La mujer ciudadana de segundo orden – Gustavo Mirabal

La mujer ciudadana de segundo orden, es un tema  que nos mueve a la reflexión todos los días, tanto en el quhacer jurídico como en los derechos humanos.

Artículo# 93 de la serie

Gustavo Mirabal en Venezuela

Despues  de ver todo lo que ha acontecido en la historia de la participación  y el reconocimiento de las mujere y despues de leer el libro de Sonia Sgambatti, nos hacemos la pregunta:  ¿es la mujer ciudadana de segundo orden?

Pues no es necesario hacerse muchas preguntas para encontrar esta respuesta.

Basta con revisar la historia de la humanidad

Solamente  recordemos que  a las mujeres históricamente  se les han asignado las tareas  del cuidado y se les ha relegado al ámbito privado. Durante largos siglos se les negó el acceso y la participación política, a las mujeres  inteligentes y sabias  se les calificó de brujas y fueron llevadas a la hoguera.

¿Qué ocurrió con Hipatía?

Hypatia de Alejandría ha sido considerada como la primera mujer científica de la historia. Vivió en un tiempo en el que las mujeres no tenían acceso al saber. Como tampoco ocurriuó en los siglos siguientes.

Hypatia consguió abrirse camino en la ciencia y llegar a tener un gran reconocimiento público.  Para ello tuvo que renunciar al matrimonio y a su faceta más femenina.

La primera mujer dedicada  a la ciencia

Nació Hypatia en Alejandría, alrededor del año 370 d.C.  Con el tiempo se convertió en una mujer brillante y con una gran belleza. Es la primera mujer dedicada a la ciencia cuya vida está bien documentada.

 

Su padre vigiló su educación

Aunque no se cuenta con datos sobre la madre de Hypatia, se sabe que su padre fue el filósofo y matemático Teón de Alejandría, quien siempre vigiló muy de cerca su educación. Según registros de la época, éste deseaba que su hija fuera “un ser humano perfecto”.

Quizás el filósofo Teón de Alejandría no se planteaba las reflexiones que nos planteamos en el siglo XXI, pero se habrá preguntado alguna vez, pensando en su hija: ¿será la mujer ciudadana de segundo oreden?…

La educación de Hipatía

Recibió  Hypatia una educación científica muy completa, dedicándose también a un exhaustivo cuidado de su cuerpo.

Realizaba todos los días una rutina física que le permitía mantener un cuerpo saludable así como una mente activa.

Todo esto, su educación contrastaba con la gran mayoría de mujeres de su época, las cuales no podían acceder ni al conocimiento ni a la educación, y se ocupaban sólo a las “tareas femeninas”. Es decir al cuidado del hogar, del marido de los hijos, a todo lo relacionado con la vida privada, sin ninguan participación pública.

Pese a su gran belleza, Hypatia rechazó casarse, para poder dedicarse íntegramente a cultivar su mente y esto no fue  bien visto por la sociedad ni por los grupos  religiosos. No esra posible que una mujer pudiera ser culta, preparada e independiente.

No quiso convertirse al Cristianismo

Por ello y por  su condición de mujer fue perseguida, maltratada y asesinada  brutalmente.

Hypatia se negó a traicionar sus ideas y convertirse al cristianismo por lo que fue acusada de conspiración contra el líder cristiano de Alejandría. Dicha acusación fue aprovechada por un grupo de fanáticos religiosos que, de forma muy cruel, pusieron fin a su vida.

Fue asesinada brutalmente, mientras regresaba a casa en su carruaje, la golpearon y arrastraron por toda la ciudad.

La desnudaron, la descuartizaron con conchas marinas y sus restos fueron paseados, en señal de triunfo, por toda la ciudad hasta llegar al Ciraneo (supuestamente el crematorio) donde los incineraron.

La mujer ¿ciudadana de segundo orden?…

Veamos pues, por qué hacemos esta pregunta para reflexionar. SI bien es cierto que  se ha avanzasdo un poco en la reflexión sobre el tema de la igualdad y la equidad de género, esto no quiere decir que se ha logrado todo lo deseable en estos temas. ha costado la vida el luchar por sus derechos. Recordemos por ejemplo, los suplicios de Olimpia de Gouges, por ejemplo, quien fue llevada  a la guillotina por escribir y publicar un documento sobre los derechos  de la mujer.

Olimpia de gauges fue gullotinada por luchar por los derechos  de las mujeres

Tomemos en cuenta y evoquemos también, el padecimiento de las sufragistas, todo lo que tuvieron que padecer para conseguir  el derecho al voto

Las sufrgistas, luchan por el derecho a la igualdad y por su derecho al voto

En esta página en alguna oportunidad habalamos  sobre la tragedia del Derby, en la que muere una de las sufragistas, quien se inmola para alcanzar sus objetivos.

Entonces, sólo con estos ejemplos, sin considerar cientos  de ejmplos más… Paseándonos por la actitud valiente y arriesgada  de estas mujeres, nos seguimos preguntando ¿la mujer es una ciudadana de segundo orden.?…

Una abogada venezolana de impecable trayectoria  se hace unas preguntas parecidas en  su libro  titulado con palabras parecidas a nuestras preguntas

La mujer, un ciudadano de segundo orden

Este libro de la Doctora Sonia Sgambatti, marcó un antes y un después en la lucha por los derechos  de las mujeres  en Venezuela.

Aportes de este libro

Con este libro la Doctora Sonia Sgambatti persigue dar una versión objetiva de la situación de la mujer con respecto a la legislación venezolana y estimular la necesidad de colocarla en un rango de igualdad que redunde en la armonía entre los sexos y en beneficio de una sociedad justa.

Sonia Sgambatti habla de su obra La mujer, un ciudadano de segundo orden

 

En una entrevista querealizada  a la doctora sagambatti, afirma lo siguente sobre su libro:

Yo me siento muy orgullosa de haber escrito ese libro. Él –libro- es el más completo en la situación a nivel de la legislación venezolana.

Cumple la constitución. De ese libro se logró la reforma al Código Civil –Antes la mujer era una persona de segundo orden. La mujer no podía administrar. No podía ejercer el derecho al voto- a través del libro se consiguió modificar que el hombre no asesinará a su mujer por presuntas sospechas de adulterio; le di respeto a la vida. 

“Definitivamente ese es mi mejor libro, porque ha traído demasiados cambios en la legislatura, en el derecho, además es un libro muy pedagógico”  La mujer ciudadana de segundo orden, novió los cimientos de las leyes venezolanas

Aportes más relevantes  de este libro

Como ejemplo de esas desigualdades, Sgambatti destacó el artículo 423 del Código Penal vigente hasta 1980 (cuya última reforma se había efectuado en 1964), el cual “preveía mitigación de pena al hombre en dos casos: el del homicidio o lesiones del marido contra su mujer y/o cómplice, en caso de sorprenderlos en adulterio; y el del homicidio o lesiones causadas por los padres o abuelos contra los hombres, hijas o nietas solteras que sorprendiesen en acto carnal”, pero en el caso de que fuera la mujer quien cometiera el delito, la penalidad era de 20 a 30 años de presidio. Por tal motivó la abogada introdujo una demanda de nulidad por inconstitucionalidad ante el Tribunal Supremo de Justicia.

En el 2005 el artículo fue reeditado mediante una reforma constitucional y la doctora en derecho Sonia Sgambatti nuevamente solicitó la nulidad, ya no del artículo 423 sino el 421, pues la reforma implicó una alteración en la numeración del articulado.

La mujer ciudadana de segundo orden debería  ser un libro de cabecera para los abogados y para las abogadas

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/
https://gustavomirabalcastro2.wordpress.com/acerca-de/

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code