Jinete

Gustavo Mirabal, un jinete ejemplar

Gustavo Mirabal, un jinete ejemplar

Gustavo Mirabal es un digno representante de los deportes ecuestres. Desde los 10 años participó en el Club La Lagunita donde fue su primera competencia federativa en Venezuela. Como jinete amateur Gustavo compitió en los mejores concursos del mundo.

Mirabal resultó victorioso en prácticamente todos los concursos en que se inscribió. Participó en los que se realizaron en Florida, Madrid, Bélgica, Paris, Londres, Saint Tropez, Cannes, Mónaco, Gucci Master Paris, La Baule, Vienna y muchos otros.

Conceptualización de Jinete

Designa en castellano y otros idiomas como el catalán, gallego, portugués y occitano del sur a la persona que monta un caballo o a la persona ágil en equitación. Para referirse a las mujeres a caballo se usan los términos “amazona” o “jinete”.

Preparación física

Es conveniente señalar que el simple hecho de subir a un caballo requiere cierto nivel de fuerza en piernas y brazos. Con el trabajo de fuerza adaptada, realizando ejercicios específicos, se logrará un mayor control sobre el caballo, ya que las ayudas podrán ser más sutiles y precisas.

Jinete
Jinete

Cualidades

Resistencia

No olvidemos que un jinete mejorará su rendimiento si tiene una base de resistencia que retrase la aparición de la fatiga. La fatiga provocará la pérdida de una posición correcta y dificultará las ayudas a la marcha del caballo, dificultando sus aires naturales.

Equilibrio y coordinación

Estas dos destrezas motrices son de gran relevancia en todas las disciplinas de la equitación; sobre todo, el equilibrio, que es el objetivo a lograr por parte de cualquier jinete en el proceso de doma de su caballo. Sin estas habilidades, al jinete le resultaría imposible adaptar sus movimientos al movimiento del caballo en los diferentes aires.

Velocidad

La velocidad es una cualidad que el jinete debe fortalecer, sobre todo, para poder anticiparse ante las reacciones imprevistas del caballo, especialmente en periodo de desbrave.

Flexibilidad

Es una cualidad que tiene una importancia bastante relevante. Es necesaria incluso para que el jinete se suba al caballo. Ocasionalmente, se ve a personas que no son capaces de poner el pie en el estribo, y es esencialmente la falta de flexibilidad lo que impide realizar este procedimiento.

En síntesis, ser un buen jinete requiere mucha disciplina, ya que cuando se forma en estas actividades se debe dedicar mucho tiempo a la preparación tanto intelectual como emocional. Además la ejercitación física es necesaria, que le permita al jinete pasar varias horas trabajando con el caballo.

Decálogo de un buen jinete

  1. Hacer comprender al caballo la noción del bien y del mal.
  2. No hay que someter si no convencer al caballo
  3. El miedo a lo desconocido está dentro de la naturaleza del caballo. No es una desobediencia
  4. Un caballo no puede sostener su atención impecable más de 10mn seguidos.
  5. Todo cese de trabajo está dentro de la recompensa por tanto nunca debe darse después de una orden mal cumplida.
  6. El caballo no ve a su jinete, lo siente y lo oye.
  7. El caballo registra o memoriza todas las acciones de su jinete por tanto confirmará o contradirá la doma anterior.
  8. La fusta y las espuelas no son instrumentos de castigo. Son las ayudas que utilizamos cuando nuestra orden no ha sido claramente entendida.
  9. Siempre hay que salvaguardar en el caballo su alegría, frescura y personalidad.
  10. Un buen jinete sabe escuchar a su caballo.

Fuentes Consultadas:

http://www.ecuestre.es/caballo/mundo-ecuestre/articulo/la-preparacion-fisica-del-jinete-2

https://www.ridercollection.com/blogs/news/10579301-el-buen-jinete-decalogo-con-pautas-a-seguir

https://es.wikipedia.org/wiki/Jinete

https://www.gustavomirabal.es/equinoterapia/equinoterapia-herramienta-educativa/

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code