Temple Grandin y Caballo

TEMPLE GRANDIN CONOCIMIENTO Y AMOR POR LOS CABALLOS

Quién es Temple Grandin

 

Temple Grandin y Caballo
Temple Grandin: «Siendo una persona que padece de autismo, me resulta fácil entender cómo piensan los animales

Conocer a Temple Grandin, es conocer la voluntad personificada. Es conocer la riqueza de la naturaleza y el avance de la ciencia. Pero sobre todo es valorar la importancia de una mujer autista que ha enfrentado todo tipo de barreras para encarar la vida y desarrollar el estudio, el conocimiento y la valoración de los animales.

Antes de  hablar de la biografía  de Temple Grandin y de sus logros, queremos  rescatar su amor  y valoración del mundo animal, especialmente del mundo del comportamiento de los caballos.

Tempe Grandin se convirtió en una zoóloga destacada. Es profesora e investigadora de la Universidad  de Colorado de Los Estados Unidos.

Temple Grandin es una referencia muy importante,  tanto en la comunidad autista, como en el campo de la zoología y del  bienestar animal.

 

 

Su infancia fue difícil e incomprendida

Cuando Temple  tenía tres años, un médico le dijo a su madre que la niña tenía problemas cerebrales.

Cuentan que hasta ese momento, todo funcionaba en términos de bienestar,  pero cuando la niña comenzó a rechazar abrazos, pensaron que eso no era normal.  Y realmente  no lo era, comenzó entonces la indagación sobre su conducta y empezaron los diagnósticos y el recorrido de Temple  por diferentes instituciones. Todo ello desde muy temprana edad.

En la escuela  los niños y las niñas la rechazaban y se apartaban de Temple porque la veían como una niña rara que repetía frases sin parar y esta es la causa por la cual la llamaban “la grabadora”.

Esta experiencia nos hace pensar en la importancia de considerar e insistir  en el respeto por la diferencias, en la convivencia sana y en la inclusión,  como valores relevantes en la defensa de los derechos humanos.

 

Temple Grandin “La grabadora” solo era feliz montando a caballo en Arizona.

Temple  Grandin desde muy temprana edad  rechazó el contacto físico de las personas; sin embargo se acercaba a los animales con bastante  facilidad y siempre logró  verdadero contacto con ellos.

De hecho se dedicó a estudiar el  comportamiento de los caballos y desarrolló una empatía especial con estos  animales.

 

Su adolescencia marcó su destino

En su adolescencia  solía pasar temporadas  de verano en la granja de Arizona de uno de sus tíos. Allí logró incluso a sentar las bases de uno de sus inventos.

En su adolescencia, parte de su terapia   estuvo basada en montar y cuidar a caballos. Pero ella descubrió muy pronto que éstos también tenían sus propios problemas emocionales. Esto la inspiró y la motivó para estudiar y dedicar su vida al cuidado y a la mejora del bienestar animal.

Desde su adolescencia inició su trabajo como investigadora, debió enfrentar muchas batallas personales, no sólo por  su condición como autista, también y especialmente por  ser mujer. Debió imponerse y darse  a respetar.

A los 16 años, conoció a personas dedicadas  al trabajo del campo y a la ganadería  y vio cómo unos granjeros utilizaban planchas metálicas para inmovilizar y calmar a los animales cuando venía el veterinario.

Se dio cuenta que a los animales parecía gustarles este especie de apretón; de tal modo que Temple Grandin se fabricó uno de estos aparatos, adaptándolo para ella. Con ello controló en muchas ocasiones, sus ataques  de ansiedad.

 

Temple Grandin en la  universidad.

Esta investigadora autista, de una férrea  voluntad, se llevó su invento a la universidad.

Cuentan que usaba su invento para calmarse, para darse apretones cuando se sentía mal, entre clase y clase de Psicología.

Luego de graduarse, de obtener  su licenciatura, Temple hizo una maestría en ciencia animal, y se dedicó a visitar muchas granjas par proporcionar  cuidado y  un mayor bienestar para los animales.

Se convirtió entonces en  la mejor diseñadora  de granjas  en los Estados Unidos y por otra parte abrió un camino esperanzador para los padres  de los niños y las niñas  autistas.

 

Una esperanza para los padres  de niños  autistas

Al final de muchas  de  las charlas que dicta Temple Grandin, los padres de los niños autistas les hacen muchas preguntas. Le preguntan cosas como por qué sus hijos se tapaban las orejas, por qué no les miran, por qué tiene estas y otras obsesiones o manías.

Ella les responde  con paciencia y pone ejemplos  de su propia experiencia y les hace tomar conciencia de que nos es fácil, pero se pueden lograr  muchas  cosas, si se persevera.

Las personas autistas no despliegan muchas habilidades sociales: les cuesta relacionarse con los demás, hacen movimientos repetitivos. Pueden tornarse agresivos si se les saca de la rutina, no entienden las metáforas, ni los chistes ni los dobles sentidos, y viven en un soliloquio de imágenes y sonidos.

Temple Grandin escribió sus vivencias en un libro titulado  Pensar en imágenes (Alba Editorial). Es también un ensayo dedicado a abordar la forma de pensar de los autistas.

 

 

Dice Grandin que hay que pensar como los caballos

En una de sus conferencias  más  famosas: “Hay que pensar  como los  animales”, Grandin se detiene particularmente en los  caballos y habla del pensamiento asociativo:

Tanto la gente que padece de autismo como los animales piensa mediante asociaciones visuales. Estas asociaciones se asemejan a fotografías de sucesos, y tienden a ser muy específicas. Por ejemplo, un caballo puede tenerle miedo a los hombres con barba cuando los ven dentro del galpón, pero tolerarlos en la pista de equitación. El animal teme a los barbudos en el galpón porque en el pasado tuvo una mala experiencia con un barbudo en un galpón. (https://www.grandin.com/spanish/pensar.animales.html) Consulta, 20 de abril de 2019

 

Temple Grandin dictando una conferencia
Temple Grandin dictando una conferencia

 

Dice  que  el miedo es la principal emoción:

Temple Gradin  habla sobre  diferentes emociones y habla particularmente  del miedo, pues es una emoción muy importante en los autistas y dice que es también la emoción más relevante en algunos animales  como los caballos. Dice que las cosa que asustan a los equinos, también asustan a los niños autistas:

Cualquier cosa que parezca fuera de lugar, como un pedazo de papel llevado por el viento, puede causar temor. Los objetos que se mueven bruscamente son los que más miedo provocan. En la vida salvaje, los movimientos bruscos son temibles porque los predadores hacen movimientos bruscos (https://www.grandin.com/spanish/pensar.animales.html) Consulta, 22 de abril de 2019

Progresivamente va dando ejemplos que nos hacen reflexionar  sobre el tema y valorar su conocimiento sobre el mundo de los caballos, pero nos hace reflexionar particularmente  sobre el espectro autista y nos invita  a agudizar la atención sobre esta condición especial que viven muchas personas y que en un alto porcentaje no son diagnosticadas y no sólo sufren enormemente, sino que se pierde un potencial humano maravilloso, por desconocimiento.

 

Habla sobre el miedo que sienten los autistas y que experimentan los caballos

No se trata de una investigadora que aborda un tema ajeno, o que simplemente observa su objeto de estudio, se trata de una investigadora que está hablando desde  su propia experiencia:

Tanto los animales como las personas que padecen de autismo también tienen miedo a los ruidos agudos.

Yo misma todavía tengo problemas con estos ruidos. La alarma que tienen los camiones recolectores de basura cuando marchan hacia atrás aún hoy me acelera el pulso si me hace despertar en medio de la noche.

El estruendo de los truenos, en cambio, no me afecta. Las especies de presa, como los vacunos y los equinos, tienen oídos muy sensibles, y un ruido fuerte puede hacerles doler.

Cuando era niña, el sonido del timbre en la escuela era como un torno de dentista en mi oído. Es posible que el sistema de altavoces en una exposición equina tenga un efecto similar en los oídos de los caballos. (https://www.grandin.com/spanish/pensar.animales.html) Consulta, 22 de abril de 2019

 

 

REFERENCIAS BIBLIOGRPÁFICAS

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/el-verdadero-gustavo-mirabal-castro/

https://www.gustavomirabal.es/uncategorized/gustavo-mirabal-en-el-mundo-ecuestre/

https://www.gustavomirabal.es/equitacion/el-hipismo-en-venezuela-tiene-nombres/ 

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.linkedin.com/in/gustavomirabalcastro/

https://twitter.com/gmirabalcastro2

http://about.me/gustavomirabal

(https://www.grandin.com/spanish/pensar.animales.html) Consulta, 22 de abril de 2019

https://mujeresconciencia.com/2017/02/02/temple-grandin-la-zoologa-piensa-imagenes/

Gustavo-Mirabal-G&C-Farm-Escudería

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code