LA RECREACIÓN UN DERECHO HUMANO

La recreación en el marco internacional

El reconocimiento de la recreación en el marco de la legislación internacional ha tenido varios espacios relevantes que se entretejen en  su valoración como Derecho Fundamental: las primeras acciones de las cuales se tienen conocimiento y que aborda el tema de la recreación, se remontan al año 1948, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas aprueba la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en cuyo artículo 24 indica:

 “Toda persona tiene derecho al descanso,  al disfrute del tiempo libre, a una limitación razonable de la duración del trabajo y a vacaciones periódicas pagadas”.

La Declaración Americana de los Derechos y Deberes

En la misma época, se realiza la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del hombre, en cuyo artículo 15° dice:

“Toda persona tiene derecho a descanso, a honesta recreación y a la oportunidad de emplear útilmente el tiempo libre, en beneficio de su mejoramiento espiritual, cultural y físico”.

Aprobación de La Naciones Unidas

En 1959, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la Declaración de los Derechos del Niño. Este reconocimiento supuso el primer gran consenso internacional sobre los principios fundamentales de los derechos del niño. En el principio VII, de dicho documento señala:

 “El niño debe disfrutar plenamente de juegos y recreaciones, los cuales deberán estar orientados hacia los fines deberán estar orientados hacia los fines perseguidos por la educación; la sociedad y las autoridades públicas se esforzarán por promover el goce de este derecho”.  

Convención Sobre los Derechos del Niño

Finalmente, la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 20 de noviembre de 1989, aprueba la Convención Sobre los Derechos del Niño, es el tratado internacional más importante en materia de derechos humanos de la infancia, en su artículo 31 señala:

1) Los Estados Partes reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas apropiadas para su edad y a participar libremente en la vida cultural y en las artes.

2) Los Estados Partes respetarán y promoverán el derecho del niño a participar plenamente en la vida cultural y artística y propiciarán oportunidades apropiadas, en condiciones de igualdad, de participar en la vida cultural, artística, recreativa y de esparcimiento.

Este documento, señala evidentemente que el Estado, tiene la responsabilidad de promover el goce de este derecho y crear las condiciones necesarias y adecuadas para su pleno ejercicio.

3) Los niños y las niñas solo pueden ejercer sus derechos si existen los marcos legislativos, normativos, presupuestarios, ambientales y de servicios necesarios (Convención De Los Derechos Del Niño, 2003, p.7).

 

El juego del juego

Según el filósofo alemán Johan  Huizinga (1943) el juego es uno de los rasgos más característicos e interesantes de la humanidad. La recreación es un derecho inalienable; también es reconocido como una necesidad humana fundamental de todas las personas, no sólo de los niños y las niñas. En consecuencia, la recreación es un derecho humano y como todos los derechos humanos, es inalienable

Qué es la recreación

Pocas veces nos detenemos en pensar lo que significa realmente la palabra recreación, que en el fondo significa re-inventar, re inventarse, volver a ser.

La recreación es una actividad divertida, voluntaria y espontánea, que proporciona placer. Para Kraus (1978) la recreación, consiste en  actividades o experiencias llevadas a cabo en el tiempo libre, generalmente escogidas voluntariamente por cada persona.

La recreación debe ser libre y voluntaria nunca debe imponerse, como suele hacerse  en algunos espacios que llaman “recreación dirigida”.

La recreación es individual y colectiva

Al igual que el ocio, la recreación no debe tener connotación de trabajo. La recreación, no solo está orientada en buscar el bienestar de las personas como individuos, sino que también tiene una connotación colectiva y social.

Los niños y niñas mediante el juego, “exploran y perciben el mundo que los rodea, experimentan nuevas ideas, roles y vivencias, aprenden a comprender mejor y construir su propia posición social en este mundo” (CDN, 2003, p. 4).

Qué dice El instituto Interamericano del Niño

El Instituto Interamericano del Niño (1986) afirma que la recreación es una experiencia humana cuya vivencia hace posible la satisfacción superior y permanente de las necesidades de manifestación plena y armoniosa de su ser biológico, social y cultural; a la vez contribuye a la renovación de las energías físicas, intelectuales y espirituales; y al fortalecimiento y desarrollo de su integración exitosa, solidaria, creadora y transformadora de la vida de su comunidad y de la sociedad.

El juego y la recreación promueven la capacidad de los niños

Osorio (2005), define a la recreación en un sentido más social, en la medida que tiene impacto no únicamente sobre el desarrollo de la personalidad individual sino que busca que este desarrollo trascienda al ámbito local y propicie dinámicas de mejoramiento y auto dependencia de las comunidades, a partir de unos indicadores y beneficios que deben ser garantizados en la calidad su vivencia.

 La recreación: un derecho establecido por CDN

Se debe respetar su dimensión humana esencial: la lúdica, las actitudes y la libertad de elección por parte de quien se re-crea.

Para el CDN (2003) la recreación no solo es una manifestación o acción del ser humano que busca una gratificación física, psicológica o social; la recreación es un Derecho, y es un derecho porque está orientada a buscar el bienestar integral de las personas.

Se exigen condiciones para su ejercicio

Su práctica demanda no solo la realización de una actividad, sino que exige de las autoridades ofrecer las condiciones y los espacios públicos necesarios para su realización.

Es indispensable que los niños y las niñas se sientan libres, al igual que todas las personas adultas mayores, deben sentirse cómodas, libres  de presiones perjudiciales, violencia, discriminación y peligros físicos. Los gobiernos locales, deben ofrecer suficiente espacios internos y al aire libre para facilitar las actividades recreativas.

He Aquí el Juego en la recreación

Desde hace muchos años, el juego ha sido visto a través de diferentes miradas. Representantes de las  más diversas disciplinas han intentado definir el juego, desde ópticas diferentes, tal como se ha hecho desde la antropología, la psicología, la filosofía, la pedagogía, las  diferentes tendencias de las tecnologías de información y de comunicación.

El juego una actividad significativa

De esta manera, el juego es visto como una actividad significativa en la vida de los seres humanos:

 “…Es la actividad más  importante  que se realiza durante la infancia y parte de la adolescencia. En la vida adulta se convierte en un espacio que remonta a un mundo diferente, con otras reglas, donde se muestra la esencia de cada persona y donde se puede hacer todo, o casi todo. Es un sueño hecho realidad, en el cual todo se transforma según nuestro deseo” (Dussán C., 2001: 3)

Desde la época clásica, desde los griegos Aristóteles y Platón quienes abordaron el juego, respectivamente como la felicidad y la virtud  como la necesidad de expresarse libremente,  rompiendo la rutina del reposo,  hasta llegar a Kant,  para quien el juego es una actividad placentera por sí misma, por lo que no necesita de otra finalidad.

El juego y el desarrollo del ser

Ahora bien, detenernos en la experiencia lúdica bajo una perspectiva del desarrollo de ser; tomar en cuenta la vivencia del juego, como un factor significativo para el crecimiento personal.

Esto nos conduce a tomar en cuenta una experiencia para la integración comunitaria, para el desarrollo no solo personal, sino para la animación recreativa y el desarrollo de valores como la solidaridad, la justicia, la equidad, la comunicación e integración, la convivencia, la alegría,  entre otros.

También implica establecer una relación profunda con el entorno u con la naturaleza. El juego y la relación con la naturaleza desarrolla nuestra subjetividad, nos conecta con nuestro ser,

Juegos en contacto con la naturaleza

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

https://gustavomirabalcastro.online/

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/lo-que-esconde-gustavo-mirabal-castro-ii/

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/que-esconde-gustavo-mirabal-castro/

Zerpa, Isabel (2009) La Ludoteca comunitaria una alternativa  para la promoción de la paz. Fondo Editorial de Humanidades, Caracas, Universidad Central de Venezuela.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code