Terapia con vacas

Terapia con vacas lo último para liberar estrés

Terapia con vacas

Terapia con vacas

Hoy día se puede ver cualquier cosa en el mundo para liberar la tensión…

Muchos acuden a espacios naturales para contemplar el atardecer, otros van a la playa y están los que aman los libros, el café, el cine, el bar, etc.

Generalmente sabemos que los caballos son magníficos terapeutas… Pero, qué si les contamos que las vacas también lo son…

Probablemente suene a locura pero así como los caballos tienen propiedades naturales que ayudan a las personas con problemas las vacas también.

Los caballos ayudan a mejorar la autoestima, la ansiedad, así como el área motora. Además del área psicológica

Con su movimiento natural del cuerpo hace que el cuerpo humano sienta impulsos que ayudan a salir de estados de shock.

Es por ello que las personas que sufren accidentes o padecen problemas emocionales pueden ir a equinoterapia.

Los animales como terapeutas

Los animales poseen características muy propias que los hacen tiernos, fuertes, capaces de todo y al mismo tiempo lobos feroces que defienden lo suyo.

Y pensar que muchas veces el hombre se cree superior a los animales y los lastima… pero en ellos encuentra un aliado siempre.

Los animales se convierten en esos confidentes, aquellos que guardan tus más íntimos secretos.

A la vez que se vuelven en compañeros de aventuras que implican dejar atrás lo pasado y abrirse al presente.

Quizá la gente puede pensar que las personas con discapacidad son las que más necesitan este tipo de recurso…

Pero sorpresivamente cada vez son más las personas que buscan granjas para practicar la equinoterapia con fines relajantes y sanidad interior.

El caballo se vuelve en ese receptor pasivo que escucha atentamente y habla con miradas.

Lo cual permite al emisor enviar su mensaje con total calma pues no se sentirá juzgado.

El humano y sus necesidades

Con el paso del tiempo el ser humano necesida sacar a flote todo lo que siente y piensa.

Es por ello que cuando no tiene con quién hacerlo paga un psicólogo  para ser escuchado.

La ventaja con los caballos y las vacas es estas brindan otra clase de tratamiento que ayuda verdaderamente a mejorar.

Se trata de su pureza como animales, su esencia, su paz interna la cual se transmite a las personas.

El humano necesita amor, aceptación, perdón y elogio, necesidades básicas que tienen que ser llenadas a lo largo de su crecimiento.

Más cuando estas necesidades no se suplen las busca de otras formas.

Termina deprimido, angustiado, aburrido y allí es cuando entra la equinoterapia y ahora la terapia con vacas.

Esta última está cobrando fuerza en Estados Unidos y cada vez son más las personas que van para probar una sesión.

Algo curioso es que las vacas han demostrado una paciencia increíble y son muy buenas escuchando.

Por lo que esta técnica puede seguir difundiéndose y en un futuro no muy lejano tener centros de recuperación emocional o físico con vacas.

Terapia con vacas

Ante esto surge la pregunta acerca de dónde y cómo inició la terapia con vacas.

Pues bien vamos a contarles estimados lectores.

Todo tiene su origen en Holanda donde comenzaron a usar las vacas como terapeutas.

Las personas con problemas de inseguridad fueron llevadas has allá para vivir la experiencia.

De hecho, en partes de Holanda, abrazar vacas es parte de un movimiento más amplio para conectar a la gente con la vida del campo.

Más allá de liberar el estrés, la tensión y los nervios esta tendencia nace para impulsar mayor cercanía con los animales.

En Estados Unidos

Bella es una vaca tranquila que se deja abrazar por las personas.

Su paz y tranquilidad se la contagia a quienes la visitan en su hogar.

Se trata de un híbrido entre vaca y angus que es muy buena escuchando problemas ajenos.

Sus respuestas no son ásperas sino más bien tranquilas, lo que le brinda confort y paz a quienes le cuentan sus inconvenientes.

Todos los días Bella sale tranquila al jardín esperando que llegue algún humano para que le hable y abra su corazón.

Dicha vaca vive en Mountain Horse Farm, una pensión de 13 hectáreas en la región de Finger Lakes en el Estado de Nueva York.

Junto a Bella, de tres años de edad, se encuentra Bonnie, de dos años, los cuales sirven como terapeutas Mountain Horse Farm.

Quienes han probado esta nueva técnica para liberar estrés y calmar la tensión aseguran que se asemeja a la equinoterapia.

La diferencia entre ambos es que el caballo siempre está de pie mientras que la vaca se acuesta en el suelo.

Abrazar a la vaca

El nombre de esta técnica es Abrazar a la vaca y consiste en interactuar con el animal.

En un acercamiento mientras le cepillan el pelaje, la acarician o hablan con ella.

¿Pueden ver lo tranquila que se pone?”, dijo Suzanne Vullers, de 51 años, una terapeuta ecuestre que es copropietaria de la pensión con su esposo, Rudi Vullers, también de 51 años. “Eso es lo que buscamos”, dijo. “Para la persona y la vaca”.

Estos esposos provienen de  Reuver, un poblado rural holandés.

Donde hace tiempo, en una visita, la pareja se topa con “koe knuffelen”, que significa “abrazar vacas”.

Desde entonces se supo que en varias partes de Holanda abrazar vacas es parte de un movimiento más amplio para conectar a la gente con la vida del campo.

Un cambio de vida

Para el año 2007, los Vullers —él un ex gerente de cadena de suministros, ella una ex contadora— cambiaron sus vidas corporativas para establecer su granja en Naples, Nueva York.

Y para mayo de 2018, compraron a Bonnie y a Bella, eligiéndolas por sus personalidades dulces y porque carecen de cuernos.

El costo de la sesión

Cada sesión tiene un precio de 75 dólares por hora para dos personas.

Las mismas se encuentran limitadas a dos por día, con un máximo de cuatro participantes por sesión.

Cada sesión es supervisada por dos contrapartes humanas.

Una terapeuta ecuestre, que por lo general es Suzanne Vullers.

Ya que como profesional en el área equina es capaz de interpreta cómo se siente la vaca, qué estado de ánimo tiene ese día y si puede o no ofrecer la sesión.

Ella es la encargada de velar porque la interacción sea positiva con los humanos.

Por su parte hay una segunda persona que se encarga vigilar a los otros animales en el campo.

El propósito de la terapia con vacas es que los pacientes aumenten su confianza, empatía y conexión con las vacas y con sus propias emociones.

La calma es importante

Al igual que los caballos las vacas son muy instintivas y pueden discernir con qué objetivo se le acercan.

Si en algún momento se siente en peligro no va a cooperar con el humano sino que buscará irse.

En su defecto no se acercará ni mucho menos se dejará tocar.

Es por ello que al momento de llegar a Mountain Horse Farm para su terapia con vacas las personas tienen que estar calmadas.

“Entre más relajadas estén, mejor será para ustedes y para ellas”, dijo Suzanne Vullers.

Pueda que al principio de la terapia el tamaño de la vaca asuste pero como bien dijo Suzanne se debe pensar en cómo interactúan con sus perros.

De esa misma manera se pueden acercar a Bella y a Bonnie.

Ambas son muy tiernas y cariñosas, se dejan abrazar y escuchan con paciencia mientras aguardan que culminen la sesión acostadas en el suelo.

La naturaleza es un regalo que Dios nos ha dado, podemos aprender mucho de ella y saber que siempre necesitaremos de ella.

¡Enhorabuena por la terapia con vacas!

Quizá con el tiempo la experiencia se extienda desde New York a otras ciudades, países y continentes.

 

 

 

 

Fuentes consultadas: 

http://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.linkedin.com/in/gustavomirabalcastro/

https://twitter.com/mirabalgustavo0

https://www.linkedin.com/today/author/gustavo-mirabal-castro

https://twitter.com/gmirabalcastro2

https://www.flickr.com/people/[email protected]/

https://www.wattpad.com/497522292-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela-g-c

https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela

https://www.wattpad.com/story/126114109-gustavo-mirabal-castro-y-la-caridad

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/el-verdadero-gustavo-mirabal-castro/

https://www.gustavomirabal.es/uncategorized/gustavo-mirabal-en-el-mundo-ecuestre/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code