La eutanasia y su enfoque legal y ético- Gustavo Mirabal

La eutanasia y su enfoque legal y ético

Como seres humanos somos finitos es decir en algún momento cesan las funciones vitales de nuestro organismo. Algunos humanos fallecen por un numero enorme de situaciones entre estas se encuentran las causas naturales. En este sentido  muchas veces suele ser una muerte lenta y dolorosa. Es en este punto donde entra en protagonismo la eutanasia, de allí que en esta entrega se aborden aspectos legales y éticos de esta.

Hoy en día no solo los médicos tienen la potestad de tomar decisiones importantes en función de un paciente. Sino que ahora la familia y el mismo paciente tienen un rol activo en este particular.

Por esta razón los mismos pacientes en fase terminal de una enfermedad  o sus familiares  pueden ejecutar significativos derechos en la fase final de la vida.

Cabe resaltar que la eutanasia y el suicidio asistido está legalizado en muy pocos países. En el caso de América se encuentra Colombia, Canadá y algunas regiones de Estados Unidos. Mientras que en Europa están Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo y Suiza. Además en Australia específicamente en el estado de Victoria.

En este sentido es evidente que la legislación que aborda este polémico tema solo está autorizada en muy pocos países. En tanto la promoción de esta práctica no ha tenido el éxito que algunos esperan.

 

La eutanasia desde la perspectiva de Platón y Aristóteles

El punto de vista de grandes filósofos de épocas antiguas como Platón y Aristóteles ya estaban emitiendo sus propios puntos de vista en función de lo que hoy día llamamos Eutanasia.

Por ello investigadores de la temática expresan lo siguiente:

«La eutanasia y el suicido médicamente asistido son dos temas que de ningún modo pueden considerarse nuevos en la agenda de la humanidad»

Podemos apreciar que desde tiempos remotos ya se asomaba el tema de la eutanasia. Puesto que la muerte esta intrínseca en la vida pues un fin de un ciclo de vida.

Por ello citamos a  Montaigne quien manifiesta su punto de vista con respecto a la muerte:

«no morimos por estar enfermos, morimos por estar vivos»

 

En este sentido tiene toda la razón este autor pues un humano recién nacido puede fallecer, considerándose como una muerte neonatal temprana.

Entonces no necesariamente la persona debe estar enferma sino por otras razones como un accidente, homicidio e inclusive suicidio.

Por lo que suele tener cualquier cantidad de causas que nos podamos imaginar. Esto es notable cuando se realiza la clasificación de la causa de muerte en los certificados de defunción.

Todo esto nos lleva a hacer una profunda reflexión donde surgen interrogantes sobre el verdadero sentido de la vida. Así como  cada segundo que vivimos.

De allí que el tema de la eutanasia no debe tomarse a la ligera siempre y cuando el sufrimiento físico y psicológico de la persona estén comprometidos.

Concepto y Objetivos de la Eutanasia

El término “eutanasia” procede del griego eu-thánatos cuyo significado es buena muerte. En efecto, ayudar a tener una buena muerte, ayudar a morir en paz, es eutanasia en sentido exacto y etimológico.

Por otro lado suelen haber diversas expresiones que se refieren a la eutanasia como: dignidad,  ayudar a morir. Por ello elementos importantes como la autonomía y la aprobación comunicada son fundamentales para el paciente así como para los familiares. Puesto que esta experiencia sueles ser muy difícil.

De allí que humanizar el proceso del morir así como los cuidados paliativos hacen que este proceso sea menos traumático para todos.

Entre los objetivos que figuran con la aplicación de esta práctica se encuentran los siguientes:

  • humanizar el proceso de morir en paz, es decir lo que se puede considerar una  muerte digna.
  • Apagar el dolor y el sufrimiento, así como emplear las medidas ajustadas para obtener el bienestar del enfermo.
  • En la medida de lo posible prescindir de tratamientos frívolos
  • Oponerse a la continuación de agonías interminables
  • Cumplir los derechos del enfermo. Además se debe aplicar y divulgar los planes previstos de cuidados.
  • Por último y de suma importancia para el enfermo es estar rodeado de los seres queridos y morir en la ternura

Países Bajos como un hito histórico en la aprobación de la práctica de la Eutanasia y el Suicidio Asistido

 

De los Países Bajos específicamente Holanda fue quien marcó un hito en la historia de la humanidad en relación a la aprobación en sus leyes del tema de la eutanasia.

 

Por lo que la ley entró en vigencia en el año 2002. La ley de este país dice lo siguiente:

 

“Considera legal la intervención directa y eficaz del médico para causar la muerte de un paciente que sufre una enfermedad irreversible o que se encuentra en fase terminal y con padecimiento insoportable”

 

Pero el asunto no es para nada trivial pues se deben cumplir una serie de requisitos para la ejecución de esta práctica médica.

 

  • En principio el paciente debe residir en Países Bajos, la petitoria de eutanasia debe ser insistida, voluntaria y producto de la reflexión.
  • Así mismo, los sufrimientos deben ser insoportables y sin perspectivas de mejora, el paciente debe haber sido conocedor del escenario y del pronóstico.
  • Además, el médico que vaya a emplear la eutanasia está obligado a consultar el caso con varios colegas. Esto aplica en el caso de que el sufrimiento sea psicológico. Por ende debe estar muy bien sustentado en el correspondiente informe.

En el campo del derecho a la muerte digna, la referencia sigue estando en Europa. Como ya mencionamos anteriormente Los Países Bajos fue el primer país del mundo que legalizó la eutanasia, en el 2002,

Posteriormente se sumó a esta iniciativa Bélgica. En el 2009 Luxemburgo la incorporó a sus leyes. Aunque para la cantidad de países existentes son muy pocos los países que dan su anuencia en relación a una muerte digna y asistida.

Puntos de vista de la ética con respecto a la eutanasia

Podemos ver dos posiciones que se confrontan a la hora de abordar el tema desde la Ética

Por un lado tenemos la postura de defensa de la vida a pesar del contexto que esté viviendo la persona. De allí el enfoque de la vida como un derecho en sí mismo.

Entendiéndose este como la base  de los restantes valores y derechos. Por lo que  sólo existen si y sólo si es y existe la vida.

Por ende, la vida tiene una prioridad lógica y temporal respecto a los demás valores y derechos. En efecto, se debe respetar y preservar porque en ella se hace visible la dignidad de su protagonista: la persona humana.

Sin embargo, vemos la otra cara de la moneda respetando la decisión de la persona objeto de esta polémica pero quizá necesaria practica en casos excepcionales.

El ser humano como ser racional y autónomo tiene derecho a tomar las decisiones que mejor vayan con sus principios. De allí que pueda decidir lo relacionado a la etapa final de su vida es decir la muerte. Siendo consciente de este proceso y por supuesto cumpliendo con los requisitos exigidos para optar por esta.

Por lo que no se considera un hecho trivial. Por lo tanto esta debe ser aprobado en casos donde el sufrimiento sea insoportable para el enfermo.

En este sentido predomina la libertad como punto de referencia sobre la reserva de la vida que sólo incumbe calificar a cada individuo.

Fuentes Consultadas:

https://www.bioeticadesdeasturias.com/2019/06/eutanasia-perspectivas-eticas.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Legalidad_de_la_eutanasia

https://www.abc.es/sociedad/abci-estos-paises-eutanasia-legal-201904051148_noticia.html

Para más información visita:

https://gustavomirabal.ae/

https://gustavomirabal.ch/

https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/

https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/

https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/

https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela

https://gustavomirabalcastro.online/

https://gustavomirabalcastro2.wordpress.com/acerca-de/

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code