Efectos Neuromotores

Efectos Neuromotores de la Equinoterapia.

Efectos Neuromotores de la Equinoterapia.

Estrategias terapéuticas para conseguir Efectos Neuromotores.

En la hipoterapia se llevan a cabo los ejercicios y juegos entre el paciente y el terapeuta, sin olvidar el propósito terapéutico. En este sentido el terapeuta debe elegir adecuadamente las estrategias indicadas para canalizar la terapia a los problemas detectados. Para ello seleccionará los ejercicios neuromusculares o los juegos más adecuados para trabajar la disfunción concreta del paciente. En este articulo nos enfocaremos en los Efectos Neuromotores de la Equinoterapia.

Efectos Neuromotores
Efectos Neuromotores

Efectos Neuromotores

Las disfunciones neuromotoras como hipertonicidad y reflejos tónicos se presentan comúnmente en pacientes con parálisis cerebral (sea espástica, discinética o atáxica) en menor o mayor grado. Por tanto en la hipoterapia el paciente debe montar en grapas, en contacto directo con el lomo del caballo. Se usara el paso del caballo como movimiento para inducir la relajación. El objetivo principal es relajar la musculatura y los ligamentos. Para ello es importante que el paciente aprenda a dejarse llevar por el caballo, no actuar y adquirir total confianza en el caballo y el terapeuta.

Efectos Neuromotores de la Equinoterapia

Dentro de los grandes Efectos Neuromotores se pueden precisar en tres:

  • Regulación del tono muscular
  • Disminución de reflejos tónicos y reacciones asociadas
  • Grabación y automatización del patrón de locomoción

Aspectos a tomar en cuenta para lograr los Efectos Neuromotores

  • La voz del terapeuta debe ser suave y sus órdenes deben darse de manera tranquila. Trabajar con una música tranquila de fondo puede ayudar a crear un espacio de relajación que ayuda al paciente a soltar su cuerpo y no actuar. En algunos pacientes gran parte de la espasticidad se provoca por el intento de esforzarse constantemente para compensar la insuficiencia motora.
  • Cuando estos pacientes entienden que no deben hacer nada, ya que el caballo trabaja por ellos, y cooperan con el terapeuta, se logran en poco tiempo magníficos resultados disminuyendo así la espasticidad muscular.
  • Si se usa la monta gemela, el primer paso consiste en lograr que el paciente se apoye con su tronco y cabeza contra el tronco del terapeuta quien debe estar perfectamente alineado en su asiento.
  • Así se logra el relajamiento de los músculos del tronco y se posibilita el movimiento del cinturón pélvico. Si el tronco y la cabeza del paciente presentan una marcada hipotonía el terapeuta debe apoyarlos y sostenerlos manualmente hasta que el tronco y el cuello adquieran el tono muscular necesario para mantenerse por sí solos en la alineación correcta. El terapeuta debe corregir y alinear todo el tiempo la pelvis, el tronco y la cabeza del paciente, para que este aprenda a encontrar su centro de gravedad y percibir su propia simetría corporal.

La meta del trabajo terapéutico en todas las disfunciones neuromotora acompañado de hipertonía es:

  • Relajar y distender musculatura y ligamentos
  • Reducir los reflejos tónicos
  • Estabilizar el tronco y la cabeza
  • Grabar y automatizar el patrón de locomoción

En resumen si se logra coordinar las sesiones con un equipo multidisciplinario y se ejecuta un plan bien estructurado, los resultados van a ser maravillosos donde los coterapeutas equinos dejan un legado a la humanidad…

Fuentes Consultadas:

http://neuroft.com/es/equinoterapia/

Gross, E. (2006). Equinoterapia: la rehabilitación por medio del caballo. Sevilla.

Editorial: Trillas.

Para más información visita:

https://www.gustavomirabal.es/equinoterapia/ejercicios-terapeuticos-equinoterapia/

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code