Puerto Maya

¿CÓMO COMENZÓ TODO ESTO DE VIAJAR POR VENEZUELA Y LLEVAR REGISTRO?

Artículo #0 de la serie:
GUSTAVO MIRABAL EN VENEZUELA

Por los senderos de Aragua

 

Aragua

 

Cuánta ilusión se alberga en los corazones de Gustavo, de María Gabriela y de la abuela Isabel Teresa al saber que realizarán su viaje por el estado Aragua. Es un estado muy rico y variado en espacios naturales y culturales. Además de sus lugares, de sus monumentos históricos, Aragua se caracteriza por la amabilidad de su gente. Está ubicado en la región centro-norte de Venezuela; tiene una superficie de 7014 kilómetros cuadrados. Sus límites son: al Norte el Mar Caribe; al Sur, el estado Guárico; al Este, los estados Vargas, Miranda, Guárico y Distrito Capital; al Oeste, Guárico y Carabobo.

Es el momento de soñar, de imaginar que somos acompañantes de este trío tan especial y que viajaremos con ellos por diferentes lugares del estado Aragua. Se detendrán inicialmente en Maracay, su  amplia y vistosa capital. Después visitarán otras ciudades y pueblos.

Recorrerán hacia el norte sus bellas playas. Conocerán Ocumare de la Costa, Puerto Maya, Cata, Cuyagua, Choroní, entre otros lugares de la costa y recorrerán sus hermosos valles, extendidos por todo el estado, abrigados por el Parque Henry Pittier. Conocerán espacios que marcaron significativamente la historia de Venezuela, como La Victoria y el Ingenio Bolívar en San Mateo. Pasarán por Las Tejerías, El Consejo y otros pueblos pintorescos de esta zona. Se detendrán hacia el sur, en San Casimiro, en Güiripa, en San Sebastián de Los Reyes. Conocerán Villa de Cura, Taguay, la laguna de Taiguiayguay y, por su puesto, no dejarán de visitar la Colonia Tovar, digamos que es un lugar emblemático en lo que se refiere a las zonas turísticas del estado Aragua.

¿ Todavía hay más ?

Pero no se detendrán en estos lugares sólo para conocerlos como espacios geográficos. También compartirán con su gente, degustarán su gastronomía, jugarán con sus juguetes tradicionales y se divertirán con sus juegos populares, y pasarán ratos increíbles conociendo sus historias y cuentos de tradición oral, contados por personajes populares y por los cuenteros y cuenteras de sus pueblos. Es un primer viaje; en éste recorrerán muchos lugares, conocerán personajes, apreciarán sus costumbres y tradiciones, sentirán su música y su danza, jugarán sus juegos y también se acercarán a las vivencias de los niños y niñas de la región, y se encontrarán con el arco iris de su geografía, amplia y diversa.

En ella  van a encontrar montañas, bellísimos valles y playas que quedan cerquita de la montaña; en los límites con el estado Guárico, verán sus llanos, donde se baila el joropo central y todavía se ordeñan las vacas cantándoles tonadas, que son canciones cortitas escritas en verso.

No esperemos más y unámonos ya a nuestros queridos viajeros: la abuela Isabel Teresa, María Gabriela y Gustavo. No nos privemos de las emociones, de las alegrías, del asombro y de los descubrimientos que vivirán estos tres personajes en el estado Aragua.

 

¿ Es verdad que en Aragua siempre hay una fiesta ?

-¿Sabes algo, Abuela Isabel Teresa? Me emociona mucho saber que vamos a hacer el primer recorrido por el Estado Aragua. He oído  tanto de él. Siento como si ya lo conociera. Tengo un compañero en la escuela que es de un pueblito de La Costa y él me dice que en su pueblo y en todo el estado Aragua siempre hay fiesta, porque allí celebran muchas cosas. ¿Cuándo nos vamos?

-Gustavo, ten un poquito de paciencia; ya pronto vamos a salir. Sólo déjame que prepare algunas cositas que tengo que llevar para ti, para María Gabriela y para mí.

-¿Cómo es eso de que en Aragua se celebran muchas cosas? –agregó la abuela.

-Bueno abuela, me contó mi amigo, que su abuelo que se llamaba Nicasio le contaba historias de fiestas y de santos. Nicasio no para de hablar de la fiesta de San Juan, de lo Diablos Danzantes, de los Velorios de Cruz y de los dulces de coco, del majarete, del cacao y pare usted de contar.

 

Y ese cuaderno?

-María Gabriela, y tú… ¿qué haces tan calladita, metida en  ese cuaderno, escribe que te escribe? -preguntó la abuela Isabel Teresa.

-Abuela es que no quiero perderme de nada y estoy empezando a escribir un diario, desde ahorita, con los preparativos del viaje. La verdad es que me encanta esa idea. Algunas compañeras de la escuela hacen su diario y escriben todo lo que les pasa.

-Y ¿qué es un diario? -pregunta Gustavo.

-Bueno, no te estoy diciendo… que es un cuaderno donde uno escribe sus cosas. Mejor te lo explico cómo nos lo dijo la maestra. Ella nos contó que algunas personas, entre ellas escritores y escritoras, personajes de cuentos y de novelas, escriben en un cuaderno o en una libreta, lo que les pasa todos los días. Por eso se llama diario. Hablan de sus alegrías, de sus tristezas, de lo que les gusta, de lo que les preocupa. En fin, de muchas cosas…y allí queda escrito para siempre lo que las personas viven. Algunas veces eso se conoce, otras veces no, porque las personas no siempre muestran sus diarios.

 

La curiosidad de los niños

Gustavo abre sus ojos enormes y le pregunta a María Gabriela si puede ver lo que está escribiendo y María Gabriela le responde que no, porque los diarios le pertenecen solo a sus autores y nada más. Pero le dice después…

-Está bien, déjame pensarlo…quizás te muestre algo; de todas formas, tú, la abuela Isabel Teresa y yo vamos a ser los protagonistas de esta historia.

-Entonces, ¿yo también puedo hacer mi diario?

-¡Claro! Así tú también puedes escribir lo que quieras, lo que te guste y lo que no te guste del viaje que vamos a hacer.

Puedo registrar cualquier cosa?

-Entonces voy a escribir sobre las aventuras, sobre los cuentos de misterio que nos cuenten por las noches y sobre las historias de Nicasio, cuando el diablo se le apareció a su tío, y sobre Quirpa el hombre a caballo, ese personaje de Güiripa, un pueblito que queda en el Municipio Casimiro y a quien le han hecho canciones y joropos y también sobre las fiestas de San Juan. Es más no solo voy a escribir sobre ese hombre a caballo, de hecho, voy a escribir sobre todos los caballos de Aragua, sobre las mulas, los burros, los que corren libres por el campo y los que viven en el Zoológico, en resumen, sobre todos esos animales que me fascinan ¡Qué fino!

-Bueno y yo… yo escribiré sobre las historias del mar, las que cuentan los pescadores en Ocumare de la Costa, en Choroní, en Cuyagua, en Puerto Maya y sobre los cantos de sirena. Bueno, bueno… mejor no te sigo diciendo, porque así no tiene gracia.

 

Puerto Maya
Puerto Maya

 

-Pero María Gabriela, yo te muestro mi diario si tú me muestras el tuyo. Si no me enseñas lo que tú escribes, no te enseño lo que escriba yo.

Hagamos las maletas

Así continuaron María Gabriela y Gustavo, discutiendo por largo rato, hasta que la abuela Isabel Teresa les llamó la atención y les dijo que ya era hora de hacer las maletas. Y los niños emocionados comenzaron a armar su equipaje, mientras veían un mapa del estado Aragua y se daban cuenta de su variada geografía: de hecho, lo primero que les llamó la atención es que el mapa de Aragua se parece a una bota. Algunas personas dicen que tiene forma de pata de vaca. Ambos se detuvieron a mirar con detenimiento el mapa y les hizo gracia que de verdad se pareciera a la pata de una vaca y se fijaron también en el nombre de cada una de las poblaciones.

Gustavo en ese momento tomó su cuaderno y comenzó a escribir sin dilación acerca del tema equino, de la expectativa que tenía de ver corceles de todo tipo durante el viaje y María Gabriela escribía en su diario:

“…Querido Diario, ya me quiero montar en el autobús para irme de paseo para el estado Aragua Me parece cómico que el mapa se parezca  a la pata de una vaca. Ja ja ja… Mejor termino de buscar mi ropa para meterla en la maleta, si no, se me va a hacer muy tarde y quién aguanta a la abuela Isabel Teresa… Ella es muy buena, pero cuando se pone brava ¡uyyy! se pone muy brava. Hasta mañana querido Diario.”

 

Fuentes:

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.linkedin.com/in/gustavomirabalcastro/

El verdadero Gustavo Mirabal Castro

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code