Gustavo Mirabal

Gustavo Mirabal Castro, el último hombre que falta por ser elogiado en EE.UU

Gustavo Mirabal

Gustavo Mirabal

 

Artículo #3 de la serie:

Gustavo Mirabal en Dubái – Emiratos Árabes Unidos

 

Gustavo Mirabal Castro, el último hombre que falta por ser elogiado en EE.UU.

Gustavo Alberto Mirabal Castro, es un abogado e hijo del prominente adeco y ex gobernador de Caracas, Gustavo Mirabal Bustillos.

Mirabal amasó una gran capacidad intelectual gracias a sus estudios académicos y trabajos como gerente con importantes figuras empresariales, que le permitieron en un abrir y cerrar de ojos, convertirse en un poderoso y visionario atleta ecuestre con intereses en los Estados Unidos y España.

Gustavo Mirabal Castro es además la mente maestra detrás del centro de entrenamiento ecuestre en Florida, G&C Farm.

Mediante el cual realizó operaciones para entrenar caballos de alto nivel competitivo y atletas de alto rendimiento ecuestre.

Juntos Gustavo y su esposa María Carolina Chapellín de Mirabal diseñaron un esquema de trabajo que dio muy buenos frutos puesto que los caballos bajo la marca G&C eran muy buenos.

Varios de ellos ganaron competencias muy importantes e incluso copas de Europa.

Gustavo Mirabal trabajos en Venezuela

En Venezuela, Mirabal Castro trabajó hasta diciembre de 1989 en instituciones bancarias y al año siguiente funda su firma de abogados Mirabal, Núñez & Asociados Despacho de Abogados S.C, actualmente llamada Mirabal & Asociados.

Dicho bufete lo integra junto a Carlos Alberto Mirabal Fernández, Susana A. Alba Arteta, Edgar A. Rodríguez López y Sascha W. Blatnik.

En este sentido la compañía tiene su domicilio en Caracas, capital de Venezuela, ofrece servicios vinculados a las áreas mercantil, comercial y tributaria.

Así como todo lo relacionado con propiedad intelectual, inversiones extranjeras y asesoría cambiaria, litigios, finanzas y mercados de capitales.

“Disney World Ecuestre”

Ubicada en Wellington, Palm Beach, Florida (Estados Unidos), el centro de entrenamiento G&C Farm, fue propiedad de los esposos venezolanos Gustavo y María Carolina Mirabal.

El lugar se alza como el “Disney World de los sueños y pasiones ecuestres”, con una bandera del país latinoamericano.

La excelencia en el entrenamiento equino y de jinetes le dio a G&C Farm todo lo el reconocimiento local e internacional.

Es así como comenzó a penetrar en los cerrados círculos de la aristocracia de Palm Beach.

La granja que tuvo Gustavo Mirabal Castro es conocida y alabada por la excelencia de sus instalaciones.

La finca de entrenamiento ecuestre contaba con una cancha de salto, una caminadora para 8 caballos.

Una caminadora individual, 6 potreros. Así mismo, dispone de una lavandería, un depósito de heno, un cuarto de alimentos.

Y un cuarto de medicinas,  además de un apartamento de dos habitaciones para los caballerizos.

Específicamente, G&C Farm fue construida sobre un terreno de 4 acres, lo que equivale a 16.187,47 metros cuadrados.

La calidad de los caballos que competían bajo G&C Farm era notoria.

Atletas de muchos países comenzaron a llegar a Florida para conocer el “Disney World ecuestre” de los esposos venezolanos.

De esa manera el caraqueño hijo del ex gobernador de Caracas, Gustavo Mirabal Bustillos, se gana el respeto en el círculo ecuestre.

Tiempo después el atleta profesional en salto ecuestre comienza a apoyar a nuevos talentos y competencias equinas.

Apoyo que es muy valioso para esa nueva generación de jinetes que estaba creciendo.

Una pasión familiar

El amor por los caballos no nació de un día para otro en el piloto caraqueño.

En realidad viene en sus venas, en su ADN, ya que su padre también ama los caballos.

Estos animales rodearon la infancia del jinete y empresario venezolano.

Quien desde pequeño soñaba con tener su granja propia y entrenar caballos.

Ese sueño se materializa años después tras un largo periodo como atleta de alto rendimiento.

Un venezolano que subía al podio feliz levantando la bandera de Venezuela sobre su cabeza.

Gesto que para la prensa internacional se volvió habitual y especial.

Sin contar que cuando habían otros venezolanos presentes en las competencias el Gloria al Bravo Pueblo, Himno Nacional de Venezuela, retumbaba.

Apasionado por la hípica este jinete, abogado y empresario ama el deporte a caballo.

Y para poder llegar a donde está ahora ha tenido que trabajar arduamente.

Un suramericano loco

Cuando se está en un país que no es el propio los retos se pueden volver más grandes.

La gente puede ser más fuerte en su manera de percibir todo aquello que el extranjero hace, es decir, pueden burlarse, catalogar a la persona de loco, etc.

De hecho, esa actitud define una de las etapas de la vida de Gustavo Mirabal Castro.

La etapa en la que estaba diseñando la estrategia para abrir su centro de entrenamiento equino G&C Farm.

A lo largo de esa fase muchos lo llamaron loco, el suramericano loco.

No creían que fuera capaz de abrir su propia granja y al estilo Disney World, es decir, con toda la excelencia que requiere.

En ese tramo de su vida se encontró hasta otros venezolanos que pusieron en duda su capacidad para gerenciar un lugar así.

E incluso hasta se mofaron creyendo que no lo lograría.

Más cuando hay pasión y empeño, la constancia da su fruto y entonces se pasa del papel a la realidad.

En 2009 la granja de Gustavo Mirabal Castro era una realidad.

Otros venezolanos en EE.UU.

Además del caraqueño Gustavo Mirabal Castro hay otros venezolanos que también han hecho historia en Estados Unidos.

Uno de ellos es el entrenador Antonio Sano, quien se ha destacado por su gran capacidad a la hora de adiestrar caballos.

Sano está haciendo carrera en el mundo ecuestre norteamericano luego de tener un impecable trabajo en Venezuela.

A estos también se suma otro criollo Salomón del Valle, quien dirige Peacock Racing Stables, LLC.

Lo que significa que la experiencia de Mirabal marca un punto de referencia para otros profesionales venezolanos en esa área.

Puesto que en el caso de Salomón del Valle este también posee su propio centro ecuestre.

Actualmente prepara un caballo llamado Gunnevera el cual ya ha dado buenos frutos.

E incluso corrió en la Dubái World Cup 2019.

De acuerdo con el portal https://www.equibase.com Gunnevera es un ganador de grado 2.

 

Peacock Racing Stables está compuesto por el español Jaime Díaz Mengotti y los venezolanos Solomon Del-Valle y Guillermo Guerra.

Gunnevera

Gunnevera, entrenado por el venezolano Antonio Sano, ganó las apuestas especiales de Saratoga y las apuestas del premio mayor Delta Downs de $1 millón de dólares cuando el ejemplar tenía 2 años.

Este caballo obtuvo una impresionante victoria en la fuente Xpressbet Fountain of Youth Stakes en el segundo inicio de sus 3 años.

Gunnevera terminó tercero en el Derby de Florida en su preparación final para el Derby de Kentucky 2017.

Guerra y Díaz Mengotti trabajan juntos en la empresa de importación y exportación Peacock Trading, de ahí el nombre estable Peacock Racing Stables.

Indica el portal https://www.americasbestracing.net/.

Como pueden ver hay otros venezolanos escribiendo su historia en el mundo ecuestre de Estados Unidos y del mundo.

Puesto que cuando uno de sus caballos clasifica a competencias de alto nivel también lo hace quienes lo entrenan, etc.

El hecho de que Gustavo Mirabal Castro abriera su centro de entrenamiento equino abrió el camino para que otros venezolanos también lo hicieran.

Por lo que G&C Farm es más que una marca, es un símbolo de que para un suramericano sí es posible triunfar como atleta y empresario en el mundo equino.

 

Artículos relacionados: 

Gustavo Mirabal Castro, el último hombre a caballo en EE.UU

 

Para conocer más sobre este empresario y atleta venezolano haz clic:

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

https://gustavomirabalcastro.online/

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/lo-que-esconde-gustavo-mirabal-castro-ii/

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/que-esconde-gustavo-mirabal-castro/ 

https://www.americasbestracing.net/owners/peacock-racing-stables-llc

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code