Las niñas también tienen derechos 

Las niñas también tienen derechos | Gustavo Mirabal

Las niñas también tienen derechos

Las niñas también tienen derechos 

Mucho se habla en el mundo de derechos, derechos humanos, derechos de los animales, etc. Este término es uno de los favoritos de quienes dicen luchar por la justicia pero se lavan las manos.

En un mundo como el que vivimos donde importa más el poder y el dominio, se hace necesario alzar la voz y declarar que las niñas también tienen derechos.

Derechos que se siguen violentando a pesar de los diferentes movimientos no gubernamentales.

Las niñas son desde hace décadas el objeto de un mundo en el que por ser mujeres “valen menos que los hombres”.

Es por ello que cada 11 de Octubre se celebra el Día Internacional de la Niña.

Una fecha que busca promover la integración de la mujer en la sociedad desde la niñez. Etapa en la que se consolidan los valores y su identidad.

Cómo nace el Día Internacional de la Niña

Hace veinticinco años atrás se llevó a cabo en China la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer.

Un espacio para pensar, hablar y discutir los retos y roles que tienen las mujeres en defensa de sus propios derechos y libertades como seres humanos.

Tras ete primer encuentro se concertó un documento llamado Declaración y Plataforma de Acción de Beijing.

En el mismo se describe el panorama que se encontraba la mujer en ese momento histórico a nivel mundial .

Dicho informe dio a conocer que la mujer, en un gran porcentaje, (por supuesto no todas las mujeres del mundo) vive en condiciones de pobreza.

Asimismo, no todas tienen la calidad de vida que se merecen y por derecho propio deberían tener.

No obstante, ese documento señala que la mujer es víctima de maltrato, sufre violencia, no tiene acceso a la educación, y por supuesto, tiene problemas económicos.

Asimismo surge otro elemento novedoso que habla sobre la ausencia de la mujer en los medios de comunicación, el ambiente, etc.

Aristas en las que se desarrollan las damas y quedaron expuestas en ese informe.

Así que todos estos puntos dieron a conocer que las mujeres querían desarrollarse y hacer presencia. Ser activas en la sociedad.

La exclusión por ser mujer

En ese documento también aparece que la mujer era excluida, discriminada, por el hecho de ser mujer.

Lo cual no le permitía superarse, acceder a una carrera universitaria, un buen empleo, etc.

Por lo que, en aquel entonces y ahora en pleno 2020, hay países donde el machismo es imperante y las niñas no tienen derecho a muchas cosas.

Ellas no pueden elegir a quién amar y compartir su vida cuando sean mujeres adultas, por citar un ejemplo.

Igualmente, aún prevalece la mutilación de genitales femeninos, preferencia por primogénitos varones y otras situaciones como el embarazo en niñas y adolescentes.

Siguen persistiendo abusos hacia su integridad, asesinatos, entre otras situaciones.

En resumen: las niñas también ditenen derechoa una vida libre de violencia, donde el respeto a su integridad física, moral y espiritual sea respetado.

Las niñas también tienen derechos 

Las niñas también tienen derechos: Educación de calidad

Educación de calidad, tener una familia que la cuide, vivir en una vivienda en buenas condiciones son algunos de esos derechos que se promueven hoy día.

Desde instituciones como UNICEF se promueven programas que buscan mejorar la calidad de vida de la niña en todo el mundo.

Sin embargo, parece que hace falta más esfuerzos al respecto ya que el maltrato está vigente, la violencia contra la niña está vigente.

Puesto que aunado al rol de protegerlas, se debe empoderarlas, impulsarlas para que crean en sí mismas, en su potencial.

Animarlas para que descubran sus capacidades y puedan alcanzar sus sueños.

“Mi voz, nuestro futuro en común”, ese es el lema que se emana este 2020 desde la UNICEF.

Un eslogan con el que pretenden que el mundo tome conciencia y sepa que la voz de las niñas es necesaria, debe escucharse y sobre todo, hacerle saber a ella que su voz es tan válida como la del niño, como la del hombre.

Los derechos del niño son igualmente vulnerados, en la actualidad, también existe una lucha para que los varones sean respetados en su infancia.

Puesto que la violencia, la discriminación y prejuicios de una sociedad que ama el poder y la avaricia no miden si es una niña o un niño.

Volviendo al tema que nos atañe, cada niña debe ser valorada y cuidada, indistintamente de su condición social, preceptos religiosos, morales, sociales, no importa su nacionalidad  ni edad lo que vale es su derecho por encima de todo.

“Garantizar que se respeten sus derechos humanos y combatir la discriminación y la violencia a la que se enfrentan, es fundamental para que toda la humanidad progrese”, señala la Fundación Sonrisas con Futuro.

Llegó la hora del empoderamiento – Las niñas también tienen derechos

Empoderamiento, una palabra que pretende generar un cambio importante en la manera de pensar de la sociedad.

Empoderar significa: dale valor a… Reforzar algo o alguien, empoderar quiere decir, formar y reafirmar.

En ese contexto, cuando se habla de empoderamiento de la niña lo que se quiere decir es que debe haber un cambio de mentalidad.

Un cambio en la forma como se ve a la niña, el concepto que va más allá de que sea mujer.

Si vamos a la lógica, la mujer es la única que puede traer vida, así que ya por naturaleza ella es una bendicón.

Aún así, en muchas culturas la mujer es símbolo de debilidad y deshonor, porque ven al hombre como la fuerza y el dominio.

Es por ello que hoy día se ven niñas forzadas a vivir con un adulto 30 años mayor que ellas.

Un cambio cultural – Las niñas también tienen derechos

La forma en como se ve a la niña y a la mujer en sí tiene que ver con un aspecto cultural, lo cul implica un modo de pensar que debe cambiar.

Este pensamiento en el que la niña es desvalorizada por ser mujer tiene que cambiar para que se respeten sus derechos totalmente.

Sin embargo, representa un reto para aquellas organizaciones sin fines de lucro que buscan promover ese cambio, dado que se encuentran con fortalezas mentales de hace siglos.

Culturas que desde muchos años ven a las niñas como una “desgracia” y solo les sirven para procrear… Mientras esa creencia se mantenga, seguirán las desigualdades.

Por ello, el cambio comienza en casa, con la crianza que se le de a las niñas, el trato, los valores.

La niña tiene emociones más sensibles que los niños

Según estudios publicados en el portal https://www.guiainfantil.com/ acerca del comportamiento de los niños, estos se pueden identificar en cualquier etapa.

Sin embargo, es en la niñez donde salen a flote. Siendo las niñas las más sensibles y los niños los más activos.

Esto no quiere decir que los niños no son sensibles, sino que las niñas por su forma de comportarse demuestran que tienen emociones más sensibles.

Lo cual quiere decir que si desde pequeñas se les inculca su valor como mujer, se afirman sus fortalezas y se le impulsa a seguir adelante por méritos propios, será una niña segura, una mujer decidida.

Una ciudada de princpios y valores claros, honesta y sin miedos.

Las niñas también tienen derechos y el hacer que se respeten está en nuestras manos. Demos el ejemplo.

La niña con emociones sanas de hoy, será la mujer segura, valiente y esforzada del futuro.

 

Enlaces de interés:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code