Jinetes españoles que apuestan por la doma | Gustavo Mirabal

Jinetes españoles que apuestan por la doma

La pasión por los caballos en España es cada vez más notable, gracias al excelente trabajo que vienen realizando atletas en esta área.

Entrenadores y jinetes han logrado que el país sea conocido por su pasión ecuestre.

Hoy vamos a hablar sobre esto pero desde el punto de vista de jinetes que han encontrado en la doma, su camino.

No obstante hablaremos de conceptos básicos como por ejemplo, qué es la doma clásica y qué razas de caballos son las que se usan en competencias de doma.

Dado que un ejemplar de carreras no es el mismo que se usa para un certamen de doma ecuestre.

Jinetes españoles que apuestan por la doma

Hablar de la España amante de la hípica y los caballos es hablar de personajes como Alejandro Gutiérrez, Alejandro Asencio, Sergio Álvarez Moya y Alejandro Oliva.

Grandes jinetes que han encontrado la pasión de su vida en deportes a caballo, sea salto o doma. Sin embargo, también han conseguido ir más allá y tener sus propias cuadras.

Lo cual los convierte en profesionales integrales y dignos de ser admirados.

Además de su talento en las disciplinas en las que se desempeñan los hace resaltar.

¿Qué es la doma clásica?

La doma clásica es una disciplina dentro de la equitación, muy antigua por cierto, en la que el caballo debe realizar una serie de ejercicios ordenados por el jinete de forma ordenada y armónica.

Lo que los jueces evalúan cuando se presenta un caballo en competencias de doma es la elasticidad y la obediencia ante su jinete.

Es decir, la forma en como responde a las órdenes y la delicadeza con que realiza los movimientos.

Para que tengan un buen resultado el caballo debe mostrarse tranquilo ante dichas órdenes, si tiene un aspecto forzado también se notará.

Asuntos como la elasticidadagilidad y flexibilidad en el proceso de hacer cada movimiento son los aspectos a evaluar.

Para que esto ocurra el caballo debe tener una morfología increíble, aunque no basta solamente con eso, se tiene que llevar a cabo un adiestramiento meticuloso y generar una gran confianza entre jinete y caballo.

Como ya hemos dicho en otros post, la confianza es el secreto en la carrera de todo jinete.

Si este no ha logrado tener la suficiente conexión con el animal, de nada servirá lo asombroso de su técnica, puesto que el caballo no le hará caso y en las competencias tratará de hacer las cosas a su manera.

El éxito de un binomio, entiéndase jinete-caballo, es la confianza que se tengan mutuamente. Mientras más confíe el animal en su amo, por llamarlo de alguna forma, mejor responderá a las órdenes.

Lo cual será beneficioso para amos puesto que serán más seguros al momento de presentarse ante los jueces y el equino será más dócil, obediente y receptivo.

¿Cómo se originó la doma?

Este proceso de adiestramiento del caballo tiene su origen en épocas muy antiguas en las que este equino era el medio de transporte del hombre.

Sin embargo, antes de que el humano se montara sobre sus lomos y anduviera explorando el mundo, tuvo que pasar por un proceso de doma.

Es decir, hubo un tiempo en el cual el ser humano debió trabajar con el caballo para conocerlo mejor, ganarse su confianza y finalmente montarlo.

El proceso para domar un caballo no es tan rápido como muchas personas creen. Conlleva tiempo, disciplina y paciencia.

Entendiendo que es un animal con mucha personalidad, sensibilidad y carácter.

En la Edad Media, la doma del caballo comenzó a desarrollarse para que los diferentes ejércitos -y, en concreto, las divisiones de caballería– perfeccionasen la monta.

La doma busca una armonía en los movimientos del caballo – jinetes españoles que apuestan por la doma

A medida que esta disciplina creció, se desarrollaron una serie de principios que hasta hoy día se mantienen.

Uno de ellos es la armonía del caballo. Esta consiste en que cada paso que este haga debe estar coordinado y lucir bien.

Tiene que haber un método, un orden, una belleza en sí misma.

El portal https://www.equusline.es/ sostiene al respecto:

“Entre aquellos aspectos que se buscan, se encuentra la franqueza y regularidad de sus aires, algo que se puede ver a través de la armonía y facilidad en la ejecución de movimientos”. 

La rapidez y destreza con que el caballo efectúa los movimientos también es otro principio dentro de la doma clásica.

La regularidad y elegancia deben acompañar ese paso, trote y galope del caballo, a fin de que parezca como si el animal hace los movimientos por su cuenta.

Dicho este preámbulo conozcamos a unos españoles que se han dedicado a esta parte de la equitación y están enalteciendo a España con ello.

Jinetes españoles que apuestan por la doma
Alejandro Oliva

Alejandro Oliva- Jinetes españoles que apuestan por la doma

Medalla de oro de la Comunidad de Madrid 2018 montando a “Elevado”, Alejandro Oliva, un joven que se dedica a la doma y cuyo futuro es bastante prometedor.

Ganador de una medalla de bronce individual en el Campeonato de España del 2017, este joven tiene talento y en España ya lo saben.

Tanto así que logró posicionarse entre los primeros puestos del Cto. de España de Menores 2019 con el caballo “Frisherman’s Friend”.

Con sólo 21 años, este chaval ha demostrado que tiene talento y garra para forjarse un futuro exitoso en el ámbito ecuestre.

Alejandro Oliva está totalmente consagrado a los caballos, disfruta montarlos y sobre todo el proceso de aprender a conocerlos, hasta conseguir ganarse su confianza y competir.

“No es raro que en mi tiempo libre continúe haciendo actividades relacionadas con los caballos, pero el poco tiempo que me queda lo suelo aprovechar para pasar tiempo con amigos y mi familia”, dijo en una entrevista.

Jinetes españoles que apuestan por la doma
Alejandro Gutiérrez

Alejandro Gutiérrez el domador de caballos de carreras

Otro jinete español que está dando mucho de qué hablar por explotar un nicho en el que pocos se han atrevido es Alejandro Gutiérrez.

Este hombre, ya retirado de las carreras encontró una oportunidad para crecer y ayudar a crecer a los caballos, en la doma.

Su trabajo consiste en darle una nueva oportunidad a los caballos de carreras que fueron retirados. Sobre todo a esos que tal vez no fueron tan exitosos como esperaban.

Es allí cuando este domador entra en acción y con aproximadamente 3 o 4 meses consigue un caballo velocista sea un ejemplar perfecto para certámenes de doma.

¿Cómo lo logra? Veamos lo que dijo en una entrevista… jinetes españoles que apuestan por la doma

Yo les cambio la comida. Les pongo piensos que tienen menos energía. Además, los tranquilizo en sus movimientos y los relajo dándoles otro trato, otros entrenamientos… Todo ello mirando siempre al futuro de ese caballo.”

Dada esa técnica, los caballos de carreras que llegan a su cuadra en Sevilla para ser transformados, terminan siendo ejemplares perfectos para paseos, rutas, concursos de doma vaquera.

Alejandro Asencio

Alejandro Asencio, el jinete que descubrió en la doma su propósito

Domar caballos para que hagan ciertos movimientos, trucos etc, resulta emocionante para los jinetes de esta disciplina, más para Alejandro Asencio es más que eso.

El propósito de su vida, a sus 31 años, lo encuentra haciendo que estos ejemplares lleguen más lejos de lo que piensan.

Incluso, su primer caballo, Dalio, es el que le ha permitido conseguir su éxito.

Aunque tiene dos ejemplares más, Gaviao y Focus, fue Dalio el caballo que le cambió la vida.

Dalio llegó casi muerto y Alejandro Asencio logró revivirlo y ponerlo a concursar en doma.

La conexión entre ambos es tal que juntos llegaron más lejos de lo pensado y ahora este ejemplar, ya es mayor, fue retirado para cuidar su salud.

“Ahora lo sigo montando cada día, disfruta de su libertad en su paddock y paseos. Ya no tiene esa presión que la competición requiere”, acotó.

La doma es el mundo y día a día de estos jinetes españoles que encontraron en los caballos la forma de ganarse el sustento pero también de ser felices.

Razas más comunes en certámenes de doma

Para culminar este post queremos dejarle cuáles son las razas de caballos que más se usan en las competencias de doma. Generalmente son aquellas de sangre caliente.

Entre estas razas tenemos:

El pura raza española, el lusitano o el lipizzano, el holandés o el danés, y por su puesto el hannoveriano, que por cierto es el favorito del jinete y empresario venezolano Gustavo Mirabal, ya que también es muy buen saltador.

 

 

 

 

 

Enlaces de interés

www.gustavomirabal.es/ 

https://twitter.com/gmirabalcastro2  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code