LA PREVENCIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES – Gustavo Mirabal

 

La prevención de la violencia contra las mujeres es un tema que nos concierne a todas y a todos. Es una responsabilidad ciudadana en todo el globo terráqueo.

Por ser un tema que nos conviene abordar de manera integral se deben involucrar sectores de la educación, salud, seguridad ciudadana, medios de comunicación entre otros.

Sin duda alguna, la educación juega un papel relevante en el tema de la prevención de la violencia contra las mujeres.

Prevención de Violencia Basada en Género

 

Las Naciones Unidas y los 16 días  de activismo – La prevención de la violencia contra las mujeres

A partir del 25 de Noviembre cuando se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer se establece una programación por parte de la ONU con el fin de promover el tema en los diversos medios de comunicación y redes sociales.

Por ello Las Naciones Unidas, ONUMUJERES en particular, promueve  16 días  de activismo.

En este sentido, considerando el derecho que todas las personas tienen a una vida en paz y tomando en cuenta especialmente las cifras de feminicidios  en diferentes lugares del mundo, nos planteamos una reflexión crítica.

Hemos decidido abordarlo para procurar la sensibilización de las personas que  todavía no comprenden que hemos naturalizado la violencia contra las mujeres.

Todavía muchas personas son capaces de reírse de chistes sexistas y también se reían de los chistes machistas.

Para poder cambiar este paradigma se necesita urgente diseñar estrategias y educar a la población en general, pues este es un tema que nos  incumbe a todos.

 

El patriarcado, presente

Todo esto ocurre lamentablemente porque el patriarcado nos arropa desde que el mundo es mundo y la cultura machista es ejercida por mujeres y hombres en todos los países  del mundo.

Esta es la raíz principal de la violencia  de género y ésta  no empieza por el maltrato físico, sino por las expresiones lingüísticas.

Veamos pues que plantea ONUMUJERES

En 2019, la campaña ÚNETE celebrará los 16 Días de activismo contra la violencia de género, del 25 de noviembre al 10 de diciembre, con el tema “Pinta el mundo de naranja: Generación Igualdad condena la violación”.

Si bien los nombres, las épocas y los contextos pueden variar, la violación, la violencia sexual y el maltrato son fenómenos que afectan a mujeres y niñas de todo el mundo, en tiempos de paz o de guerra.

La violación está arraigada en un complejo conjunto de creencias, poder y control patriarcales que continúa creando un entorno social en el que la violencia sexual está generalizada y normalizada.

Las cifras exactas de violaciones y agresiones sexuales son sumamente difíciles de confirmar.

Todo ello como consecuencia de la osadía e impunidad con las que cuentan los agresores, el estigma que sufren las sobrevivientes y el silencio que sigue a la agresión.

16 Días de activismo contra la violencia de género en este 2020

En este año atípico debido a la pandemia del coronavirus la celebración de estos días tan importantes se reflejaran en el espacio virtual. Para ello se dispone de las distintas redes sociales y medios de comunicación tradicionales para promover los 16 Días de activismo contra la violencia de género en este 2020.

La Organización de las Naciones Unidas expresó lo siguiente:

“Mientras el mundo se recluía en los hogares debido a las medidas de confinamiento implementadas para contener la pandemia de Covid-19, los informes mostraban un alarmante aumento en la ya existente problemática de violencia contra las mujeres”

Esta situación es sumamente preocupante pues los indicadores de muertes violentas se han incrementado en todo el mundo.

Así que tanto hombres como mujeres debemos levantar la voz para ser portavoces de paz y armonía.

Ya suficientes problemas nos ha dejado la pandemia para sumarle otro problema más…

Crear conciencia a través de las redes sociales, cada persona puede marcar la diferencia y ser una voz activa de la paz.

16 Días de activismo contra la violencia de género en este 2020

Cómo abordar la prevención de la violencia contra las mujeres y las niñas

HABLEMOS DE PREVENCIÓN EN LUGAR DE CURA, ALIVIO CORRECCIÓN, CASTIGO…

En este punto cabe muy bien la siguiente frase de Pitágoras:

“Educar a los niños y no será necesario castigar a los hombres”

Sin duda alguna, la educación es la herramienta más poderosa para cambiar el mundo. Desde esta perspectiva se puede abordar la prevención de la violencia contra las mujeres y las niñas.

Cabe resaltar que la frase mencionada anteriormente aplica para niños y niñas.

Reza una expresión coloquial «Más vale prevenir que lamentar».

 

Este decir popular que es válido para las experiencias de todas las personas, en los diferentes ámbitos de la vida, nos motiva para hacer algunas precisiones significativas, pues podríamos contar otras historias y muy diferentes, si la mayoría de las personas pudiéramos estar sensibilizadas y formadas para prevenir la violencia y particularmente para prevenir la violencia hacia las mujeres y las niñas.

Más vale prevenir que lamentar, pues hablar de la violencia hacia las mujeres y las niñas, nos convoca urgentemente a tomar medidas para la prevención y la erradicación de la violencia basada en género.

Remediar, solucionar es importante, pero mucho más importante es prevenir las situaciones problemáticas y dolorosas y realmente no nos hacen falta estadísticas específicas para hablar de un tema tan conocido, que nos afecta tan profundamente a nivel mundial, como es la violencia hacia las mujeres y las niñas.

Su presencia envuelve todos los ámbitos  de la sociedad

Está presente en el entorno familiar, en la sociedad en general, en los espacios laborales, políticos, en todos los estratos sociales y económicos.

Como podemos ver la violencia no discrimina y está presente en todos los ámbitos de la vida cotidiana. Por esta razón el sector educativo, de salud, seguridad ciudadana y los medios de comunicación deben unir esfuerzos en pro de concientizar a la población.

En cuanto a la televisión y el cine deben procurar mantener una programación libre de violencia, aunque sabemos que la realidad es otra…

 

Presente en el contexto escolar

Hoy en día, se incrementa la violencia hacia las niñas y las adolescentes en el entorno escolar, sin descontar y mencionando muy especialmente, la violencia basada en género, sufrida por mujeres, niñas y adolescentes, a consecuencia de las creencias y los fundamentalismos religiosos.

Además, aquellas personas que sufren algún tipo de discapacidad o alguna enfermedad que contempla su presentación también suelen ser víctimas de violencia, indistintamente que sean hombres o mujeres.

Un caso que suele suceder es aquellas personas que sufren de acné, vitíligo o  Síndrome de Treacher Collins que va desfigurando el rostro de la persona.

Hay una película famosa denominada Wonder donde refleja la realidad de un niño que sufre el  Síndrome de Treacher Collins

Este panorama es muy triste, pues las personas son víctimas de violencia por parte de sus compañeros.

Cabe resaltar que la violencia en el contexto escolar no discrimina el género pues tanto niñas como niños son víctimas de violencia.

Afecta la dignidad de las mujeres y las niñas

La violencia de género afecta especialmente la dignidad y la integridad de las mujeres, las niñas y las adolescentes y está basada en una cultura androcéntrica, de muchos siglos de historia.

Desafortunadamente, las mujeres que han sufrido violencia en sus hogares, en las escuelas, trabajos, llegan a desarrollar estrés postraumático. Así que la salud mental de estas mujeres se ve severamente afectada.

Se alimenta  de la desigualdad

la violencia de género se sustenta en la que la desigualdad y la discriminación de la mujer, el no reconocimiento de sus derechos, un inadecuado desarrollo de las relaciones de poder entre mujeres y hombres, forman parte de un largo proceso donde las mujeres son invisibilizadas, maltratadas y excluidas.

Convención Belm Do Pará

La Convención Interamericana para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, Convención de Belem Do Pará (1994) señala en su preámbulo que la violencia contra las mujeres, la violación de los derechos humanos y de sus libertades fundamentales y además limita a las mujeres, el reconocimiento, goce y
ejercicio de tales y derechos y libertades.

 

La prevención de la violencia contra las mujeres y las niñas

En este sentido es relevante hacer hincapié en la prevención de la
violencia contra las mujeres y las niñas, partiendo de las experiencias iniciales
en la vida de todos los seres humanos, desde la primera infancia, considerando
los ámbitos familiares y socioculturales, pasando por la Educación Formal.

En todos los ámbitos de la educación

Desde la educación inicial, la educación primaria y todas las etapas académicas y además, considerando con suma atención, otros espacios educativos no formales que inciden en el comportamiento de niños, niñas, adolescentes,
mujeres y hombres, sin distinción de razas, condiciones económicas o creencias religiosas.

La prevención de la violencia  contra la mujer en los medios  de información

En estos espacios, hoy en día cobran especial interés los medios de información masiva, las nuevas tecnologías de información y comunicación.

Es un problema de salud pública-La prevención de la violencia contra las mujeres

Poco podemos avanzar para prevenir y erradicar este flagelo de la sociedad, si no partimos de algunas premisas fundamentales: en primer lugar, debemos considerar que la violencia hacia las mujeres y las niñas constituye un problema social y de salud pública, que no debemos extraer como una pieza aparte y abordarla de forma separada en este gran rompecabezas que constituye la realidad.

Requiere una lectura multifactorial

Es ésta, una realidad que requiere una lectura de amplio espectro y debe ser realizada con lentes de género, considerando este último como una categoría analítica que cruza transversalmente toda la estructura social y puede ser aplicada a todas las áreas del desarrollo social: lo político, lo económico, lo ambiental, lo social, lo cultural y lo institucional.

Creando  las bases fundamentales en la experiencia educativa.

La violencia hacia las mujeres y las niñas está profundamente emparentada con las formas y relaciones de comunicación.

Obviamente, son relaciones de poder en menor o mayor grado.

La violencia se expresa de distintas maneras y todas estas expresiones, son registros comunicacionales que bien vale la pena ser estudiados y analizados en los diferentes ámbitos socioculturales donde las mujeres y las niñas son víctimas de violencia de género.

No debemos perder de vista que violencia no es sólo golpes y otros maltratos físicos, que la violencia hacia la mujer se alimenta de las incidencias de la cultura patriarcal y sexista, de la discriminación por razones de género, étnicas, religiosas, socio económicas.

En el discurso verbal y en otras formas de comunicación

Todo ello se expresa tanto en el discurso, en la comunicación verbal, como en las formas no verbales de la comunicación. La violencia de género está presente en el proceso de interacción comunicativa, en el reconocimiento o no reconocimiento del otro, de la otra persona.

He aquí un aspecto fundamental a considerar en el estudio de la violencia de género y de la posibilidad de crear propuestas para prevenirla y erradicarla.

Sin educación no podemos ni prevenir, ni erradicar ningún problema de la sociedad.

 

Es imprescindible tomar en cuenta que sólo podemos asumir la prevención y erradicación de la violencia de las mujeres y las niñas, si fortalecemos la experiencia educativa en este sentido.

Esta es una responsabilidad de todos y de todas, pero las instituciones educativas en sus diferentes niveles, deben dar prioridad al tema que hoy por hoy constituye un gran problema en todos los sectores de la sociedad y que incide en los sectores más vulnerables que sufren todo tipo de discriminación.

Es una necesidad vital, la de sensibilizar y capacitar nos sólo a los educadores y educadoras en ejercicio en los diferentes niveles de educación primaria, secundaria y universitaria.

También es preciso sensibilizar y formar a las y los gerentes de la educación, a las y los funcionarios públicos en todos los sectores de desarrollo del país.

Preciso es recordar que el derecho que tienen las mujeres a una vida libre de violencia es un derecho humano y como tal debe ser estudiado y abordado en el ejercicio de la ciudadanía y de la equidad de género.

Para ello es fundamental transversalizar el tema en la experiencia educativa en todos los niveles y sectores. Esta es la base primaria de la prevención.

Sin educación no podemos transformar ni avanzar en ningún espacio significativo en la vida de los seres humanos, mucho menos, prevenir, enfrentar los conflictos y erradicar la violencia hacia las mujeres y las niñas.

derecho a la educación
La prevención de la violencia contra las mujeres y el derecho a la educación

Para la prevención de la violencia contra las mujeres y las niñas

Eduquemos para la igualdad de derechos de los niños,  las niñas y de las y los adolescentes y estaremos formando a las mujeres y hombres del mañana,

Esta educación debe estar transversalizada con conciencia de género, con conocimiento de sus derechos y obligaciones.

debe existir un sentido crítico y participativo, con respeto por la diversidad sociocultural y por las diferencias.

Esto puede ayudarnos a sentar algunas de las bases para la eliminación de la violencia contra las mujeres.

Procesos educativos para la equidad e igualdad de género

Desarrollemos procesos educativos, para la justicia, la inclusión y la equidad de género y estaremos creando una plataforma sólida para la eliminación de la violencia contra las mujeres.

Generemos experiencias educativas, priorizando el respeto por las diferencias y estaremos fortaleciendo una sociedad más sana y más justa.

Aportemos acciones concretas en la vida cotidiana que nos encaminen hacia eliminación de la violencia contra las mujeres.

Es importante Incluir en los Planes de Estudios de las Escuelas de Educación y en sus diferentes menciones, asignaturas obligatorias y electivas, concebidas con lentes de género, para procurar una mirada diferente
del mundo, de nuestra participación en la sociedad.

Es necesario considerar el ejercicio de la ciudadanía para transformar la educación, restándole oportunidades a la cultura androcéntrica y aportando experiencias educativas con miras a la eliminación de la violencia contra las mujeres.

La toma de conciencia

Tomemos conciencia de una vez por todas, sobre la importancia del significado de la coeducación, que no significa el mismo número de niñas y niños, de mujeres y hombres en un aula de clases, significa mucho más que
esto.

Significa entre otras cosas, educar para la igualdad de derechos y deberes, para la equidad en las oportunidades y en la participación.

Tomando conciencia de ello y ejerciéndolo, desde la educación inicial, hasta la educación superior, también contribuiremos con la eliminación de la violencia contra las mujeres.

Contribución de las instituciones

Desde la educación formal e informal, académicas e institucionalizadas, en la educación popular y en todas las redes sociales, es necesario trabajar para incidir en el ejercicio cotidiano de la eliminación de la
violencia contra las mujeres.

Desarrollo de la ciudadanía

Esto significa el desarrollo de la ciudadanía, del respeto por las diferencias, la creación de alternativas creativas y acciones concretas para la prevención de la violencia por razones de género.

Es necesaria la valoración de los derechos humanos de mujeres y hombres, así como una actitud crítica y proactiva al conocer cualquier situación de violencia contra las niñas y las mujeres.

 

Luchar por la inclusión

Luchemos por la inclusión y la participación y permanencia de las niñas
y las adolescentes en el sistema escolar.

Desarrollo de alternativas

Desarrollar opciones y alternativas paraun uso creativo y saludable del tiempo libre para una puesta en común de intereses, creación y fortalecimiento de los proyectos de vida de las y los adolescentes.

De esta forma, estaremos dando oportunidades de desarrollo y
participación, probablemente, bajaremos las cifras de embarazos de
niñas y adolescentes y en consecuencia, estaremos contribuyendo
con la eliminación de la violencia contra las mujeres.

Educando para la paz

Eduquemos para la promoción de una cultura de la paz,
considerando la participación de niñas, niños y adolescentes.

Fortaleciendo la inclusión social

Es importante fortalecer la inclusión social a todos los niveles, respetando los derechos de los sectores más vulnerados. También visibilizando las acciones y los aportes de las mujeres; pero sin olvidar que además de tener
derechos, también debemos cumplir deberes.

De esta forma, con seguridad, aportaremos indicadores importantes para la erradicación de la violencia. En consecuencia, se logrará eliminar la violencia por razones de género y construiremos la paz .

Educar para la valoración de las diferencias

Educar y promover la cultura de la paz, no implica obviar los conflictos. Esto  implica entre otros aspectos, actuar conociendo la trascendencia de los mismos

Además, se busca  trabajar en su resolución y en este contexto, el tema de las violencias contra las mujeres debe ser prioritario.

Congruencia entre el decir y el hacer

Para La prevención de la violencia  contra las mujeres,   es importante ir más allá de las palabras y desarrollar acciones concretas en este sentido, para transformar la realidad de las mujeres, las niñas y las adolescentes, sobre todo tomando en cuenta la existencia de una violencia simbólica.

Esta es la violencia que más daño hace en los conflictos cotidianos, la que trasciende en el tiempo y en el espacio y que es subvalorada frente a la violencia física. Recordemos que las violencias contra las mujeres, no son solo golpes.

Estrategias  para el desarrollo de la sororidad

Es hora de buscar alternativas creativas, vinculadas con el reconocimiento de las mujeres, no sólo por parte de los hombres y de todos los sectores de la sociedad, esto implica especialmente el reconocimiento de sí mismas y de otras mujeres, implica la puesta en común de nuestras subjetividades.

Y esto representa entre otras cosas, La prevención de la violencia  contra las mujeres y fortalecimiento del apoyo mutuo.

Diverse women standing together and supporting each other, feminism and women’s day concept

 

Erradicando así la violencia  contra y entre las mujeres

No sólo estaremos fomentando la equidad y la solidaridad. Sino que estaremos contribuyendo con la erradicación de la violencia hacia las mujeres y entre las mujeres.

También se estará fortaleciendo una sociedad más justa y un mundo más equilibrado y diferente, sustentados en valores que promuevan el ejercicio y el desarrollo de prácticas para la construcción  de la cultura de la paz.

Serious men and women sitting in a circle during group therapy, supporting each other.

Para que exista verdadera paz en el mundo es necesaria La prevención de la violencia  contra las mujeres

Educando para la convivencia

La prevención de la violencia  contra las mujeres es responsabilidad de todos y todas y la educción es el espacio más relevante.

Educar para la convivencia y para mejorar el mundo en el que vivimos. Además, esto significa que las mujeres puedan  crear espacios entre ellas. Esto con la finalidad de cultivar  la resiliencia, para la reflexión en torno a nuestra participación. Asimismo, del ejercicio del poder y la puesta en práctica de un  verdadero espacio sororal.

Con ello, se puede contribuir a la eliminación de la violencia contra las mujeres y entre las mujeres, contra las niñas y las adolescentes

Aportando para la cultura de la paz

De todas las maneras se logrará hacer un aporte desde la experiencia, elementos significativos a la promoción de la cultura de la paz.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/
https://gustavomirabalcastro2.wordpress.com/acerca-de/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code