Esposo de Carolina Chapellín, Gustavo Mirabal Castro

Esposo de Carolina Chapellín, Gustavo Mirabal

Esposo de Carolina Chapellín

Un hombre de negocios al que el amor lo toma por sorpresa haciendo lo que más le gusta…

Así comienza la historia de Gustavo Mirabal y Carolina Chapellín, dos amantes de los caballos.

Él jinete y ella amazona, apasionados por el salto ecuestre. Su interés por los equinos hizo que en un momento dado de sus vidas sus miradas se cruzaran.

Cuando ese momento llegó, ambos venían de relaciones que no funcionaron y, a pesar de ello, decidieron que era tiempo de volver a amar.

De esa forma Gustavo y Carolina comienzan a salir y a conocerse, los caballos sirvieron de cupido en esta relación con un gran futuro.

Y es que además de ser jinete, el ahora esposo de Carolina Chapellín, es un empresario y abogado.

Este multifacético hombre es un apasionado por lo que hace, y lo es aún más por su familia.

Empezando por su esposa Carolina Chapellín, la mujer que en un torneo ecuestre le robó el corazón.

Desde el primer momento en que se conocieron se dieron cuenta de que había algo especial.

Y aunque todo giró en torno al deporte que tanto aman, lograron hacer proyectos en conjunto y carreras diferentes al mismo tiempo.

Esposo de Carolina Chapellín, Gustavo Mirabal

En las relaciones sentimentales muchos afirman que si no se tiene un proyecto en común no hay nada.

Pero en el caso de Gustavo y Carolina su pasión por el deporte ecuestre los unió, aunque de forma paralela ambos siguieron con sus carreras.

Carolina Chapellín de Mirabal es modelo y empresaria, su nombre e imagen está en reconocidas revistas como Love, una publicación española.

En este sentido, el esposo de Carolina Chapellín Gustavo Mirabal, es un asesor financiero, abogado y amante del mundo equino.

Estos oficios tan distintos han hecho que su relación se fortalezca con los años.

No importa cuán lejos sea el proyecto del uno con respecto al otro (en cuanto a distancia física), siempre están juntos y buscan mantenerse unidos.

A donde quiera que van, sus hijos van con ellos, y, si es de mudarse de residencia lo hacen porque para ambos lo más importante es la familia.

Algo que siempre ha caracterizado al esposo de Carolina Chapellín, Gustavo Mirabal, es su amor por las personas que ama.

En todo tiempo él se ha encargado de velar por la unidad de su familia, es un hombre responsable y trabajador.

Cualidades del esposo de Carolina Chapellín

Determinado, inteligente, amoroso, divertido y entusiasta son algunas de las virtudes que la Ex Miss Carolina Chapellín encontró en Gustavo Mirabal Castro.

Tales cosas hacen que su relación sea sólida.

El amor que ambos se tienen es muy genuino y su familia es un ejemplo vivo de que no se pueden aferrar a un lugar.

Y es que, dado el trabajo como asesor financiero, Gustavo Mirabal, debe viajar con frecuencia, por lo que su lugar de residencia ha cambiado en varias ocasiones.

La agenda como jinete los hizo volar a Estados Unidos en un primer momento, allá construyeron una granja con todas las comodidades para humanos y animales.

Pero una vez que el trabajo deportivo de Gustavo lo llevaba hacia España, se mudaron a Madrid.

Sin embargo, este año, dado el trabajo como asesor de finanzas los Mirabal Chapellín alzaron vuelo nuevamente, esta vez, a Dubái, en los Emiratos Árabes Unidos.

Zona en la que están comenzando de nuevo como familia. Ello implica un idioma nuevo, costumbres nuevas y cultura nueva. Una muy diferente a la venezolana.

Hijos que se adaptan a la agenda de sus padres

Con una madre modelo y un papá empresario, los hijos de ambos tuvieron que acostumbrarse a los viajes constantes y cambio de país para vivir.

Sin embargo, siempre se muestran contentos y se adaptan rápido a donde sea que van. Algo que le ha quitado un peso de encima a Carolina Chapellín esposa de Gustavo Mirabal, quien manifestó que esos cambios de país era lo que más le preocupaba.

Pero al ver que sus hijos se lo toman con agrado entonces se tranquilizó.

Por su parte, el esposo de Carolina Chapellín, Gustavo Mirabal, siempre resalta que entre las bondades de su esposa se encuentra lo comprensiva que es ella cuando de los cambios se trata.

Puesto que como buena esposa se ocupa del bienestar de los suyos y procura que siempre estén juntos. Así que cuando a su esposo le toca viajar por trabajo ella lo sigue junto a sus hijos.

De esa forma aprovechan el tiempo y siempre están unidos, algo que esperan dejar bien marcado a su generación: la unión familiar.

Y aunque haya desafíos que como pareja deban enfrentar ambos saben que cuentan el uno con el otro.

Es por eso que el esposo de Carolina Chapellín, una ex miss de Delta Amacuro, cuida mucho a su esposa.

El Disney World del esposo de Carolina Chapellín

Muchos sueñan con Disney World cuando son pequeños, viajar a Estados Unidos para ver a Mickey Mouse es una fantasía de casi todos los niños.

Sin embargo, una cosa es ir a verlo y otra es construir un sueño poco a poco, con el calibre de Disney World.

Y es que esta pareja, enamorada de los caballos y del salto ecuestre, decide crear una granja en Wellintong, Florida.

Un lugar paradisíaco en el que los caballos de alto nivel se formaron con los mejores entrenadores.

Asimismo jinetes de todo el mundo se apuntaron a los programas de entrenamiento.

La prensa catalogó el sitio como el Disney World de los sueños y pasiones ecuestres.

Lo que lejos de ser una crítica constituye un halago para este matrimonio venezolano que junto a sus pequeños trabajaron día y noche en ese lugar.

Hicieron de él un sitio muy agradable, con instalaciones cómodas y dignas de un caballo y jinete de alto rendimiento.

El profesionalismo y la calidad se respiraba en G&C Farm.

Esposo de Carolina Chapellín siempre tiene a su familia cerca

Una de las mayores preocupaciones de Gustavo Mirabal era que su trabajo le quitara tiempo de calidad con su esposa e hijos.

Sin embargo, supo lidiar con eso y se ocupó de manera tal que logró tenerlos cerca en su mismo ambiente de labores.

Es por ello que vivían en G&C Farm.

Desde allí él podía trabajar de lleno con el área de mercadeo de su centro ecuestre y tenía a su esposa e hijos cerca.

Lo cual los fortaleció mucho e hizo que sus hijos estrecharan lazos con los caballos.

Y como dicen por ahí, lo que se hereda no se hurta, ahora sus hijos también disfrutan de montar a caballo y no sería extraño que a futuro los veamos competir.

Un hombre trabajador

El trabajar de forma ardua es lo que hace único al esposo de Carolina Chapellín, ella admira su tenacidad y determinación.

Por eso cuando los cuestionaron, en el proceso de abrir su centro ecuestre en Florida, ella dijo:

“Nuestros establos significan algo muy especial para la familia ya que cuando lo fundamos mucha gente dudó de nuestro éxito, ciertamente no conocen la determinación tan grande de Gustavo”, expresó María Carolina Chapellín.

El ser determinado, claro en sus metas y siempre con la mirada puesta en lo mejor para la familia, es lo que aporta tranquilidad al hogar de estos empresarios, jinetes y padres.

Un hombre y una mujer que unieron sueños, esfuerzos y son capaces de criar hijos hermosos en unidad y armonía.

Gustavo y Carolina son ejemplo de perseverancia, tenacidad y pasión. Ellos han demostrado que el trabajo esforzado da grandes resultados y, que un matrimonio sólido se construye con amor, el apoyo mutuo y las ganas de emprender muchas cosas juntos.

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/lo-que-emociona-a-maria-carolina-chapellin-de-mirabal/

https://mariacarolinachapellin.com/maria-carolina-chapellin/quien-es-maria-carolina-chapellin/

https://mariacarolinamirabal.com/maria-carolina-chapellin-de-mirabal/quien-es-maria-carolina-mirabal/

https://mariacarolinamirabal.com/https://mariacarolinachapellin.com/ 

www.gustavomirabal.es/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code