Historia de la equinoterapia

Historia de la equinoterapia

La equinoterapia y los beneficios que se generan son esenciales no solo para la persona que recibe la técnica, sino para los propios familiares y el entorno más próximo.

Ya que la mejora del estado de ánimo, sobretodo en el caso de los niños.

Esta es pues una fuente motivadora que impulsa al paciente.

Historia de la equinoterapia

La hipoterapia o equinoterapia es un tratamiento médico con la ayuda de un caballo.

El concepto de hipoterapia encuentra su primera mención registrada en los antiguos escritos griegos de Hipócrates.

Sin embargo, no se desarrolló como una disciplina formal hasta la década de 1960, cuando comenzó a utilizarse en Alemania, Austria y Suiza, como complemento de la terapia física tradicional.

Es así como inicia la historia de esta técnica que ha beneficiado a millones de personas en el mundo.

El dato

El primer plan de estudios estandarizado sobre hipoterapia fue formulado a finales de 1980 por un grupo de terapeutas canadienses y estadounidenses, que viajaron a Alemania para aprender acerca de esta nueva disciplina y traerla a América del Norte a su regreso.

Beneficios

Entre los beneficios físicos que se consiguen mediante la equinoterapia se tiene:

La mejora del equilibrio, el control de la postura, el fortalecimiento del tono muscular, la coordinación neuromotora y orientación, el espacio temporal y la lateralidad.

Además mejora la percepción del esquema corporal.

También produce un aumento de la autoestima, mejora de la confianza y de la autoconfianza, estimulación de la atención y la concentración, desarrollo del autocontrol, estimulación de la comunicación y el lenguaje, nuevos aprendizajes como por ejemplo el respeto por los demás y la naturaleza.

Algunos principios

Otros principios de la equinoterapia se basan en:

  • La transmisión del calor corporal del caballo
  • Transmisión de los impulsos rítmicos del dorso del caballo al jinete
  • Y la transmisión de un patrón de locomoción tridimensional equivalente al patrón fisiológico de la marcha humana.

Los caballos a utilizar para esta técnica deben ser:

  • Nobles, con un temperamento dócil y tranquilo
  • Entrenados de manera natural (sin sometimiento) ya que esto asegurará la confianza en el caballo.
  • Debe estar familiarizado con las personas y con los materiales que se utilicen durante las sesiones de terapia como pueden ser pelotas, aros, conos, etc.

Los caballos también pueden ser útiles en otras aplicaciones como por ejemplo en enfermedades mentales como esquizofrenia, bipolaridad o depresión, también se usan drogodependencias y problemas conductuales.

El escenario

Lugares con abundante vegetación son los ideales para llevar a cabo esta terapia con caballos.

Resulta favorecedor el contacto con diferentes sensaciones y texturas, por no hablar de la gama de colores y estímulos visuales que la naturaleza nos proporciona.

Lo que causa un efecto muy beneficioso sobre el sistema sensorial y cognitivo sin hacer prácticamente ningún esfuerzo al respecto.

La equinoterapia y los beneficios que se generan son esenciales no solo para la persona que recibe la técnica, sino para los propios familiares y el entorno más próximo, ya que la mejora del estado de ánimo, sobretodo en el caso de los niños, es una fuente motivadora que impulsa al paciente.

 

 

 

 

 

 

historia de

 

 

Temas relacionados

Principios y beneficios de la equinoterapia

 

Fuentes consultadas:

www.gustavomirabal.es

Para más información consulta:

https://www.flickr.com/people/161015276@N06/

https://www.wattpad.com/497522292-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela-g-c

https://ve.linkedin.com/pub/dir/Gustavo/Mirabal/ve-0-Venezuela

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code