Gustavo Mirabal Castro

Gustavo Mirabal Castro, un vinculado a la equitación en Venezuela

Gustavo Mirabal Castro

Gustavo Mirabal Castro

A sus nueve años sólo imaginaba su vida saltando sobre algunos obstáculos en un pony.

Estaba acostumbrado a caminar entre caballos porque su padre estaba al frente del Instituto Nacional de Hipódromos en Caracas, Venezuela.

Gustavo Mirabal Castro, un vinculado a la equitación. Desde muy temprana edad este caraqueño sabe lo que es vivir en contacto con los caballos.

Estos animales asombrosos que tantas alegrías le han dado a él y a su familia.

Una gran experiencia que nunca olvida e impactó su vida es el estar cerca de Tropigold.

El caballo que lo inspira -Gustavo Mirabal Castro, un vinculado a la equitación

Tropigold es el caballo que lo inspira para seguir vinculado al mundo de la equitación.

Este ejemplar nace el 20 de febrero de 1978. Es entrenado por Víctor Muñoz Glade, quien era de nacionalidad chilena y pertenecía al padre del caraqueño, Gustavo Mirabal Bustillos.

Dicho equino de color marrón claro y tonos rojizos dice presente en la Copa Grano de Oro, el Clásico Victoreado, la Copa Hipódromo de Valencia, así como en otras competencias que se realizaban en Venezuela.

Su campaña termina con un total de 15 actuaciones y 11 victorias, nueve de ellas selectivas, con un segundo lugar y dos terceros, obteniendo alrededor de 3.420.405. Bs en metálico producido.

Cifra muy buena para la época. Además de todo el reconocimiento que ganó. Aún después de finalizar su carrera seguía siendo referencia.

Aquellos 500 kilos representaban una gran emoción y euforia cada vez que corría por las pistas venezolanas.

Tropigold es hijo de McKenna’s Gold. Un caballo alazán oriundo de Inglaterra.

Como dicen por ahí, de tal palo tal astilla, y es que el padre del caballo que inspira a Mirabal Castro también era un ganador.

Para 1972 McKenna’s Gold ganó sus dos primeras carreras. Triunfa con el premio el Gran Premio Clásico Simón Bolívar con el jinete Ángel Francisco Parra (2400 metros).

Y tras su retiro es llevado para comenzar una vida como semental. La cual fue bien catalogada.

Gustavo Mirabal Castro, un vinculado a la equitación

A medida que crecía su pasión ecuestre lo hacía también.

Nadie pone en duda el amor que este jinete de salto tiene por los caballos. Y aunque ahora está retirado de las competencias supo dejar su huella.

El mundo equino está lleno de talento pero también competencia.

No es sencillo llegar a la cima y mantenerse. Se requiere de mucho trabajo y esfuerzo.

La equitación, un deporte de compromiso y entrega

Trabajar con caballos es apasionante y sin duda implica compromiso y entrega.

Además de paciencia y perseverancia. Las caídas duelen y volver a subirse confiado no es tan fácil.

Pero si se quiere hacer las cosas bien entonces hay que seguir trabajando, eso es lo que dice Gustavo Mirabal Castro, un vinculado a la equitación.

Los deportes ecuestres tienen cierto riesgo que todo jinete asume cuando aborda a un ejemplar. Es por ello que trabajan duro en la relación con su caballo.

En este punto es importante detenerse ya que el construir esa relación toma su tiempo y sólo si se persevera entonces habrá un gran binomio.

Cuando en una ocasión se le preguntó a Gustavo Mirabal Castro, un vinculado a la equitación, sobre qué consejos daría a nuevos jinetes dijo:

“Lo más importante es saber que la equitación es un deporte en el que se pasa de lo sublime a lo ridículo en cuestión de segundos”. Por lo que instó a tener la cabeza y los pies bien puestos sobre la tierra.

En este sentido considera que todo nuevo jinete o vinculado a la construcción de una carrera en el mundo equino debe ser humilde y desear hacer las cosas de la mejor manera posible.

Un nombre o marca se hace con esfuerzo y mucho trabajo

Cuando se habla de Gustavo Mirabal Castro en el mundo ecuestre se habla también de Venezuela.

Esto es porque en cada competencia el jinete de salto dejaba en claro cuál es su país y levantaba con orgullo el tricolor patrio.

Gesto que los medios internacionales señalan como muy propio de este atleta.

Gustavo Mirabal Castro, un vinculado a la equitación que ha hecho sonar el Himno Nacional de Venezuela en grandes plataformas de Estados Unidos, España, Londres, etc.

Es así como el nombre Gustavo Mirabal Castro se hace una marca y sus caballos portaban con elegancia la bandera de su país en su indumentaria durante cada competencia.

Sólo mediante el trabajo arduo y una pasión ferviente es que se puede lograr un éxito como el de este caraqueño, abogado de profesión.

Oficio que también ejerció dentro de Venezuela un par de años. Específicamente en instituciones bancarias.

Una vez que siente que cumple esa etapa como abogado viaja a Estados Unidos para hacer realidad un gran sueño.

Un paraíso dentro Wellintong – Gustavo Mirabal Castro, un vinculado a la equitación

Wellintong es una parte de Miami en la que este venezolano hizo historia.

En ese lugar abrió en 2009 un espacio que lucía como un auténtico paraíso tanto para humanos como para caballos.

Fue tanto el éxito de ese recinto llamado G&C Farm que el criollo se ganó el respeto y admiración de quienes lo conocieron.

Aún hoy día ese centro de entrenamiento deportivo al que asistieron jinetes de varias partes del mundo se menciona entre las referencias sobre salto ecuestre.

Y es que Gustavo Mirabal Castro, un vinculado a la equitación no se quedó como atleta siempre sino que trasciende hacia el deporte empresarial.

El loco triunfador de Sudamérica

Generalmente cuando alguien tiene un sueño grande vienen los robadores de alegría y fe.

Quienes con sus comentarios denigrantes u ofensivos ponen en tela de juicio el potencial de la persona.

El único objetivo de esos seres es opacar el deseo de ese soñador que busca hacer algo fuera de lo rutinario.

Es así como este hombre vence las adversidades y se dedica con mucho esmero a hacer realidad ese anhelo que desde pequeño tenía.

Crear su propio centro ecuestre era una de esas pasiones que le robaba el sueño a Gustavo Mirabal Castro, un vinculado a la equitación desde los inicios de su vida.

Lo único que molestaba a muchos en ese medio deportivo es que se trata de un suramericano. Un venezolano capaz de dirigir y proyectar su propio lugar.

Todo el conocimiento adquirido como abogado financiero le permitió gerenciar de la manera correcta su centro.

Así G&C Farm se vuelve un centro de encuentro para atletas de América y Europa.

Triunfos

A través de ese centro deportivo en Wellington su nombre se hace más conocido y el de Venezuela también.

Por lo que aquellos apagadores de sueños que con palabras negativas buscaban acabar con el anhelo de Gustavo Mirabal Castro no lo lograron.

De hecho, el éxito de esa granja es tal que desde España viajaban atletas de alto rendimiento para entrenar allí.

Ese lugar contó con el servicio profesional de Mark Bluman, como entrenador, además de los famosos Nelson y Rodrigo Pesoa, grandes atletas y entrenadores hoy día.

Ante esto es inevitable pensar que el criollo no ama este deporte, todo lo contrario, es un apasionado y entusiasta que aspira a que cada día se levanten nuevos jinetes.

Apuesta por una generación que ame los caballos y ame saltar con ellos, correr con ellos, que aprenda a domarlos y sobre todo a tener una relación de amistad.

Pues sólo cuando se desarrolla una relación personal con estos animales es que se obtiene el 100% del potencial de los mismos.

El adiestramiento, la comunicación y sobre todo el amor que se les brinde hará que el objetivo se cumpla y sea agradable para ambos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

www.gustavomirabal.es/

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/
https://gustavomirabalcastro2.wordpress.com/acerca-de/

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code