Qué hay tras el éxito de Gustavo Mirabal 

Qué hay tras el éxito de Gustavo Mirabal | Gustavo Mirabal

Qué hay tras el éxito de Gustavo Mirabal

Qué hay tras el éxito de Gustavo Mirabal 

Para tener éxito se necesita más que talento, la estrategia y la paciencia hacen su trabajo a medida que se avanza rumbo a la meta.

Si a esto le sumamos la disciplina, entonces, el resultado de todo ese esfuerzo seguramente es el cumplimiento de los objetivos.

Tal es el caso del empresario venezolano Gustavo Mirabal Castro, quien en 2009 dio un giro total a su vida. Ese año no sólo hizo realidad su sueño, sino que dio paso a una nueva etapa.

Se trata de una etapa en la que su familia y su trabajo estaban en el mismo lugar: G&C Farm.

G&C Farm es la granja o centro de entrenamiento equino que creó y desarrolló Gustavo Mirabal en compañía de su esposa Carolina Mirabal.

Las instalaciones elegidas para erigir semejante proyecto estaban en Florida, Estados Unidos. La excelencia de esta granja fue tal que se convirtió en referencia para otros jinetes.

De esta manera, comienzan a llegar diversos atletas de salto a la sede de G&C Farm para ser entrenados.

Puesto que el nombre de Gustavo Mirabal se dio a conocer en Florida como el atleta venezolano, con amplia trayectoria en el salto, que ahora dirige su propio centro equino.

Qué hay tras el éxito de Gustavo Mirabal

Tras el éxito de Gustavo Mirabal, se esconde la disciplina y tenacidad para llevar a cabo la materialización de sus sueños.

Estas virtudes, que de por sí la práctica de un deporte fortalece, forman parte de Gustavo Mirabal, un apasionado por los caballos y las relaciones públicas.

El tiempo que Gustavo Mirabal vivió en Estados Unidos logró consolidar la figura de Venezuela como país hípico.

Puesto que una bandera venezolana se ondeaba en lo más alto de G&C Farm, situada en Wellington, Florida.

Venezuela país hípico

Venezuela es un país que ama las competencias ecuestres, conocido por sus jinetes talentosos en el mundo de las carreras, quienes además han llevado a lo más alto el tricolor patrio, vistiendo los colores de establos norteamericanos.

Entre ellos se encuentran Javier Castellano, Emisael Jaramillo, entre muchos otros.

Sin embargo, la diferencia entre ellos y Gustavo Mirabal es que este caraqueño trascendió, más allá de ser un jinete profesional de salto, abrió su propia empresa para entrenar caballos.

Lo cual lo proyecta muy bien puesto que va un escalón más alto. No se conforma con ser solo un jinete, sino que buscó la forma de entrenar caballos para el alto rendimiento y ayudar a impulsar otros jinetes en esa disciplina.

En este sentido, lo que hay detrás de todo el éxito de este venezolano es su visión empresarial, deportiva y profesional.

Qué hay tras el éxito de Gustavo Mirabal 

El propósito de G&C Farm

Mediante la cual permitió a otros colegas que perfeccionaran técnicas, montaran caballos altamente calificados para cualquier certamen y además de eso, les brindó la oportunidad de mejorar sus marcas personales.

G&C Farm nace con el objetivo de capacitar a jinetes para ir a las justas más importantes dentro de este mundo, como son los Juegos Mundiales Ecuestres, Campeonatos del Mundo y los Juegos Olímpicos.

Incluso, uno de los jinetes que vistió los colores de G&C Farm fue Andrés Rodríguez, jinete venezolano de salto, que consiguió la clasificación a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.

Sin embargo, el sueño de que este piloto criollo representara a Venezuela y a G&C Farm en la máxima cita del deporte universal se vio truncado, puesto que el atleta perdió la vida en un accidente de auto.

A pesar este lamentable hecho, Mirabal siguió con su trabajo de formación deportiva en jinetes, así como en caballos, usando a los mejores para llevar a cabo esta labor.

Así, el éxito en las competencias estaba garantizado, puesto que, con buenos caballos y buenos jinetes, lo siguiente es el triunfo.

Qué hay tras el éxito de Gustavo Mirabal 

Un reto enorme para un latino

Muchas personas emigran a los Estados Unidos con la mente puesta en el sueño americano, algunos de ellos consiguen lo que buscan, pero otros cumplen sus sueños y dejan una huella más allá.

Eso es lo que le ocurrió al hijo de Gustavo Mirabal Bustillos, quien durante su etapa académica en la juventud tuvo la oportunidad de asistir a una escuela en ese país.

Por lo tanto, ya conocía el nivel de pasión que tienen los estadounidenses por la hípica, algo que Mirabal no olvida y se convierte en el motor para años más tarde, hacer realidad el sueño de tener su propia granja.

En ese sentido, por ser latinoamericano, no era sencillo llegar a Florida e instalarse y triunfar de la manera en como lo hizo.

Para ello necesitó mucho valor y esfuerzo. Algo que su esposa María Carolina Mirabal recalca cada vez que le preguntan acerca de esa etapa como familia.

Y es que la tenacidad y disciplina son cosas que hablan sobre Gustavo Mirabal.

A pesar de los comentarios denigrantes por ser latino, y sobre todo, por querer incursionar con su granja, fue objeto de burlas e incluso menosprecio.

Sin embargo, se mantuvo firme y logró hacer realidad el sueño que desde niño albergaba.

La vida de Gustavo Mirabal dio un giro por completo en ese momento. Había cambiado su Despacho de Abogado por un rancho ecuestre con todas las comodidades que tanto atletas como caballos requieren.

Dedicado al mercadeo y relaciones públicas -Qué hay tras el éxito de Gustavo Mirabal

Desde el primer momento en que G&C Farm abre sus puertas en el año 2009, Gustavo se dedicó a la promoción del lugar, él era el encargado del mercadeo y las relaciones públicas.

Mientras su esposa le ayudaba con la parte administrativa. A la par que sus hijos pasaban más tiempo cerca de los caballos y de papá y mamá.

La granja de Gustavo y Carolina se hace famosa en Florida

Luego de ver que los caballos con la manta de G&C Farm estaban al nivel más alto en cuanto competitividad, los clientes no dudaron en acercarse a Wellington, para conocer más de cerca el proyecto del latinoamericano.

Una vez que lo conocían no dudaban en formar parte de él. Gustavo tenía los mejores entrenadores y lo mejor, todo con sello latino, latinos brillando en los Estados Unidos.

Entre esos que hicieron grande el nombre de Gustavo Mirabal y por ende, el de Venezuela, se encuentran Rodrigo Pessoa, gran jinete de Brasil, con amplia experiencia.

La precisión y excelencia de este jinete olímpico lo convierten en una pieza fundamental dentro del trabajo en su granja.

El respeto, prestigio y currículum intachable de Rodrigo hicieron que más de uno deseara entrenar en G&C Farm.

Las relaciones públicas de Gustavo Mirabal para dar a conocer su negocio fueron un éxito. Inclusive, desde el Viejo Continente, volaron para ser parte de esta experiencia.

Una granja que inspira

El trabajo que hizo Gustavo Mirabal con su granja inspiró a otras personas, una de ellas es el español, Sergio Álvarez Moya, quien después de ser uno de los atletas capacitados en G&C Farm se fue a Madrid para abrir su propio centro ecuestre.

Para ello contó con el respaldo de Mirabal quien le instruyó y apoyó con caballos de alto rendimiento. Así nace una sociedad entre estos jinetes que trasciende con un cambio de domicilio por parte del jinete venezolano.

Es así como G&C Farm Europa se consolida como empresa ecuestre e impulsa la hípica española.

 

 

 

 

 

Enlaces de interés

www.gustavomirabal.es/

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code