La vida de lujo

La vida de lujo de los venezolanos ricos exiliados en Madrid – Gustavo Mirabal

Artículo #5 de la serie

Gustavo Mirabal en Madrid

 

La vida de lujo de los venezolanos ricos exiliados en Madrid

La vida de lujo

Juventud y fuerza laboral está exportando Venezuela en los últimos años.

Profesionales de todas las áreas han salido de su país buscando nuevos horizontes.

Algunos han emigrado a Estados Unidos para vivir el sueño americano mientras que otros han volado a Europa.

Todo esto con el fin de sentar las bases para una nueva generación.

En el caso puntual de España actualmente se pueden ver muchos venezolanos, especialmente en Madrid.

Estos jóvenes y familias que han optado por la reagrupación familiar tienen como meta vivir la vida de lujo.

Son ahora los nuevos venezolanos ricos exiliados en Madrid y otras capitales españolas.

Plaza Mayor de Madrid

La vida de lujo de los venezolanos ricos

En este sentido, ya son más populares los lugares de comida criolla venezolana.

Quienes visitan Madrid pueden comer Cachapa, arepa rellena con pollo, carne de ternera desmechada, etc.

E incluso empanadas. Sí, en los mercados populares de la Capital de España, similares al Mercado de San Miguel, se puede hallar a venezolanos ricos en fuerza de trabajo vendiendo sus platos típicos.

Arepa venezolana rellena con atún y aguacate

Siempre con una sonrisa en el rostro e instando a los turistas a que prueben las delicias de su tierra.

Resulta irresistible no probar una «peluda» que es la arepa o empanada con carne desmechada (ternera).

Lo cierto es que estos venezolanos están orgullosos de quienes son y de su gastronomía.

No obstante van por ahí cantando sus canciones patrias en las estaciones del Metro, las plazas y los chiringuitos.

Actualmente es común ver a mujeres y hombres cantando canciones como Venezuela, acompañadas con un cuatro y una guitarra en las estaciones del Metro de Madrid.

También están los que optan por el hip hop y el rap en dicho sistema de transporte.

Cómodos y seguros

Para ser inmigrante se necesita ser una persona segura de sí misma ya que nunca faltan los racistas que amedrentan con palabras.

Aún así los venezolanos ricos en juventud y conocimiento, porque la mayoría tienen carrera universitaria, saben que empezar de cero no es sencillo y siguen adelante.

La vida como extranjero suele estar llena de expectativas pero al final del día suele dejar un cálido mensaje: mañana será un nuevo día, tendrás una nueva oportunidad.

Caminando por Madrid

La comodidad es algo que todo ser humano al igual que sentirse seguro de lo que hace, del sitio donde vive, etc.

Es por ello que los venezolanos exiliados en Madrid salen todos los días a trabajar con ánimo y cuando regresan a casa disfrutan de la vida de lujo.

Superan cada reto y se gozan al saber que poco a poco van llegando más lejos.

Chiringuito en el Parque El Retiro

Caminar, un café, un chocolate

No se puede vivir para trabajar solamente es por ello que los venezolanos residenciados en la capital española disfrutan de lo que ofrece la ciudad.

Luego de su jornada laboral salen a caminar, tomarse un café o un chocolate, disfrutan ir al cine y también de compras.

Así como de sentarse en el banco de un parque a leer en silencio mientras la brisa refresca el lugar.

En ciudades como Madrid siempre hay algo que hacer. Aburrirse no está en los planes.

La Capital de España tiene muchos museos, parques naturales, centros comerciales y chiringuitos en los que realmente se disfruta el comer o platicar un poco.

Aunado a eso la gran variedad en tiendas hace que así no se compre nada la vista se relaje.

Parque El Retiro, Madrid, al fondo el Palacio de Cristal

Un retiro en El Retiro

Cerca de la Puerta de Alcalá, monumento histórico e icónico de Madrid, se encuentra el Parque El Retiro.

Con 118 hectáreas este parque es un gran atractivo para propios y visitantes.

Es ideal para pasar el día con la familia o reflexionar individualmente, así como para leer un buen libro.

En época de verano, como la que estamos viviendo, donde los calores son muy fuertes, el parque El Retiro es una de las opciones favoritas.

Su vegetación otorga frescura y sus múltiples kioscos o chiringuitos ofrecen todo lo que os provoque.

Vegetación, Parque El Retiro, Madrid

Por lo que este parque se ha convertido en uno de los espacios que hace la vida de lujo de los venezolanos ricos exiliados en Madrid.

De hecho, otra cosa que resulta muy agradable en cualquier estación del año es el montar en bici.

Las múltiples caminerías que tiene este recinto hace que se pueda dar un cómodo y seguro paseo en bicicleta.

En conclusión dicho espacio natural sirve para que cada quien aproveche el tiempo como más le agrade y al mismo tiempo tenga un retiro, un tiempo de pausa y relax.

Piso del Aeropuerto Internacional de Maiquetía, Venezuela

Café con sabor venezolano

Hay lugares en la Capital de España en los que se puede ir a tomar un café y encontrarse con gente que dice cosas como:

¡Qué agradable este guayoyo chamo! Y lo acompañan con una empanada criolla, un pastelito y mucha guasacaca.

La guasacaca es una especie de salsa a base de aguacate con cilantro entre otros condimentos.

Esta se usa para acompañar las empanadas que hacen los venezolanos y hasta los pastelitos, los cuales se elaboran con una masa a base de harina de trigo.

Incluso hay un pequeño lugar en la capital madrileña cuyo suelo asemeja al del Aeropuerto Internacional de Maiquetía.

El cual es una obra del arquitecto venezolano Carlos Cruz Diez.

Venezolanos emprendedores

Además de los venezolanos que son dependientes de un patrono también están los emprendedores.

Muchos de estos venezolanos han obtenido su residencia o ciudadanía por tener familiares españoles y se han propuesto montar alguna especie de negocio que le des de mayor estabilidad.

Esa es la razón por la cual ya hay diversos establecimientos en los que se vende comida venezolana y española.

De hecho, en el Mercado de las Maravillas, lugar al que propios y visitantes acuden con frecuencia por tener buenos precios ya vemos locales donde se puede comer arepa, cachapa, chicha venezolana.

Hallaca con pan de jamón y ensalada de gallina. Plato típico navideño de los venezolanos

Y en diciembre se hacen las filas para comprar todo lo relacionado a las hallacas, plato típico de los venezolanos en esa época del año.

Desde el pavilo, las hojas de plátano y la carne se pueden conseguir allí.

Es más, hasta el queso telita, el llanero, guayanés y palmito se logran encontrar en dicho Mercado de Madrid.

El venezolano ama su tierra

Lo que significa que el venezolano ama su tierra, su gastronomía y aunque esté en otro país quiere que todos conozcan las bondades de su patria.

En este sentido, también los españoles están conociendo una nueva forma de comer, nuevos platos, nuevos ingredientes.

Los tequeños, el toddy, la malta y muchas chuches oriundas de Venezuela se encuentran ahora en la Capital de España.

Por lo que los venezolanos que apenas llegan sienten un poco más cerca su país.

Hasta en supermercados granes como Mercadona y Carrefur ya se expenden alimentos venezolanos.

Esto se debe a la gran comunidad que habita en España.

Lo cierto es que los venezolanos ricos en fuerza laboral que están exiliados en Madrid y han abierto su restaurante, un chiringuito o un café tienen la vida de lujo.

Puesto que dan a conocer los productos de su tierra y a la vez generan una estabilidad para su familia.

Jóvenes y no tan jóvenes se han lanzado a la aventura de sumergirse en el mercado español.

Con el fin de que todos conozcan que Venezuela es un país con gente productiva, emprendedora, que hace realidad sus sueños.

Madrid la puerta de entrada a Europa

El hecho de que decidan venir a Madrid tiene mucho que ver con el factor cultural.

Puesto que hay costumbres muy similares a las de Venezuela.

Así lo señala Paloma Pérez, directora general de Engel & Volkers España.

Además de la lengua, el clima y la satisfacción de tener una vida tranquila en una ciudad cosmopolita.

Esta ciudad supone la puerta de entrada a Europa más directa para ellos.

Lo cierto es que según cifras del Instituto Nacional de Estadística (INE), la comunidad venezolana en Madrid es grande…

Actualmente hay empadronados en España más de 100.000, a los que se debe sumar los que no tienen papeles o conservan su residencia en otro país.

Algunos tienen familia española y han solicitado la residencia, otros se vinieron a cursar estudios y otro porcentaje de venezolanos exiliados en Madrid está representado por los que buscan una mejora en su área profesional.

Pero todos han decidido invertir en España.

Invertir su tiempo, su carrera universitaria, su área profesional, su vida.

La comunidad venezolana ha crecido exponencialmente en los últimos años.

Unos están en Madrid y otras partes de España mientras los demás se han ido regando por el resto de Europa.

Una cosa sí hay que decir los venezolanos que han llegado a Madrid son extremadamente ricos en juventud y fuerza laboral.

Han desembarcado en España con el fin de crecer profesionalmente para volver a Venezuela.

El cliente venezolano

Los venezolanos exiliados en Madrid suelen frecuentar lugares en los que poco a poco más venezolanos han frecuentado.

Es así como se puede ver a grupos de estos ciudadanos latinos que a menudo coinciden en lugares comunes.

Algunos de ellos son la terraza del Café Murillo, el Velázquez 17, el restaurante Amazónico, el Paraguas, o acodados en la barra del Ten con Ten.

El cliente venezolano es muy amable y siempre quiere probar de todo un poco cuando llega a un establecimiento.

Le agrada comer bien y que todo esté en su punto.

Algunos pueden ser más exigentes que otros, como todo comensal, pero siempre se levantan de la mesa con una sonrisa y un: Muchas gracias hermano.

Doctores, ingenieros, periodistas, publicistas, ginecólogos, todos con profesiones distintas pero con la misma nacionalidad y la vida de lujo.

Los une el amor por su país, su humor, sus costumbres, sus hábitos, sus ganas de echar pa’lante.

El venezolano no pasa desapercibido. Ya sea por su particular acento, su forma expresiva de decir y hacer las cosas o porque cuando se reúnen en grupo son realmente alegres.

Cuando se conversa con ellos se aprende mucho de cómo es vivir en Latinoamérica.

Se descubre todo un nuevo mundo. Pero también se aprende a comer arepa, cachapa, tequeño, patacón con ensalada rayada, empanadas y chicha.

Se aprende que para crecer es necesario vivir experiencias nuevas, siempre con buena cara y en los días malos se vale ir a por un café y una charla «entre panas».

La vida de lujo

La expresión la vida de lujo es muy escuchada en países como México donde no necesariamente tiene que ver con riqueza sino con diversión y el pasarla bien.

Los mexicanos suelen decir: «Esto está de lujo manita»…

Lo que significa que es algo genial, asombroso, impresionante, buenísimo.

Por lo cual tener la vida de lujo es sinónimo de alegría, paz y tranquilidad.

Madrid luego de la crisis

Todos saben que España atravesó un fuerte periodo de crisis años atrás…

De un momento a otro la economía se fue al piso, muchas personas fueron desahuciadas, muchos perdieron sus inmuebles.

Las inmobiliarias atravesaron por un periodo fuerte, todo el país estaba deprimido.

Hasta que finalmente España vuelve a levantarse y la economía mejoró.

Los campos volvieron a producir gracias a los agricultores que no se rindieron.

Los inversionistas comenzaron a llegar para inyectarle dinamismo a una nación que se estaba levantando.

La milla de oro

La construcción siempre ha sido uno de los fuertes de la economía española.

Incluso se considera su principal flanco de sustento.

En 2005, el parque de viviendas en España era de 23,7 millones, con una media de 1,54 por habitante, lo que indicaba la tasa más alta del mundo.

Empero, la crisis coloca al descubierto un número ingente de viviendas construidas que no podían ser adjudicadas en venta por falta de demanda.

Le faltaba liquidez al sistema financiero y, por consiguiente, los problemas de financiación para constructoras y promotoras han dejado bajo mínimos al negocio inmobiliario, multiplicándose las ejecuciones hipotecarias de los bancos.

La vida de lujo que muchos españoles tenían comienza a desmoronarse.

Generalmente el español está acostumbrado a tenerlo todo, pero cuando le tocó atravesar una crisis hubo quienes no supieron cómo afrontarlo y optaban por el suicidio.

Muchas fueron las escenas vistas en los telediarios en las que las personas se lanzaban por las ventanas de sus viviendas porque se el banco se las iba a quitar.

El recorte

Las entidades bancarias inician entonces un proceso de recorte de crédito…

Esta medida afecta gravemente al mercado industrial y al de la construcción.

El resultado es gran cantidad de desempleo, personas que pierden su vivienda, desánimo general de la población, desespero.

Inicia el paro

Debido al estrangulamiento provocado con el recorte de crédito a familias y medianas industrias se crea lo que conocemos como el Paro.

Que no es más que cientos de personas sin un empleo oficial.

Incluso, en pleno 2019, hay familias que dependen del aporte del gobierno porque aún se encuentran en paro.

Es decir, que no consiguen empleo.

El Gobierno español actualmente brinda un beneficio a las personas desempleadas por cada cierto tiempo.

Esto significa que la ayuda puede ser por algunos meses. Mientras que la persona encuentra en qué emplearse.

La crisis española culmina en 2014. Pero aún hay quienes están viviendo secuelas de aquel periodo gris.

Afortunadamente en todos esos años de prueba el español ha desarrollado una cultura empresarial y apuesta por la innovación, el trabajo agrícola y el turismo como sus grandes fuentes de ingreso.

Lo cual le ha permitido levantarse y ser uno de los destinos más deseados de Europa.

Incluso uno de los más atractivos para invertir, vivir, crecer profesionalmente y tener la vida de lujo.

España es un gran país para establecerse debido a su gente, su ejemplo de superación y singular belleza.

Sin duda en él la gente puede tener la vida de lujo.

Origen de la crisis

Dicha crisis es producto del desplome de la economía de Estados Unidos que afectó a todo el planeta en 2008. Aunque en España se arrecia en 2009.

Generada gracias a hipotecas-basura y los hedge-funds, además de los fondos de inversión de alto riesgo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

www.gustavomirabal.es

http://gustavomirabal.com/

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.linkedin.com/in/gustavomirabalcastro/

http://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/ 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code