Alejandro y Gustavo Mirabal 

Alejandro y Gustavo Mirabal pasión por los caballos

Alejandro y Gustavo Mirabal

Alejandro y Gustavo Mirabal 

Uno de los líderes más influyentes de la historia, antes de Cristo, es Alejandro Magno.

Fue Rey de Macedonia desde el 336 a.C., aunque sus conquistas militares son las que le otorgaron un lugar en la historia.

Alejandro es el hijo y sucesor de Olimpia de Epiro y Filipo II de Macedonia, quien lo preparó para reinar

Este hombre era un guerrero, un estratega, un conquistador, pero más allá de todo, era un amante de los caballos.

Los caballos fueron su pasión, especialmente el ejemplar con el que lideró muchas batallas, Bucéfalo.

Algo así como lo que Tropigold y Gustavo Mirabal vivieron juntos, aunque en este caso no hubo batallas medievales, sí existió una gran conexión.

Ese recuerdo se mantiene vivo en la actualidad. Tropigold fue un caballo campeón de los años 80, propiedad de Gustavo Mirabal Bustillos.

Tanto Alejandro como Gustavo han librado momentos importantes en los que, un caballo es protagonista.

En el caso del Rey de Macedonia, se trató de muchas batallas por conquistar territorios. Mientras que, en el de Gustavo Mirabal estamos frente a un hombre que ha competido representando a Venezuela.

Alejandro y Gustavo Mirabal

Vamos a conocer un poco más sobre estos dos personajes, uno de Macedonia y otro de Venezuela.

Alejandro Magno era miembro de la realeza por ambos lados de su familia.

Él era hijo del rey Filipo II de Macedonia y su cuarta esposa, Olimpia. Aunque no era macedonia, Olimpia era la hija del rey de los molosos, una antigua tribu griega de Epiro.

Se dice que la familia de Alejandro estaba relacionada con Aquiles, el héroe de la guerra de Troya. 

Su padre, el Rey Filipo II fue quien lo entrenó para la guerra, él fue quien le enseñó a ser táctico.

De hecho,  a él se le conoce como un hombre táctico de guerra, inclusive, bajo su reinado, Macedonia pasó de ser un pequeño reino periférico a una potencia militar, dominando a su vecina Grecia en un lapso de 25 años.

Tras su muerte, su hijo Alejandro asume el trono y el liderazgo en el área militar.

Con todo lo aprendido gracias a su padre, se convirtió en un líder muy reconocido y su imperio conquistó en Europa, poseía Macedonia, Grecia y Tracia. En África, la Cirenaica y Egipto.

Por su parte, Asia también le pertenecía, desde la Jonia helena, en el oeste, hasta el Punjab, en el norte de India.

Un imperio que cayó con su líder

El poderío de Alejandro se desmoronó tras su muerte. No hubo quien mantuviera ese legado y continuara la ruta trazada por el gran conquistador.

Pues los generales que lo sucedieron, los diádocos, despedazaron todo lo alcanzado como una jauría.

Se repartieron los territorios y luego se enfrentaron unos a otros en una lucha de poder.

El dato:

Durante su reinado, Alejandro cambió por completo la estructura política y cultural de la zona al conquistar el Imperio aqueménida.

Alejandro, un amante de los caballos como Gustavo Mirabal, inició así un proceso de intercambio cultural entre los griegos y los pueblos a los que conquistaba, conociéndose como el Período helenístico.

Bucéfalo, un caballo indomable

Cuando Alejandro tenía 10 años, cuenta una biografía escrita por Plutarco… le regalaron al Rey un caballo aparentemente indomable.

Nadie podía montar al equino porque éste era un poco asustadizo. Según, le tenía miedo a su propia sombra.

El príncipe Alejandro, se dio cuenta y se las ingenió para montarlo. Filipo II, sintiendo un intenso orgullo por el valor de su hijo, declaró:

“Muchacho, debes encontrar un reino lo suficientemente grande para tus ambiciones. Macedonia es demasiado pequeña para ti”.

Este ejemplar también pasó  a la historia por su valentía y nobleza. Bucéfalo, que significa “cabeza de buey”, fue desde aquel entonces el caballo de Alejandro Magno.
Alejandro y Gustavo Mirabal 

Gustavo Mirabal y Tropigold

De este lado del mundo, en Caracas, nace uno de los hombres que ha impulsado la hípica en el país.

Se trata de Gustavo Mirabal, quien así como Alejandro ha batallado para dejar en alto el nombre de Venezuela. Su escenario, el deporte ecuestre, las finanzas y el derecho.

Sin embargo, nos vamos a enfocar en su área como amante de la equitación, el salto y el deporte equino.

Casi a la misma edad que Alejandro, Gustavo Mirabal contemplaba muy de cerca el mundo ecuestre.

Desde los 9 años comenzó a competir y a medida que estudiaba llevaba a la par una vida como jinete.

Tras estudiar un tiempo en los Estados Unidos, vuelve a Venezuela donde se mantiene a flote esa pasión por los caballos.

Y es que gracias a su padre, Gustavo Mirabal Bustillos, un amante del deporte equino, conoció a Tropigold.

El campeón de los años 80 en Venezuela, ejemplar que brindó muchas alegrías a la familia Mirabal Castro.

Lo que inspiró a Gustavo para adentrarse en el mundo de los jinetes, los saltos y los caballos.

Alejandro y Gustavo Mirabal 

El legado de Gustavo Mirabal

Este caraqueño logró complementar su carrera como abogado y jinete de una manera asombrosa.
Puesto que con lo aprendido durante su formación en leyes y la experiencia como abogado financiero, se aventuró para abrir su propio centro de entrenamiento equino.
Se estableció en Florida, Estados Unidos, para dar paso a un lugar excelente donde sus caballos se entrenaron con los mejores.
No obstante, jinetes de varias partes del planeta acudieron para conocer a dichos ejemplares de alto nivel.
Una hazaña que no cualquier persona logra, porque se necesita visión, conocimiento del área y sobre todo pasión.
G&C Farm, es el nombre de aquella hermosa granja situada en Wellington, Florida, en la que entrenaron jinetes como Sergio Álvarez Moya (España), Pablo Barrios (Ven), Andrés Rodríguez (Ven), Luis Miguel Larrazábal (Ven), entre muchos otros.

Hoy día, esa granja no funciona porque su fundador, Gustavo Mirabal, está dedicado a su trabajo como asesor financiero y a su gabinete legal.

Sin embargo, su nombre y el de Venezuela ondearon en lo más alto del cielo de Florida durante un tiempo.

Alejandro y Gustavo Mirabal

Alejandro y Gustavo Mirabal dos hombres, dos líderes, uno de batallas militares y otro de varias ramas, pero con la misma pasión, los caballos.

Animales maravillosos que han acompañado al hombre desde tiempos muy antiguos.

Tiempos en los que el ser humano tuvo el privilegio de ser conducido por diversos parajes a bordo de estos animales grandes y fuertes, veloces, resistentes.

Alejandro y Gustavo Mirabal pasión por los caballos, la estrategia y la conquista de sus sueños.

 

 

Enlaces de interés

www.gustavomirabal.es/ 

https://twitter.com/gmirabalcastro2  

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code