BARQUISIMETO LA CIUDAD DE LOS CREPÚSCULOS

Artículo # 53 de la serie:

Gustavo Mirabal en Venezuela

¿Por qué será?… Siempre comenzamos con un buen desayuno

 

Aún no eran las ocho de la mañana cuando ya todos estábamos disfrutando de un suculento y típico desayuno barquisimetano con migas de caraota, que es una fritura de caraotas fermentadas y arepa migajada, queso de leche de cabra  y café con leche. Hoy  continuaremos el recorrido que el día anterior habían iniciado por la ciudad.

 

 ¿Que fue lo que más les gustó de lo que vieron ayer durante nuestro breve recorrido de bienvenida? 

 

La tía Carmen les preguntaba mientras se desplazaban por las calles para recorrer  la ciudad. El día anterior les habían dado la bienvenida y los llevaron a varios lugares. Los muchachos, la abuela Isabel Teresa no hallaban que  responder porque estaban fascinados  con todo lo que habían visto.

 

Lugares emblemáticos de Barquisimeto

– A mí lo que más me gustó fue la fuente Bolivariana de la avenida Venezuela, con sus cinco hongos que tan hermosamente contrastan con la luz crepuscular del sol poniente, bañadas por las noches de aguas violetas y  verdes,  – comento la abuela Isabel Teresa.

– A mí el monumento al Sol Naciente de… ¿Cómo es que se llama el señor que la hizo? – Pregunto Gustavo.

– Nuestro gran artista venezolano Carlos Cruz Diez, muy famoso en el mundo entero –  le respondió con orgullo la tía Amalia.

-Y a mí lo que más me gustó fue la pared grandota con el reloj – interrumpió con cándida inocencia María Gabriela.

– ¡El Obelisco de Barquisimeto mi muñeca! – le aclaró la tía Carmen sonriendo, monumento emblemático de la ciudad.

La vista del crepúsculo más hermoso del mundo

Al caer la tarde, como ayer les prometí, los voy a llevar hasta allá para que subamos por el ascensor interno a las ventanitas  y puedan admirar desde allí, el hermoso espectáculo que el sol siempre nos regala a esas horas, para despedir el día, ver el atardecer y darle la bienvenida  a la imponente noche barquisimetana.

Y así lo hizo la tía Carmen… La abuela Isabel Teresa y los niños estaban impactados. María Gabriela y Gustavo se volvieron como locos tomando fotos. Gustavo les dijo:

  • Yo no sé qué les parece a ustedes, pero éste par mí, éste es el crepúsculo más hermoso del mundo
  • Claro que sí – respondió María Gabriela emocionada, dándole las gracias a la tía Carmen por llevarlos a ver esta puesta de sol tan espectacular.

 

Al día siguiente, la catedral que tiene techo de sombrero

 

– ¿Y para donde vamos ahora tía? –  preguntó Gustavo muy entusiasmado.

– Primero los llevaré a conocer la nueva  catedral.

– ¿Esa no es la que tiene un techo que  parece un sombrero?

– Caramba, muchachito, que imaginación la tuya, viéndolo bien tu como que tienes razón esa cúpula como que si tiene forma de sombrero – respondió la tía Carmen entre fuertes carcajadas – pues déjame decirte que lo que representa es una flor boca abajo – agrego la tía Carmen  riendo aún por la ocurrencia del muchacho.

Entre programas televisivos y la preocupación por la educación

– ¿Y de dónde conoces tu esa catedral Gustavo? – le preguntó la abuela extrañada.

– La vi en un programa educativo en la televisión, donde hablaban de las iglesias más famosas de Venezuela, recuerdo que dijeron que era la nueva catedral de Barquisimeto y que era una de las más modernas del país –respondió con seguridad Gustavo.

– Muy bien Gustavo, que bueno que te interesas por ver ese tipo de programas educativos, debemos ser muy cuidadoso al seleccionar el tipo de programas que vamos a ver por televisión, en ese sentido veo que eres un niño muy maduro e inteligente, y tienes que orientar a tu hermanita  – afirmo la tía Carmen con gran satisfacción.

–  Sí, pero no creas toda la historia tía Carmen, que  después  o antes de ver esos programas, el está pendiente  de los programas  de la hípica, tú sabes  que a él le encanta  todo lo que tiene que ver  con las carreas de caballos

– Bueno, pero eso también forma parte  de la cultura  de un país respondió la tía Carmen. Y siguieron recorriendo la ciudad de Barquisimeto.

 

En el casco histórico

– Luego iremos a la zona histórica – continuó la tía  Carmen – donde visitaremos hermosas casonas de estilo colonial, como el Centro Histórico Larense y la hermosa casona de la familia Silveira donde según la tradición estuvo alojado el libertador.

 

El recorrido por las iglesias

Después  visitaron la hermosa iglesia de san Francisco y el templo de Santa Rosa,  desde donde el 14 de enero de cada año parte la tradicional y multitudinaria procesión de la Divina Pastora, hacia la majestuosa catedral, para ser llevada posteriormente a las iglesias de las diferentes parroquias de la ciudad hasta regresar de nuevo a la iglesia de Santa Rosa.

 

Luego, en el museo de Barquisimeto

En la tarde, la tía Carmen los llevó al museo de Barquisimeto donde se exhiben valiosas obras de arte y piezas arqueológicas entre otras colecciones muy importantes y al antiguo cuartel Jacinto Lara al lado del museo, patrimonio artístico e histórico de la ciudad donde próximamente va a funcionar un complejo cultural, y al comenzar a caer la tarde, iremos al obelisco como les prometí, a contemplar los hermosísimos atardeceres.

¿Qué les pareció el itinerario de hoy?

– Excelente Carmen –respondió entusiasmada la abuela.

– ¿Y mañana tía? ¿A dónde iremos mañana? Pregunto emocionado Gustavo.

– Na’ guará que impaciencia la de estos muchachos, mañana será otro día mis angelitos, para mañana les tengo una gran sorpresa.

 

En el zoológico y por fin, un paseo a caballo.

– ¿Y cuál es esa  sorpresa tía? dilo por favor – repetían una y otra vez los niños con remilgo.

– Tendremos que levantarnos muy temprano porque iremos al Parque Zoológico Bararida – respondió la tía Carmen.

– ¡Bien!  – Gritaron María Gabriela y Gustavo  con eufórica alegría.

Todos reían ante la reacción de los niños, mientras la camioneta donde viajaban se desplazaba rápidamente perdiéndose entre las limpias y organizadas calles  de la ciudad.

Al día siguiente estuvieron en el zoológico y además  de conocer distintas especies y de acercarse  al museo de contacto, por fin, Gustavo pudo dar un paseo a caballo, acompañado por los guías  del zoológico  y con unos jóvenes  de la ciudad  que estaban allí y que se dedican al cuidado de los animales. Gustavo cerró con broche de oro este paseo.

 

El diario de María Gabriela

Querido Diario, si supieras, estoy tan feliz… En este viaje he tenido un contacto diferente  con la naturaleza, porque dentro de la ciudad hemos tenido una experiencia increíble.

 

Yo había oído hablar de los atardeceres barquisimetanos, pero es la primera vez que veo uno y la verdad, es todo un espectáculo y como decía Gustavo, “estos  son los crepúsculos más hermosos del mundo”.

 

¡Por Dios, qué cielo tan bonito! Qué colores, que anaranjados y rojos intensos, mezclado con el azul! Demasiado bellos…

Hasta mañana Diario querido.

 

Nos contaron que…

 

El origen del nombre de la ciudad de Barquisimeto según el alemán Nicolás Federman, primer explorador europeo de la región larense, deviene de la voz caquetía “Bariquicemeto”,  según la interpretación de los españoles sería la de “aguas color ceniza”, vocablo con el que los aborígenes distinguirían al río que los españoles llamaron “Río Turbio”.

Por otro lado, lingüísticamente hablando, el vocablo aborigen se compone de dos elementos, “barquis” que es una planta con la que los aborígenes se pintaban  y “cemeto” que significaría sabia, chamán, sería más o menos así “la sabia o chamán del Barquis”. (Sabia= sabiduría).

La ciudad de Barquisimeto está ubicada en el municipio Iribarren.

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

https://gustavomirabalcastro.online/

https://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/lo-que-esconde-gustavo-mirabal-castro-ii/

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/que-esconde-gustavo-mirabal-castro/

   

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code