. Mirna es la asistente de Cecilia, la futura Primera Dama.

La abogada detective Carolina Larotta en esta novela policial, pone los puntos  sobre las ies  y desmonta el complot.

Los hijos del candidato:

Los hijos de Cecilia y Kathia, descendencia del candidato, nacidos entrelazados. Explica Any, la más sensible del grupo familiar:

“La situación es insólita. Somos Alfonso, que es mi hermano mayor, vengo yo [Any], después viene Sebastián, el hijo de Kathia, después mi hermano Guillermo y después las chamas, Sandra y Sofía, unas morochas [hijas de Kathia]. Como verás estamos perfectamente intercalados” (p.140).

Anny, la hija,  es gran personaje de esta novela. Ella enjuicia al padre por la situación a la que ha llevado a familia al tener dos mujeres e hijos en ambos lados.

Alfonso, uno de los hijos varones de Cecilia dice: “Ese es un tema que no quisiera tocar…Es algo muy personal de mi padre” (p.159), expresión de una forma de machismo escondido. Y por qué en la novela subyace una gran interrogante: ¿hasta dónde es privada la vida de un hombre público?

 

La protagonista y heroína

La segunda y sagrada familia pertenece al género de investigación policial y tiene una heroína,  la abogada detective Carolina Larotta, que  tiene el talento de un sabueso inglés.

Esta heroína es inteligente, bella,  elegante, con formación académica y está decidida a llegar al fondo del caso por encima de las conductas machistas y la mediocridad.  La baogada detective, rompe  con todos  los estereotipos, independiente de afirmar  que no es feminista, pero tiene muy claro lo que es la violencia  de género

Abogada detective en novela policia

Lo que acontece


La segunda y sagrada familia
se desarrolla  en medio de la campaña electoral de Emiro Castellanos, de hecho, todo lo que acontece, tiene lugar en las últimas semanas de esta campaña electoral.

En esos días pasan una serie de acontecimientos: entre otros un intento de extorsión, que debe ser investigado.

¿Por qué esta situación le sucede a la esposa, a Cecilia?, esa es la pregunta que subyace. Por qué se persigue a la esposa del candidato y quiénes lo hacen. Por qué todo acontece en la casa de la familia “legítima” del candidato.

Any, hija legítima, participa en todo el complot y en él participa también Sebastián, hijo ilegítimo (p.280), quien es hecho preso por su participación en el suceso, “el mismo Sebastián había confesado su delito” (p.258), aunque no era responsable del asesinato de Mirna.

La violencia de género en la novela

No juzga moralmente al hombre que tiene dos familias ni a sus respectivas mujeres. De varias maneras ella representa la modernidad en un mundo atrasado y provinciano.

Sin embargo, aunque no juzga a los personajes, la abogada detective Carolina Larotta, tiene conversaciones interesantes, en las que aborda problemas  como la violencia  de género, por ejemplo: “Como mujer me encantaría dedicarme a erradicar el maltrato femenino” (p.187)

En la historia se evidencian diferentes tipos  de maltratos, particularmente hacia la mujer.

Entre otros, recordamos, cómo es tratada esta abogada y detective Carolina Larotta, por  alguno de sus compañeros quienes  se centran en su elegancia y su belleza y consideran que  no tiene ideas  claras y que no es una buena detective. Típico de una actitud machista y descalificadora.

Estas expresiones, en medio de las evidencias  más fuertes  en este sentido, cuya responsabilidad  central está  en el protagonista.

A sí vemos como el  desarrollo de la novela, para el hombre protagonista de esta historia, el hecho de tener dos mujeres, representa  una forma de maltrato.

Por ello Carolina sigue diciendo cuando le preguntan: “¿Es muy fuerte el maltrato femenino en Venezuela?”. Ella responde:

“El acoso sexual es una forma de maltrato, las ofensas públicas, la violencia psicológica. ¿Tú crees que alguna mujer que se siente traicionada o utilizada de alguna forma por su marido se detiene a pensar que eso es violencia de género? Una traición es violencia” (p.187).

La ficción en la novela policial

Bueno es recordar que el género policial aunque interesante y en cuyo desarrollo se encuentran algunas obras magistrales, seduce por grandes  enigmas; pero no ha sido cultivado con preferencia en las letras de habla castellana.

Su  nacimiento surge  en la tendencia anglosajona y su desarrollo más destacado está relacionado con Edgar Allan Poe(1809-1849), quien creó el género de 1841 con su relatos “Los crímenes de la calle Morgue”; dos ingleses, Wilkie Collins(1824-1889) y Gilbert Chesterton(1874-1936), y un irlandés, Conan Doyle(1859-1930).

Abogada detective,inspirada en la figura de Edgard Allan Poe

Según los estudiosos, la ficción policial para que se puede considerar tal, debe poseer según Jorge Luis Borges (1899-1986): un crimen enrevesado, de imposible solución y un investigador sedentario que lo descifre “por medio de la imaginación y de la lógica”.

Quien escriba piezas policiales no debe olvidar que lo dirige a lectores incrédulos y suspicaces, quienes ponen mucha inteligencia en seguir al autor. Este hecho no debe soslayarse al escribirlos, como también lo indica Borges.

La novela policial en Venezuela

En verdad, en la literatura venezolana podemos afirmar que no hay una larga tradición de novelas policiales. Ha habido, sin embargo, algunos escritores que han compuesto obras policíacas, sobre todo dentro del cuento, destacables pueden ser Pablo Comezaña con sus relatos de Un caso delicado (1987), el espléndido cuento “Boquerón” de Humberto Mata o como el volumen Luna roja (1994) de Luis Felipe Castillo(1963).

Otro género literario desarrollado en Venezuela que no es precisamente, novela policial, es la novela de delincuentes. Casos muy conocidos como  Retén de Catia (1972) de Juan Sebastian Aldana o Soy un delincuente (1974) de Ramón Antonio Brizuela han trascendido y han sido llevados  a producciones cinematográficas.

Otros son los libros de experticia criminalística que no puede ser consideradas novelas policiales, porque no se desarrollan dentro de las estructuras del género, caso singular, sin ser novela, es Cuatro crímenes, cuatro poderes, del comisario Fermín Mármol León.

Pese a esto no hay una tradición en Venezuela, fuerte y vigorosa, como la que encontramos en las letras anglosajonas, con piezas supremas como alguna de Agatha Christie(1890-1976) o William Faulkner(1897-1962), textos recogidos por Jorge Luis Borges(1899-1986) y Adolfo Bioy Casares(1914) en una muestra que es antológica del género con textos que forman parte de lo mejor de la literatura occidental (Los mejores cuentos policiales. Buenos Aires: Emecé,1943-1951.2 vols.)

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

https://gustavomirabalcastro.online/

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/lo-que-esconde-gustavo-mirabal-castro-ii/

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/que-esconde-gustavo-mirabal-castro/

Muñoz Aguirre, Inés (2011) La Segunda Sagrada Familia, Caracas. Ediciones B, Colección Vertigo

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code