CEBRAS Y FÁBULAS

CEBRAS Y FÁBULAS

 

La cebra en el espacio equino

Cebras y fábulas para hablar de las maravillas del mundo equino. Las cebras  pertenecen al mundo equino, pero hemos  notado que  se habla poco sobre ellas. Hoy queremos dedicarnos  e esta especie.

Lo queremos hacer  de una forma particular. Por supuesto que  hablaremos del mundo animal al que pertenecen y probablemente nos detengamos en algunas  de sus características.

Y lo haremos después  de detenernos en lo que las cebras provocan en el mundo de la imaginación y  en alagunas expresiones  literarias  donde éstas  son protagonistas.

Conozcamos algunas fábulas, escritas por diferentes  autores.

A continuación, enre cebras y fábulas…

La cebra pintora

Había una cebra muy alegre que todas las mañanas se pintaba sus rayas de los colores del arcoíris.

Decía que no quería ser una cebra triste, blanca y negra, que quería ser alegre y bonita como el arcoíris.

Así que después de desayunar, con mucha paciencia, pintaba una a una sus rayas de amarillo, naranja, verde, azul, morado…

Y por la noche, antes de irse a dormir, se daba un baño largo en el río para quitarse la pintura, y recuperar sus colores blanco y negro.

Una noche, su amiga la liebre le vio mientras se bañaba y descubrió que su amiga en realidad no tenía rayas de colores.

-¿Y por qué te pintas las rayas?

-Porque quiero ser bonita como el arcoíris y no aburrida como el blanco y el negro.

-Estás confundida, el blanco y el negro son también colores bonitos.

Mira lo dulce que es la música de un piano con sus teclas blancas y negras, o cómo ilumina la luz blanca de la luna llena, o lo divertida que es la chistera negra del mago, o la nieve blanca ¡y el chocolate negro!

Lo que le dijo su amiga la liebre le dio qué pensar a la cebra. Realmente había cosas blancas y negras que eran hermosas. Y si ella tenía rayas blancas y negras también podía serlo.

Así que decidió dejar de pintarse y ser blanca y negra y ¡llamarse la cebra piano!, porque su piel se parecía al teclado de un piano.

Y tanto le gustó la idea que hasta se pintó algunos de sus dientes de color negro. Y su amiga la liebre le decía:

– ¡Está claro que lo que tú querías era pintarte de todas formas! ¡en lugar de la cebra piano, te deberías de llamar la cebra pintora!

La cebra pintora. Dibujo: Ana del Arenal

ENTRE CEBRAS Y FÁBULAS, NOS VEMOS…

 

Doña Cebra y Doña Jirafa

 

Eran dos grandes amigas, Doña Cebra y Doña Jirafa , y esto se comprobó en cierta ocasión, en la cual doña Jirafa cayó tremendamente enferma de la garganta.

Doña Jirafa se levantó una mañana con la garganta terriblemente inflamada; la sensación de dolor al tragar era muy grande, y por esta causa no podía comerse ni un triste grano  de arroz.

Al ver como su salud empeoraba, doña Jirafa pensó que lo más conveniente sería avisar a su buena amiga Doña Cebra, que siempre estaba pendiente de ella.

  • ¡Ay, Doña Cebra! ¡Qué mal me encuentro esta mañana! ¡Casi no puedo ni hablar!- Exclamaba Doña Jirafa dirigiéndose a su amiga.
  • Voy a ver el aspecto de esa garganta- Dijo Doña Cebra.- ¡Uf! Tiene muy mal aspecto, de manera que iré a la farmacia para ver qué pueden recomendarme para este tipo de dolencia.

 

Mientras Doña Cebra se dirigía a la farmacia en busca de lo necesario para curar a su amiga, Doña Jirafa decidió meterse en la cama, puesto que de mal que se encontraba no podía ni estar de pie.

Entre tanto, Doña Cebra no conseguía encontrar en ninguna farmacia cercana medicamentos suficientes para la garganta de su amiga, tan larga que era, y ni corta ni perezosa decidió viajar a otro país con más farmacias.

Era tanta su preocupación y su sentido de la responsabilidad, que a Doña Cebra no le importaba el medio, sino el fin.

Pero al desplazarse a otro país en busca de remedios para la garganta de Doña Jirafa, el viaje se alargó demasiado y, a su vuelta, Doña Jirafa ya se encontraba bien.

Sin embargo, esto no enfadó a Doña Cebra lo más mínimo, y ni por la cabeza se le pasó el lamentarse por la inutilidad de su viaje. ¡Se alegraba tanto de ver a doña Jirafa recuperada!

La verdadera amistad es un gigantesco tesoro, y Doña Jirafa tuvo la suerte de comprobarlo.

Ahora, lo que queremos  decir…

Através de las fábula y de la literatura infantil. pdemos transmitir valores significativos para las personas, para una san convivencia, para desarrollar procesos creativos e interactuar en medio de las semejanzas y las diferencia.

En otra oportunidad nos centraremos en profundizar la importancia de las cebras  en l mundo animal, especialmente en el mundo equino.

Referencias bibliográficas

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/
https://gustavomirabalcastro2.wordpress.com/acerca-de/

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code