Justa

Justas medievales

Para la Edad Media se identificó como justa al combate que se hacía entre dos combatientes, a caballo y con una lanza. Con el objeto justificar el derecho de alguno. Es de ahí, de donde viene el nombre de justa que después se amplió a los juegos de caballería. En la justa los caballeros mostraban habilidad y destreza en el manejo de las armas.

Importante tener cuenta

Muchas personas creen como sinónimos las palabras justa y torneo. Pero conviene aclarar, que las armas usadas en estas disputas no eran igual. En el caso de las justas se usaban verdaderas armas, donde en algunas ocasiones, los combatientes salían gravemente heridos e incluso muertos. En los torneos generalmente se empleaban armas falsas.

Historia

Desde los tiempos inmemoriales se conocieron las justas en los pueblos guerreros. Los cuales eran unos combates o pruebas que se caracterizaban por ser rudos. Pero con mucho valor y destreza.

En Grecia los Juegos Olímpicos, juegos Panhelénicos llevados a cabo en corintios eran una especie de justas. En este combate se ostentaba sobre las ventajas corporales, y se incitaba el valor. Vale acotar, que la recompensa era conseguir premios y también el aplauso de las personas que habitaban en el pueblo.

En los pueblos del Norte de Europa se introdujo la costumbre de encomendar las decisiones de la justicia y la defensa de la inocencia, a la suerte de un combate que se entregaba en las manos de la Providencia Divina. Los godos justaban para sincerarse de una acusación o para defender a una persona débil, luchando contra el acusador.

Los árabes fueron los que introdujeron en España los juegos de combate de sortija, bohordos y cañas que se copiaron luego en los torneos y justas.

¿Cuándo comienza el duelo?

El duelo se inicia con el jinete cabalgando hacia el contrincante en un terreno de 300 metros aproximadamente. Se alcanzaba una velocidad de 20 kilómetros por hora. En cualquier caso, para derribar al oponente, el ganador debía mostrar que la caída se produjo por la lanza y no por falta de equilibrio.

En este orden de ideas, se analizaba si existía alguna rotura de la lanza. Es por esto que, cuanto más hábil fuera el golpe, más puntos se obtenían. Los caballos fueron principalmente entrenados para este tipo de combates. Vale acotar, que la cabeza y los flancos estaban cubiertos por placas de metal. No obstante, a pesar de todo el inexorable cuidado, el animal sufría el riesgo de ser golpeado. Si así ocurría, el responsable del golpe de estado era destituido en el mismo momento. Si el animal esquivase la lucha o simplemente tocara la división, su dueño era penalizado. En caso de alcanzar el área de su adversario, el jinete perdería puntos.

Curiosidades

El equipo requerido para una justa es muy pesado, ya que solamente la armadura debía pesar cerca de unos 35 kilos. La protección fue bastante eficaz, pero el calor anormal que sufrió en su interior hizo que muchos caballeros terminar desmayándose por la debilidad causa en dichos combates.

Por otra parte, las disputas eran supervisadas y controladas por jueces y heraldos. Los cuales estaban localizados en la arena o en la campaña electoral y tribunas (donde se encontraban el público, que incluía a damas y los nobles).

Justa
Justa

Fuentes consultadas:

https://es.wikipedia.org/wiki/Justa

http://www.escuelapedia.com/justas-medievales/

https://www.gustavomirabal.es/caballos/el-caballo-y-el-deporte/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code