mascarilla inteligente

Mascarilla inteligente avisa cuando hay personas con Coronavirus cerca

mascarilla inteligente

mascarilla inteligente

Últimamente la palabra mascarilla es más común de lo que imaginamos. Antes las usaban solo los doctores y enfermeros.

Ahora, es un requisito que debemos cumplir cuando salimos de casa y hay que llevarla puesta en todo momento.

Esto ha hecho que ahora haya un mercado muy amplio de mascarillas. Las hay de tela, de material quirúrgico, el que más conocíamos.

Luego aparecieron las tela gruesa y con estampados incluso personalizados. Pero eso no es todo, ahora también hay mascarillas inteligentes.

Las cuales ofrecen una gran cantidad de funciones que hace que quieras tener una, al menos para saber cómo funciona.

Este tipo de mascarilla tiene competencia en este momento, ya que no hay una sola en el mercado sino que cada vez salen más y con nuevas funciones incorporadas.

Hoy vamos a conocer algunos tipos y lo que hacen.

Mascarilla inteligente

Cuando hablamos de mascarilla inteligente hacemos mención a un dispositivo que además de proteger a la persona del virus le brinda otras opciones gracias a la tecnología.

De ser solo por el diseño sería algo más “fashion” que alimenta el mercado.

Sin embargo, gracias al ingenio de las personas es posible contar hoy día no solo con una sino con varias mascarillas con tecnología incorporada.

Esa tecnología permite vincularla con su dispositivo móvil, por ejemplo.

Simona Lacagnina y Álvaro González la pareja diseñadora de Cliu, una mascarilla inteligente que mide la calidad del aire y alerta sobre la presencia del Coronavirus a tu alrededor

Pareja hispano-italiana decide emprender

Italia fue el primer país de Europa con mayor número de casos de Coronavirus.

El confinamiento fue muy estricto y las personas tenían que cumplirlo obligatoriamente.

Bajo este escenario muchos se dieron por vencidos, se declararon en bancarrota, otros luchaban como podían para pagar las cuentas, etc.

Sin embargo, una pareja hispano-italiana decidió aprovechar sus dotes para el diseño y la tecnología a fin de aportar su grano de arena en la lucha contra el Covid-19, Coronavirus.

“Queríamos aportar de alguna manera nuestro granito de arena a la situación”, dice a DW desde Palermo, desde la isla italiana de Sicilia, Álvaro González Romero-Domínguez.

Álvaro diseñó esta mascarilla inteligente conjuntamente con su socia y pareja, la también diseñadora Simona Lacagnina.

Esta mascarilla inteligente tiene la capacidad de autodesinfectarse, medir la calidad del aire y alertar de focos cercanos de coronavirus.

El nombre de este proyecto, que se espera para Octubre se vuelva macro, es Cliu.

¿Cómo funciona Cliu la mascarilla inteligente?

Cliu tiene un diseño pensado en el rostro de las personas, tiene una área de color negro por los bordes y es transparente en donde está la boca.

La intención de crear una mascarilla así es para que las personas con problemas auditivos o discapacidad auditiva puedan leer los labios y así comunicarse.

Pero Cliu también tiene otras funciones como limpiarse sola y alertar a su usuario si hay gente con Coronavirus a su alrededor.

Dado que es capaz de medir la temperatura corporal.

Álvaro González, es uno de los diseñadores de este producto y profesor de Bellas Artes en la Universidad de Palermo.

Cliu no se ha comercializado aún, se espera que sea en octubre

La mascarilla todavía no se ha comercializado, pero sí se pueden pre-comprar con un consecutivo descuento.

“Hemos lanzado una campaña de crowdfunding para poder llevar a cabo este proyecto”, contó Álvaro González.

Cliu para dos tipos de clientes

Los creadores de esta macarilla pretenden comercializar dos versiones de su producto.

Es decir, que podrán comprarla quienes puedan por menos de 100 euros y aquellos con mayor capacidad económica en este momento pueden optar por la versión premium.

Cabe destacar que en cuando al diseño, estructura y función es lo mismo. Ambas protegen a la persona.

La diferencia está en que una es sin tecnología y la otra es la versión inteligente.

La primera saldrá al mercado por un costo de 90 euros, mientras que la segunda costará 250 euros.

Al respecto, Álvaro insiste que “comprar menos es comprar mejor”.

Los materiales

Los materiales que se usaron para crear esta mascarilla son totalmente reciclables y soportan hasta 200º.

“Lo que es bueno para la desinfección”, sostiene su creador.

Una mascarilla que podrás lavar en la lavadora

Las mascarillas que normalmente se usan suelen tirarse a la basura tras su primer uso, otros las guardan hasta que comienza a desgastarse…

Mientras que, quienes tienen las de tela deben llegar a lavarlas a mano o en la lavadora.

Sin embargo, el hecho de que una mascarilla inteligente se pueda lavar en la lavadora o el lavavajillas es realmente interesante e innovador.

Cliu  es totalmente desmontable y puede meterse en el lavavajillas, la lavadora o incluso en el microondas. 

Sobre los filtros que usa

En cuanto a los filtros, los investigadores están colaborando con la Universidad de Siena, donde han desarrollado unos filtros con calidad FFP2 que filtra el 99% de las partículas. Son unos filtros antimicrobianos y bioactivos, por lo que “si acaban en el medio ambiente, no son nocivos para la naturaleza”, explica.

Esta mascarilla fue pensada para que las personas con discapacidad auditiva puedan leer los labios y comunicarse

La diferencia con Cliu es que podrás medir la calidad del aire – mascarilla inteligente

Si usted opta por la versión de 250 euros podrá sincronizarla con el móvil y mediante una App tener acceso a información como esta:

  1. Usted podrá medir la calidad del aire del sitio donde se encuentre
  2. Podrá conocer si hay contaminación donde se encuentra
  3. Conocerá la frecuencia cardíaca suya, opción que resulta apropiada para mantenerse alerta

El creador de Cliu indica que mediante esa opción se puede prevenir enfermedades respiratorias.

Pero, ¿cómo es posible medir estas cosas? el creador de la mascarilla inteligente, Álvaro González detalla que:

“esas mediciones se hacen a través de unos sensores y algoritmos”. 

Diferencia entre la normal y la premium – mascarilla inteligente

La versión premium de esta mascarilla inteligente incluye unos micrófonos y una serie de algoritmos para medir la calidad de la respiración y la frecuencia cardíaca.

“Esto ayudaría a la hora de prevenir enfermedades respiratorias y es especialmente bueno para personas con alergia, por ejemplo, o inmunodeficiencia”, apunta González uno de sus creadores.

Una mascarilla inclusiva

Además de su diseño y funciones inteligentes, Cliu es considerada también una mascarilla inclusiva.

Y es que desde que comenzó la pandemia y se hizo obligatorio el uso de éstas, las expresiones faciales quedaron escondidas.

No se sabe si la persona ríe, si hace un gesto gracioso o molesto con el rostro.

Algo que ha afectado a aquellas personas que son muy sociables y a toda la población en general porque de alguna manera no pueden comunicarse.

Al menos en Latinoamérica las personas suelen ser muy expresivas con su rostro y con su cuerpo. A veces sólo hacen movimientos y el otro ya comprende de qué habla.

Asimismo las expresiones faciales son propias de cada quien y se interpretan de acuerdo al contexto.

Y aunque salieron las mascarillas con expresiones graciosas sublimadas, estampadas, etc, incluso hasta con el nombre de la persona, no es lo mismo.

Por eso es que Cliu ofrece la posibilidad de verse cara a cara nuevamente, contemplando las expresiones faciales.

Además que brinda un gran soporte a quienes usan el lenguaje de señas para hablar y leen los labios porque tienen problemas para escuchar.

Debido a esto Cliu es considerada una mascarilla inteligente e inclusiva. Pensada para todos, creada como alternativa de seguridad en momentos de pandemia.

Les dejamos este video para que vean cómo funciona:

 

Enlaces de interés:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code