Amazona Carolina Catany  

Amazona Carolina Catany fallece tras luchar contra el cáncer | Gustavo Mirabal

Amazona Carolina Catany

Amazona Carolina Catany  

España amaneció de luto tras la muerte de una gran exponente de la hípica en ese país, se trata de la amazona Carolina Catany.

La atleta estaba ingresada en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, desde el pasado martes 23 de junio.

Tras dos años de lucha contra un linfoma, finalmente no resistió y su vida se apagó la tarde de este 24 de junio.

Amazona Carolina Catany

Carolina Catany nació Palma de Mallorca, España.

Sin embargo, su carrera se desarrolla en el sur de este país europeo. En esta región es que da sus primeros pasos.

La yeguada Beca es el lugar que conoce por primera vez el talento de esta joven mujer que se ganó el cariño y admiración del público.

En dicha yeguada comenzó montando caballos jóvenes y posteriormente empezó a montar ejemplares de  Luis Astolfi.

Cumplidas varias etapas y también su paso por varias disciplinas ecuestres se sitúa en Hípica Son Gregal.

No obstante decide impartir sus conocimientos en este deporte y varias personas se apuntaron a sus clases.

Su aparición en los certámenes tenían lugar en el sur de España donde siempre estaba presente en conjunto con sus alumnos. Ya era habitual.

La amazona Carolina Catany escribió su nombre en las pruebas de doma clásica, concurso completo y salto sobre obstáculos.

En todas las disciplinas que compitió fue exitosa. Su vida y legado seguirán vivos dentro de este deporte en el que, jinetes y caballos siempre dejan una huella.

Una mujer luchadora, amazona Carolina Catany

La aventura de Catany a bordo de un equino inició a los 4 años y a partir de los 9, su nombre fue inscrito en competencias.

Es decir, que pasó prácticamente toda su vida dedicada al mundo ecuestre.

Algo que pudo compartir con sus alumnos, quienes llegaban temprano para entrenar con ella  y ver cómo Carolina hacía para capacitar a sus ejemplares.

Este tipo de cosas son las que han dejado una huella imborrable en la vida de sus alumnos y todos aquellos que la conocieron y compartieron su pasión por los caballos.

Alegre y de buen carácter

La amazona española Carolina Catany era alegre de buen carácter, así la definen sus familiares, amigos y hasta los medios de comunicación.

Los cuales resaltaron estas cualidades en su nota de duelo. Hoy la hípica española ha despedido a una de sus grandes exponentes.

Sin embargo, sus enseñanzas darán fruto en cada uno de sus alumnos y de ante mano sabemos que ese legado estará presente en cada competencia donde estos se inscriban.

Ellos serán ellos porque tienen talento y pasión, pero siempre habrá algo de la amazona Carolina Catany en su ejecución.

Paz y consuelo a sus familiares

Desde www.gustavomirabal.es enviamos un mensaje de consuelo a sus familiares, nos unimos al duelo y deseamos que la paz de Dios, llene sus corazones en este momento tan difícil.

Amazona Carolina Catany  

OTRAS NOTICIAS SOBRE LA HÍPICA ESPAÑOLA

 

España una nación hípica

España es un país que ama la hípica, los caballos y todo lo relacionado con el mundo ecuestre.

El deporte a caballo es muy conocido en el país y tiene muchos afines, personas de todas las edades que encuentran en este animal fuerza, hazaña, grandeza y orgullo.

Los españoles tienen grandes atletas y han recibido aportes valiosos de otros jinetes y empresarios que nutren y hacen crecer a este sector.

Uno de los jinetes más destacados, al menos en la modalidad de salto, es Sergio Álvarez Moya.

Este amante de los equinos ostentó durante un tiempo el título de: el jinete número 1 de España en salto ecuestre.

Disciplina en la que Venezuela también cuenta con un atleta destacado, aunque en este momento está retirado, se trata de Gustavo Mirabal.

Un caraqueño que por años estuvo dedicado a este sector y durante un tiempo apoyó la carrera de Sergio así como trabajó por el impulso de este deporte en el país.

La alianza Mirabal Álvarez fue un motivo de orgullo

A propósito de relaciones profesionales que sirven como ejemplo y se vuelven orgullo, la alianza entre Gustavo Mirabal y Sergio Álvarez Moya sirvió para que el deporte ecuestre creciera.

Y es que con Sergio a la cabeza en la disciplina de salto, y con Gustavo Mirabal como un experto en esta área y en la cría de ejemplares exitosos.

La hípica española cobró aún más fuerza en Europa,  al punto que Sergio consiguió alzarse como campeón de toda Europa montando un ejemplar de Mirabal.

Este hecho fue muy celebrado por los medios de comunicación, quienes agradecieron al venezolano por los aportes hechos.

Gustavo Mirabal tiene una vida dedicada al deporte ecuestre, compitiendo desde las 9 años.

Sin embargo, tras participar como jinete en varios certámenes en Estados Unidos y Europa, decide abrir su propia granja.

Mediante esta iniciativa logra entrenar ejemplares para el alto rendimiento, competencias como los Juegos Mundiales Ecuestres y los Juegos Olímpicos, aunque el mayor sueño de Mirabal era clasificar atletas a estas justas.

No obstante, uno de los jinetes que entrenó durante un tiempo en su granja consigue clasificar a la máxima cita del deporte universal, sin embargo, en un accidente de tránsito el jinete perdió la vida.

Era el venezolano Andrés Rodríguez, un hombre con mucho talento y orgullo de su país por haber apuntado su nombre en la lista de atletas clasificados a los Juegos Olímpicos.

Desafortunadamente, ese accidente le quitó la vida y Venezuela se quedó con las ganas de ver su actuación en dicha justa.

Un trabajo impecable

El trabajo que el venezolano Gustavo Mirabal llevó a cabo a través de su granja fue impecable.

Tanto atletas ecuestres como caballos vivieron la experiencia de ser entrenados por los mejores de América, como los brasileños Nelson y Rodrigo Pessoa, Mark Bluman, entre otros.

Los Pessoa son personas con un gran reconocimiento internacional, experiencia olímpica, padre e hijo dedicados a una vida rodeada de caballos y éxitos en este ámbito.

El Pura Raza Española orgullo del país – Tierra de la amazona Carolina Catany

Con un expediente en la Unesco, que reposa desde el 2018, España continúa a la espera de que su raza autóctona, la Pura Raza Española, sea declarada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Este ejemplar es propio de las tierras españolas, también se conoce como el Caballo Andaluz.

Andalucía es una de las regiones con gran afición a los caballos, hogar de la raza que aspira ser patrimonio de la humanidad por su resistencia, condiciones morfológicas, fuerza y hermosura.

Además porque se trata de una ruza pura que ha servido para dar origen a otras razas de caballos.

Los cuales están hoy día en otros países de Europa y América, especialmente, en los Estados Unidos.

Andalucía y su pasión ecuestre

Esta región de España conocida por sus mares de plástico (invernaderos) y cultura enfocada en lo agrícola, es una gran aficionada a los caballos.

Es la tierra del caballo Andaluz, zona que con también visitaba la amazona Carolina Catany, quien murió la tarde de este miércoles en suelo sevillano.

Andalucía es pasión ecuestre, cultura agrícola, tradición gastronómica y capital de la gastronomía en 2019.

Si no has visitado esta región le invitamos a que lo haga, disfrute de la calidez de su gente, la variedad de su comida y por supuesto, se deleite viendo al caballo más importante y orgullo de España.

Amazona Carolina Catany  

 

Enlaces de interés

www.gustavomirabal.es/ 

https://twitter.com/gmirabalcastro2  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code