Flor Isava

Flor Isava homenaje a la mujer del olimpismo en Venezuela

Flor Isava

Flor Isava

Este es un homenaje a una mujer que trascendió fronteras, que dejó el nombre de Venezuela en alto y que cambió la intelectualidad por el deporte, gracias Flor Isava.

Tu dedicación y esmero en impulsar el deporte olímpico y el rol de la mujer en un mundo dominado por hombres, como es en su mayoría, el deportivo, tuvo un gran impacto.

Al punto que en la actualidad las mujeres ocupan cargos importantes en instituciones de prestigio y reconocimiento.

Además, el trabajo de esta venezolana que pudo dedicarse al intelectualismo se ve reflejado tanto en su país como a nivel internacional.

No en vano se ganó el nombre: La mujer del olimpismo.

El 25 de julio de 2020, a sus 99 años, la luz de su vida se apagó, pero dejó un legado que es digno de admirar y seguir por su entera dedicación al deporte en general.

Siendo la equitación, particularmente el salto ecuestre, uno de sus favoritos.

Y es que esta mujer tuvo éxito en todo lo que emprendió, en cuando deporte practicó y en las instituciones donde trabajó.

Flor Isava

¿Quién es Flor Isava y qué hizo?

Primero como atleta y luego como dirigente, así vivió la vida esta gran mujer a quien cariñosamente Venezuela llamó: la dama del olimpismo.

Doña Flor nació en Cumaná, estado Sucre, el 20 de mayo de 1921. Es hija de Rafael Isava Núñez y Dolores Fonseca. 
De su vida sentimental podemos decir que se casó en dos oportunidades. Primero con Domingo Lucca Romero, luego con Luis Teófilo Núñez Arismendi, quien fuera editor de El Universal. Tuvieron tres hijos: Astrid, Anabella y Fernando.

Tenía todo para ser una mujer meramente intelectual

Como a la gran mayoría de las niñas, a Flor la inscribieron en el ballet, la pintura, el piano cuando estaba pequeña, luego empezó sus estudios de historia y literatura, pero el deporte fue su vida.

“Yo soy una intelectual prestada al deporte y que este se olvidó devolver”, decía.

Estudió en Bélgica e Inglaterra, donde practicó hockey y equitación. Los caballos fueron otra de sus grandes pasiones al igual que el salto ecuestre.

Inició su carrera deportiva en Venezuela en 1939. También se desempeñó en tenis, golf y natación.

Inclusive, fue campeona nacional de equitación, tenis y golf.

De hecho, fue miembro del equipo ecuestre venezolano en competiciones en Suramérica, Estados Unidos, Canadá, Francia y España.

Ganó la presea de plata en el torneo de tenis en los Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en Barranquilla, Colombia, en 1946, detalla el Comité Olímpico Venezolano en un comunicado de prensa.

Triunfadora en todos los sentidos

El nombre de Flor Isava estuvo en la prensa constantemente debido a sus logros deportivos.

La sección de deporte en los rotativos estuvo colmada de sus victorias entre 1940 y 1966.

Pero ganar medallas y trofeos no era lo único que le apasionaba a doña Flor.

Ella quería hacer algo más y lo logró.  Se ocupó en demostrar que las mujeres también pueden ser gerentes en un mundo donde los hombres mandan.

Así que en paralelo a su faena como atleta surge la preocupación por mejorar la organización del deporte nacional y se abocó a ello.

Es así como inició presidiendo comisiones, esbozando reglamentos, y, por sobre todas las cosas, predicando la disciplina y el trabajo en equipo.

Dos principios en los que coincide con el también jinete venezolano, Gustavo Mirabal Castro.

Para quien la disciplina y el trabajo en equipo son primordiales. Él sabe que no se puede lograr el éxito solo, sino acompañado de un talento humano con el que hace crecer su visión.

Campeonato Confraternidad de Amazonas

Con los años creó el Campeonato Confraternidad de Amazonas, tomando en sus manos el Suramericano de Salto Ecuestre hasta llevarlo a toda América del Sur, con ediciones en Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Argentina, Uruguay y Brasil.

Logró que todos los países prestaran sus caballos a los jinetes y amazonas visitantes, ya que para la época era demasiado costoso el traslado de los caballos de un país a otro.

Primera mujer en el Comité Olímpico Internacional

Pirjo Haggman de Finlandia y Flor Isava de Venezuela fueron las primeras mujeres, en 1981, en convertirse en miembro del Comité Olímpico Internacional.

Mérito que logran tras conseguir el apoto de Juan Antonio Samaranch, un español que estaba al frente del COI en ese momento.

Desde ese entonces y hasta el 2001, Flor Isava se mantuvo en este organismo que rige el deporte olímpico a nivel internacional.

Y de1990 a 1994, fue la primera dama miembro de la Comisión Ejecutiva de dicho organismo.

También fue integrante de otras ramas del COI

Isava formó parte de la Academia Olímpica Internacional y Educación Olímpica (1981-1991), Movimiento Olímpico (1991-1994), Congreso Olímpico Centenario-Congreso de Unidad, Estudio (1994-1996), Mujeres y Deporte (1995-2001).

El dato:

Para 1947, inspirada en su amor por los caballos, fundó la Federación Venezolana de Deportes Ecuestres y la presidió de 1962 hasta 1965.

Crea su propia fundación

Dad su pasión por el deporte, abre la Fundación Flor Isava, dedicada a promover la educación y el deporte entre la población penitenciaria de Venezuela.

También fue presidenta de la Confederación Venezolana de Deportes y capitana de la selección nacional de natación.

Flor Isaba fue miembro del Comité Olímpico Venezolano

En 1965 comenzó a formar parte del Comité Olímpico Venezolano (COV).

En 1969 su condición de atleta se revela de nuevo y decide incursionar en el golf,disciplina en la que cosechó innumerables triunfos.

entre los más destacados: en 1975 el subcampeonato nacional de dobles de damas, que ganó con Diana Zingg, el subcampeonato nacional de dobles mixtos con Jonatan Coles y en 1976 se coronó en el Campeonato Nacional de dobles de damas con Doris Wright.

Flor Isava es llevada al Salón de la Fama

Tras esa impecable trayectoria como atleta y como gerente deportiva, le conceden el más grande honor en 1972 y es ser exaltada al Salón de la Fama de Venezuela junto a Alfonso Carrasquel y Julio Bustamante.

Para En 1992 el Comité Olímpico Venezolano crea la Biblioteca Flor Isava con ediciones donadas por ella misma.

Una distinción en honor a Flor Isava

El COV creó la Orden Flor Isava Fonseca para otorgarla anualmente a atletas, dirigentes, entrenadoras y periodistas deportivos destacadas.

En 2016, Doña Flor Isava Fonseca fue honrada por la Organización de las Naciones Unidas Mujeres (ONU) en conjunto con el Comité Olímpico Internacional (COI) tras elegirla como imagen de la campaña «Una victoria lleva a la otra».

La venezolana recibió al menos 37 condecoraciones en vida, entre las que destacan la Orden del Libertador, Orden Diego de Losada, Caballero de la Legión de Honor de la República Francesa, Condecoración al Mérito Civil de España, Mérito del Trabajo, del Mérito al Deporte del Ejército y la Orden Olímpica del COI.

Flor Isava y su lucha por la inclusión femenina

Una de las cosas que más se pueden destacar de toda la carrera profesional de Flor Isava es su lucha por demostrar que la mujer puede gerenciar.

Que la mujer está altamente capacitada para atender puestos gerenciales y responder con excelencia, calidad humana y disciplina a las necesidades.

Cuando la designaron imagen de la campaña “Una victoria lleva a la Otra”, se dedicó a promover la igualdad de género en el deporte a través de la formación para el liderazgo de jovencitas de entornos desfavorecidos.

Gracias Flor Isava por tan noble y loable labor durante tantos años. Una intelectual prestada al deporte y que éste olvidó devolver…

Homenaje a quien reconocimiento y honra merece. Fortaleza a sus familiares por tan lamentable pérdida. Ejemplo de lucha y excelencia para las nuevas generaciones que se encontrarán con el legado de la mujer del olimpismo venezolano.

Flor Isava

 

Enlaces de interés:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code