Gustavo Mirabal el jinete y empresario

Gustavo Mirabal el jinete y empresario ecuestre

Gustavo Mirabal el jinete y empresario ecuestre

Gustavo Mirabal el jinete y empresario

Su nombre sale en primeros lugares de competencias de salto ecuestre. También es referencia cuando se habla de jinetes que han ido más allá.

Este venezolano es ejemplo de emprendimiento y éxito. Abogado de profesión, jinete por convicción y pasión.

Gustavo Mirabal Castro es el jinete que trasciende, el venezolano que emprende, el multifacético hombre que ha logrado crecer haciendo lo que más le gusta.

Gustavo Mirabal el jinete y empresario ecuestre

Cuando tenía 9 años comenzó a competir, pero desde mucho antes iba con su padre, quien estaba al frente del Instituto Nacional de Hipódromos, en Caracas, a ver carreras.

Además esta familia no sólo estaba dirigiendo la máxima institución hípica de su país, sino que tenía también un caballo que se coronó campeón en los años 80: Tropigold.

Este ejemplar inspiró a Gustavo Mirabal quien comenzó a soñar con tener su propia cuadra y un lugar grande para poder entrenar a sus propios caballos.

Con este sueño en mente y una vida entera por delante comenzó a escribir su historia rodeado de caballos, sus animales favoritos.

Estos equinos le dieron un sentido claro a su vida, un rumbo que desde muy pequeño comenzó a marcarse. Puesto que a los 9 ya competía en certámenes de salto.

La niñez culminó con un deseo enorme por seguir aprendiendo y saltando a bordo de caballos.

Posteriormente, en edad de preparatoria, fue enviado a estudiar a Estados Unidos, país con una gran tradición hípica y amante del deporte ecuestre.

Estando allá se formó en lo académico y luego volvió a su país, Venezuela, para seguir estudiando.

Sin perder de vista su vida como jinete amateur. Jinete reconocido que en la actualidad ha enaltecido a su país con logros muy tangibles de los que hablaremos más adelante.

Un Gustavo enfocado en la hípica

La hípica es la pasión más grande de Gustavo Mirabal. Él ama todo lo relacionado con la equitación, las carreras, en fin, todo lo que implica un caballo.

De hecho, en una entrevista realizada comentó que en sus momentos libres disfruta sentarse a ver carreras de caballos o leer revistas ecuestres.

Básicamente en una etapa de su vida todo giró entorno a lo que se puede lograr estando como jinete.

Su sueño de emprender lo acompañó siempre y se hizo realidad tras un gran esfuerzo.

No obstante, su carrera como jinete fue muy buena, actualmente está retirado, pero en todas las carreras en las que estuvo resultó victorioso.

A continuación les compartimos un video de uno de esos momentos de gloria en los que junto a Mirabal sonó el Himno Nacional de Venezuela. Gloria al Bravo Pueblo.

Recuento de las victorias de Mirabal

Uno de esos grandes momentos de victoria fue en el Longines Global Champions Tour de Madrid, en mayo de 2017, por hablar de victorias recientes, donde se impuso en la prueba de 1,15 metros, luego de dos presentaciones a contrarreloj con los caballos G&C Luca Brasi y G&C Lucy.

La victoria del criollo inauguró el torneo.

Su primer tiempo fue de 30.82 segundos montando sobre G&C Luca Brasi, posteriormente marcó 28.88 con G&C Lucy, asegurando el primer y segundo lugar en dicha categoría.

Al mes siguiente, junio 2017, el Gloria al Bravo Pueblo, Himno Nacional de Venezuela, sonó en la 4ta edición del Longines Athina Onassis Horse Show.

Evento donde Mirabal marcó el ritmo en la competencia de salto y estableció un crono de 35.10 segundos con su caballo G&C Luca Basi.

Tras preguntarle sobre sus logros deportivos Gustavo Mirabal Castro relató:

“Como jinete amateur competí en los mejores concursos del mundo y tengo la suerte de decir que gané en todas los concursos en los que me inscribí”, dijo Mirabal.

Este jinete venezolano estuvo presente en competencias disputadas en Florida, Madrid, Bélgica, París, Londres, Saint Tropez, Cannes, Mónaco, Gucci Máster París, La Baule y Viena.

Momentos que fueron muy especiales para él porque para cualquier atleta resulta hermoso el hecho de ser primero en el podio, ver como se eleva el pabellón patrio de su tierra y de paso suena el Himno.

“Todos eran especiales porque al ganar sonaba el himno nacional, es muy emocionante”, acotó.

Gustavo Mirabal: “Papá fue mi gran impulsor”

Ahora, que está retirado de las competencias y dedicado a su carrera como asesor financiero, recuerda con cariño y alegría que gracias a su padre conoció el mundo equino.

Pero no solamente lo conoció por ver un par de carreras, sino que se sumergió en él hasta ser jinete reconocido.

Además de un empresario ecuestre del que muchos hablarían por su buen gusto y éxito con los caballos para salto.

“Mi papá ha sido un apasionado a los caballos desde muy joven y cuando yo cumplí 9 años me llevó a las caballerizas del club donde éramos socios y desde allí en adelante también me convertí en un apasionado”, dijo en una entrevista concedida a este portal.

Toda esa inspiración equina dieron vida a Gustavo Mirabal el jinete y empresario venezolano que ha aportado a la hípica en su país y en otros, como España.

Nación a la que ayudó gracias a su respaldo al jinete número 1 en salto, Sergio Álvarez Moya.

Estos jinetes se aliaron para impulsar el deporte ecuestre en el país europeo y participar en certámenes por ese continente conduciendo ejemplares de alto rendimiento.

Ejemplares con bandera venezolana, sello venezolano, sello Mirabal.

El día que la granja G&C Farm se hizo realidad – Gustavo Mirabal el jinete y empresario

Como bien dijimos al principio de este artículo, Gustavo Mirabal es un empresario ecuestre.

Hombre de negocios, abogado y actual asesor financiero, jinete profesional en la categoría amateur, con un amplio currículo de victorias.

Desde niño soñaba con tener un espacio amplio para entrenar caballos… Algo que pasó de la mente a la realidad cuando en 2009, tras mudarse a los Estados Unidos, logra cumplir.

Su granja estuvo ubicada en Wellington, Florida, región donde hay una gran pasión por los caballos y la equitación.

Este caraqueño consiguió adecuar un lugar para hacer realidad su sueño de la infancia y consigue un prestigio inimaginable.

Sin embargo, antes de ese éxito rotundo tuvo varios momentos en los que personas cercadas y hasta una comunidad de venezolanos quisieron desanimarlo.

Pero su fe en su proyecto, su tenacidad y disciplina eran más fuertes.

Esta es una de las cosas que más admira su esposa Carolina Miraba, quien sostiene que a pesar de que muchas personas no lo creían capaz de abrir un lugar así, él salió adelante gracias a su determinación.

Determinación y disciplina las claves para el éxito – Gustavo Mirabal el jinete y empresario

Dos palabras: determinación y disciplina, son de acuerdo con Gustavo Mirabal, las claves para alcanzar el éxito.

De haberse rendido ante los comentarios negativos y desalentadores, que pretendían hacerlo desistir por ser latinoamericano, no habría un G&C Farm del cual hablar.

Un centro de entrenamiento ecuestre en el que hasta los jinetes encontraron oportunidad y entrenaron de la mano de grandes expertos en el área.

Entre ellos Mark Bluman y Rodrigo Pessoa, jinete olímpico ganador de la medalla de oro en los Juegos de 2004.

Rodrigo, obtuvo también medallas de bronce en los Juegos Olímpicos de 2000 y de 1996 en salto por equipos y obtuvo medalla de Oro en los Juegos Ecuestres Mundiales de 1998.

Este hombre es una de las personas que Gustavo Mirabal más admira por su excelencia y, en un tiempo dado, estuvo al frente de los entrenamientos en la granja de Mirabal.

Por lo que este lugar conocido como G&C Farm alcanzó reconocimiento y prestigio.

 

Enlaces de interés:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code