Cólico equino

Cólico equino

Cólico equino

El cólico equino consiste en un dolor agudo en el caballo. El cual causa espasmos desde el estómago a las últimas porciones intestinales. Se dice que es una urgencia veterinaria, que si no es atendida puede terminar con la muerte del animal.

Causa del cólico equino

La etiología del cólico equino varía según el tipo. Pero en cada uno de ellos existe un aumento de volumen y de presión en algún segmento digestivo.

Patología del cólico equino

Obstrucción simple

Se caracteriza por una obstrucción física del intestino por: alimentos compactados, formación de estenosis intestinales, o cuerpos extraños. La primera alteración que se produce está relacionada con el líquido que queda atrapado en el intestino oral a la obstrucción. Esto se debe a la gran cantidad de líquido que se produce en el tracto gastrointestinal superior. A su vez, el hecho de que es reabsorbido principalmente en el intestino caudal a la obstrucción.

Obstrucción estrangulante

Presenta las mismas características patológicas que una obstrucción simple. Pero el aporte sanguíneo se ve afectado inmediatamente. Tanto arterias como venas pueden estar afectadas inmediatamente, o progresivamente como en una obstrucción simple.

Infarto no estrangulante

Se impide el aporte sanguíneo a una parte del intestino en ausencia de obstrucción por alimentos. La causa más común es la infección por larvas de Strongylus vulgaris. Las cuales se desarrollan en la arteria mesentérica.

Cuadro clínico

Entre los signos y síntomas del cólico equino encontramos: intranquilidad, sudoración, estiramientos, escarbar el suelo, intentos frecuentes de orinar. Así como bruxismo, ptialismo, anorexia, estreñimiento, taquicardia, cianosis, entre otros.

Cólico equino
Cólico equino

Diagnóstico

Lo más determinante es valorar si el cólico equino se debe resolver médica o quirúrgicamente. Si está indicada la cirugía debe realizarse sin demora, puesto que un retraso puede ser fatal.

Medidas de prevención

  • Horario de alimentación regular.
  • Desparasitaciones periódicas.
  • Cuidado dental adecuado.
  • Evitar cambios bruscos de dieta cuantitativos y cualitativos.
  • Prevenir las insolaciones.
  • Utilizar técnicas de manejo para retrasar la velocidad de consumo.
  • Evitar el confinamiento en establos.

Fuentes consultadas

https://es.wikipedia.org/wiki/C%C3%B3lico_equino

https://www.gustavomirabal.es/caballos/enfermedades-del-caballo/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code