UN BAUTIZO DE MUÑECAS EN UNA TIERRA DE CABALLOS

Artículo #15 de la serie:
GUSTAVO MIRABAL EN VENEZUELA

MUNICIPIO URDANETA EN EL EXTREMO DEL SUR DEL ESTADO ARAGUA DE VENEZUELA

 

Aquí estamos, en Barbacoas, una tierra de llaneros artistas y de caballos de faena.

 

En nuestros viajes por el estado Aragua en nuestra querida Venezuela, por lo general, vamos con nuestros niños y hemos compartido experiencias muy bonitas.  Parte del relato que hoy presentaremos está dialogado con los niños de nuestra familia, participantes muy activos  en este viaje. En esta ocasión viajamos al Sur, estuvimos en Barbacoas, la tierra donde nació Simón Díaz, el canta autor venezolano, el autor de Caballo Viejo, Sabana, Mi Querencia, entre otras canciones emblemáticas  en su obra como cantante, músico y compositor.

 

Para Simón Díaz, fue muy importante el caballo como motivo. Como musa inspiradora para componer canciones, pues al final de todos los cuentos,  los caballos formaron parte de su vida, no sólo como afición, sino porque estaban integrados a su quehacer, a sus faenas en los primeros años de su vida de llanero trabajador. Acompañados por estas faenas y querencias, recordaremos y relataremos este viaje.

 

 

Nos contaron sobre los orígenes y fundación de Barbacoas

 

Los orígenes de Barbacoas, capital del municipio Urdaneta, se remontan al año 1630, con el nombre de San José de Aricapana, cuando esta población ya era productora de ganado vacuno.

 

El 20 de mayo de 1738 se reconoce como la fecha de su fundación, cuando el alcalde de San Sebastián de Los Reyes, Juan Ramírez, reunió en la Plaza Mayor del pueblo a los indígenas y les dio posesión oficial con el nombre de Barbacoas.

Nos contaron que el Municipio aparece con el nombre de Urdaneta en homenaje al general Rafael Guillermo Urdaneta, quien murió en Barbacoas, en la Guerra Federal.

 

También es parroquia eclesiástica

Nos contaron que forma parte de este Municipio la población de Taguay, erigida como parroquia eclesiástica en el año 1784, con el nombre de Nuestra Señora del Rosario de Taguay.

 

Sus festividades más importantes

 

Entre las festividades más conocidas de Barbacoas se encuentran La Feria del Liquiliqui en el mes de abril; el aniversario de Barbacoas, el 21 de mayo, en la que participa todo el pueblo como organizador; y las fiestas de Santa Rosa de Lima, patrona de Barbacoas, en el mes de agosto.

 

También nos contaron que en la población de Taguay se desarrolla una interesante experiencia comunitaria. Se han creado varias cooperativas en torno al trabajo artesanal que realizan los pobladores y pobladoras de esta zona.

 

Ahora sí, con los muchachos en Barbacoas

 

Llegamos  como otros viajeros en el autobús  de Los llanos, bien cansados, pero entusiasmados  con nuestro plan. María Gabriela se bajó del autobús un poco dormida y despistada, y le dijo a Gustavo:

-¡Uuuy¡. Estas calles sí son largas.

-Bueno, por eso la gente dice “esa calle es como una cuadra llanera”.

-Pero este pueblo que parece tan solito, también es bonito.

-Ja ja ja. Te salió en verso.

 

 

-Bueno muchachos, despiértense. No se crean que el pueblo está tan solo; es que la gente todavía no ha salido de sus casas. Miren, hay pancartas donde anuncian las fiestas patronales en honor a Santa Rosa de Lima que es la patrona de Barbacoas. Hoy es la elección de la reina.

 

De fiesta en fiesta

 

Imagínense ¡qué suerte! Coincidimos con una fiesta en el pueblo. Bueno ahora nos tocó experimentar una fiesta llanera. Bailamos joropo hasta que nos cansamos, y María Gabriela y Gustavo hicieron sus buenos intentos.

Estuvimos en la elección de la reina y eso sí que fue un jolgorio sabroso, compartiendo  con la gente de Barbacoas y comiendo carne asada y todo lo que la gente compartía  a manos llenas. Bebimos, eso sí, ¡con discreción!

 

 

 

El bautizo de las muñecas y las carreras de caballos

 

Como si las fiestas no hubieran sido suficientes, después que pasó la elección de la reina, al día siguiente hicieron otra fiesta para celebrar el bautizo de las muñecas de las niñas del pueblo e invitaron a María Gabriela y a Gustavo como padrinos.

 

 

Esta vez también tocaron arpa llanera. Gustavo se vistió con un liquiliqui blanco que le prestaron. María Gabriela se vistió con una falda de flores menuditas y una camisa blanca, la abuela le arregló el cabello y le puso una cinta de colores que combinaba con la falda.

 

Fue una ceremonia muy bonita. Hubo tortas, majarete, una rica variedad de dulces. Fue una hermosa manera de cerrar este ciclo. Decimos este ciclo, porque allí mismo recibimos una invitación de los amigos  que hicieron los muchachos para ir  a otra fiesta.

 

Pero los niños tenían la adrenalina a millón y “el corazón partío” pues mientras  ellos estaban en el bautizo  de las muñecas fungiendo como padrinos, en la pista que improvisaron en ese momento en Barbacoas, tenía lugar una carrera de caballos. Bueno finalmente pudieron asistir a una de las carreras aunque se perdieron las primeras.

La carrera de caballos

En las fiestas importantes de Barbacoas  no faltan las carreras  de caballos y ésta era una fiesta muy importante, habían elegido a la reina y habían celebrado con las niñas y los niños del pueblo y con los turistas.

En la pista  que compartían realizaron varias  carreras  desde la mañana hasta el atardecer y fue por esta razón que  los muchachos pudieron participar, porque  si no hubiera sido así, se las hubieran perdido porque eran los padrinos en el bautizo de las muñecas.

No sólo fueron observadores entusiastas, sino que también participaron en la carreara especial que le dedicaron a los niños.

 

En el diario de María Gabriela no faltaba ni un galope de caballo

 

María Gabriela llevaba un diario y no podía aguantar las emociones; no quería esperar más para ponerse a escribir:

“Hola queridisísimo Diario. Ya estoy contigo otra vez. No te imaginas lo que he gozado en estos días. No me imaginé que el llano fuera tan divertido. Fíjate que hasta fuimos padrinos de una muñeca. Le hicimos su bautizo, con su fiesta llanera y todo. Esto es demasiado divertido. Mi abuela ha bailado joropo y mis papás también y hemos hecho un montón de amigos… ¡Ufff! Y estoy aprendiendo a bailar joropo y Gustavo también. El llano es muy bonito y he visto de cerquita el ganado y he montado a caballo, me encantó ir al galope en el llano. He disfrutado tanto… No quisiera que este viaje se terminara nunca, pero ya se están acabando las vacaciones. Te dejo. No me quiero despedir. Bueno, te doy  un besito.”

 

¡Ay malaya! Quién pudiera retroceder el tiempo…

 

Recordando estos viajes nos da algo de nostalgia. Ya las cosas no son como ayer y hoy los niños no disfrutan del llano como disfrutaban los muchachos de antes. Ya mis muchachos están grandes, pero siempre recuerdan con emoción este viaje y alguna vez nos han dicho que  quisieran que sus hijos disfrutaran como ellos de estos paseos.

 

Nos alegra que esa experiencia los marcara y que la valoren como parte importante  de su vida. No podemos retroceder el tiempo, pero quizás podamos hacer algo por retomar el disfrute de la naturaleza, por el amor a los caballos y al llano.

 

Referencias Bibliográficas:

https://www.gustavomirabal.es/gustavo-mirabal/el-verdadero-gustavo-mirabal-castro/

https://www.gustavomirabal.es/uncategorized/gustavo-mirabal-en-el-mundo-ecuestre/

https://www.gustavomirabal.es/equitacion/el-hipismo-en-venezuela-tiene-nombres/ 

http://gustavomirabal.com/

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.linkedin.com/in/gustavomirabalcastro/

https://twitter.com/gmirabalcastro2

http://about.me/gustavomirabal

http://tierrallana.blogspot.com/2010/08/llaneros-de-jeep-y-de-caballo.html

https://www.google.com/search?q=MUÑECAS+Y+CABALLOS+DE+TRAPO&tbm=isch&tbs=rimg:CXXfbHy8gDnXIjgAwP1x0b

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code