Batalla de Niquitao

EN NIQUITAO: LA BATALLA DE SÁLVESE QUIÉN PUEDA, UNOS CABALLOS DE PURA SANGRE Y PARE USTED DE CONTAR

Artículo #13 de la serie:
GUSTAVO MIRABAL EN VENEZUELA

Un recorrido a caballo por las montañas  del estado Trujillo

 

Batalla de Niquitao

 

En los recorridos que hacemos para conocer nuestro país, no podíamos dejar de visitar  el estado Trujillo, conocer su gente, sus costumbres, su historia, sus comidas y por supuesto, conocer algunas informaciones relativas  a los caballos y al mundo equino en general, característico por estos lares, tratándose  de una zona de montaña.

De hecho, buena parte del recorrido lo hicimos a caballo, porque queríamos  que nuestros hijos  vivieran experiencias distintas y cercanas  a la relación con la tierra y con la fauna de este estado con tanta historia  a cuestas.

Para hablarles de lo que  descubrimos, les referiremos los diálogos que tuvimos con algunas personas, incorporaremos elementos de la realidad y algunos aspectos de  ficción que nos han parecido aportes para reflexionar sobre algunos acontecimientos.

 

Niquitao, uno de los puntos más altos del estado Trujillo

Después de un bellísimo recorrido por una vía plena de montañas, de lagunas y de profundo verdor, llegamos a Niquitao, lugar reconocido no sólo por ser considerado como el punto más alto del estado y por sus bellezas naturales, sino por la singular batalla que tuvo lugar en sus espacios.

 

Alojados y preparándonos para una función…

Nos alojamos en la casa de unos amigos, quienes eran los responsables de preparar las actividades para la  conmemoración de la Batalla de Niquitao que tuvo lugar el 2 de Julio de 1813. Todos nos abrigamos muy bien, nos pusimos bufandas y unos guantes porque hacía mucho frío y luego de haber cumplido con el “riguroso deber de comer muy bien” salimos a caminar por el pueblo.

  • Miren hijos, cuántos niños, cuánta gente uniformada en las calles del pueblo… ¿Será que aquí hay una revolución?
  • No, lo que pasa es que van a hacer una representación de la Batalla de Niquitao y se están preparando, están ensayando.

 

Los caballos fueron protagonistas y testigos d en la Batalla de Niquitao

  • ¡Qué fino!. Mira y también se montan a caballo, comentó uno de los niños, admirado igualmente, al ver a otros niños y niñas representando a los patriotas y a los realistas, galopando a caballo por las calles de Niquitao.
  • Claro hijo, es que esta representación es con todas las de la ley. Ellos representan a los españoles y a los venezolanos que se enfrentaron en la contienda.

A todas éstas, un joven guía de la casa de la cultura se acercó a nosotros para explicarnos  sobre la batalla y sobre lo que estaban haciendo y nos describió de la siguiente forma:

– Niquitao es valor en la historia”, como reza en el himno del estado Trujillo, porque en sus cercanías se libró el 2 de Julio de 1813 la Batalla donde patriotas comandados por Rafael Urdaneta y Campo Elías, derrotaron las tropas del coronel español, José Martí, quien pretendía interceptar al ejército libertador.

 

Caballos y guerreros en acción:

  • Mientras la batalla entraba en calor, con los guerreros y los caballos pura sangre y de paso fino, galopantes en el furor del enfrentamiento;  el cura de Niquitao, Presbítero José Ricardo Gamboa, inicia una procesión por las calles del poblado. En esta procesión lo acompañaban las mujeres piadosas del pueblo, niños y niñas, también algunos hombres piadosos. Llevaban cirios encendidos y estandartes, entre los cuales se elevaba la imagen del patrono de Niquitao, San Bernabé.

 

Todos rezan por el éxito de la batalla y el bienestar  de los caballos, pero miren lo que  ocurrió…

 El cura le pide a Dios, a San Bernabé y a todos los santos, el triunfo de los patriotas y cuando el jefe realista divisó a lo lejos la procesión, en medio de la neblina, pensó que era una avanzada  del ejército patriota porque  lo que  él vio fue a los soldados montados  a caballo con mechurrios encendidos  y entonces, temeroso gritó “Sálvense quien pueda” y así huyó el ejército realista con toda su caballería. Este hecho es recordado históricamente.

 

Ahora, todos muertos  de la risa…

  • ¡Sálvense quien pueda!… Ja ja ja ja…. Los realistas confundieron  a la procesión con unos soldados patriotas, comentaban y se reían al mismo tiempo, los muchachos.

– ¡ Pero bueno muchachos; no es para tanto ¡ ¿Qué va a pensar Carlos Alberto? …

– ¡Ay! No te molestes, es que nos dio mucha risa. ¿Te imaginas cómo pudo ser eso? ¡Sálvense quien pueda. Sálvense quien pueda! Y los realistas corriendo de un lado para otro, mientras la gente en la procesión, sólo rezaba por los patriotas…

– Bueno, ya está bien muchachos. Basta de risas… ¡Qué pena con Carlos Alberto!

– No se preocupe usted, yo entiendo. Además no es la primera vez que ocurre, también le pasa a la gente mayor.

 

Un ataque de hipo

– Discúlpanos Carlos Alberto, le dijo uno de los niños, todavía  riéndose con muchas ganas.

– Les va a dar hipo de tanto reírse, les dijimos.

– No, ya no ¡hip hip! me… río ¡¡ hip!  más… hip hip… ¡ Perdón !

– Viste. Te lo dije. Tienes hipo.

– ¡¡ Y más hipo le va a dar si sigue con la falta de respeto!, dijo muy enojada la abuela de los niños.

 

Hay que estudiar  para conocer sobre historia y sobre razas  de caballos

Ya hasta se habían ruborizado los niños y luego se quedaron tranquilos, sin decir nada más, escuchando y viendo lo que ocurría a su alrededor. El joven Carlos Alberto, el excelente guía siguió comentando:

– Muchachos, el suceso puede resultar gracioso, pero he oído que la batalla de Niquitao es muy importante en   el entorno de La Campaña Admirable y además en el cumplimiento del Decreto de Guerra a Muerte. Dicen que en las tropas de los realistas participaban españoles y venezolanos…

– Tenemos que estudiar historia para conocer y aprender todo lo que ocurrió en la Batalla de Niquitao y además para averiguar  sobre las características  de los caballos  que participaron en esta batalla. Yo realmente no la conocía

– Esto es muy importante, además también es necesario estudiar la historia local de las ciudades y  de los pueblos, comentó Carlos Alberto.

 

Después de las risas, la reflexión profunda:

Una de las niñas que se había reído mucho, no aguantó las ganas de intervenir en esta seria conversación y les dijo:

  • Sí, es verdad; pero a mí no me gusta la guerra. ¿Es que la guerra es necesaria?
  • Bueno, lo ideal sería que los seres humanos no tuvieran que enfrentarse nunca… Quizás cuando estés más grande podrás comprender algunas cosas y podamos hablar con mayor profundidad sobre este asunto, le respondió Carlos Alberto.

 

Carlos Alberto, también nos dijo que…

El lugar conocido como “La Teta de Niquitao”  es el punto más alto del estado Trujillo. Alcanza los 4.006 metros sobre el nivel del mar. Este monumento natural constituye una importante área del ecosistema del estado Trujillo.

Nos contó también que abrigando los espacios de Niquitao, al noroeste de la cordillera andina se encuentra el Pico Guirigay, que presenta un relieve de altas montañas, con altitudes comprendidas entre los 3.200 y 4.006 metros sobre el nivel del mar.

Esta vegetación es el hábitat de distintas especies de animales, entre las que destaca especialmente el oso frontino, el conejo del páramo, la lapa paramera y en el grupo de aves destaca el águila real.

En la región hay hacendados que se dedican a la cría de caballos y hacen de esto parte de su vida y logran reunirse para intercambiar  sobre sus experiencias.

Niquitao es un espacio maravilloso no sólo para la contemplación de la naturaleza y el disfrute de la paz espiritual; también es propicio para el turismo de aventura.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS:

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/el-verdadero-gustavo-mirabal-castro/

https://www.gustavomirabal.es/uncategorized/gustavo-mirabal-en-el-mundo-ecuestre/

https://www.gustavomirabal.es/equitacion/el-hipismo-en-venezuela-tiene-nombres/ 

http://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.linkedin.com/in/gustavomirabalcastro/

https://twitter.com/gmirabalcastro2

http://about.me/gustavomirabal

https://www.desdelaplaza.com/poder/hoy-se-cumplen-202-anos-de-la-batalla-de-niquitao-2/

Rangel M, Eudomario (1999) Raíces del Folklore Trujillano, Valera. Lithropos, c. a.

Spencer, Gorín  (1999) Cómo Fomentar Las Actitudes de Convivencia A través del Juego, Barcelona, Ediciones CEAC

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code