Chernobyl refugio para caballos Przewalski

Chernóbil refugio para caballos Przewalski

Chernóbil refugio para caballos Przewalski

Chernobyl refugio para caballos Przewalski

Uno de las especies de caballos en vía de extinción ha dado muestra de que sigue con vida y es necesario protegerla.

Se trata de los caballos Przewalski una especie descubierta en Mongolia y considerada salvaje.

Recientemente se descubrieron 11.000 imágenes de caballos de Przewalski que utilizaban estructuras abandonadas como refugios, entre esas el escenario de Chernóbil.

De acuerdo con la investigación estos equinos se ubican particularmente graneros, que quedaron desiertas después del accidente nuclear de 1986.

Chernóbil refugio para caballos Przewalski

El 26 de abril de 1986 ocurre un accidente en la central nuclear de Chernóbil el cual causó miles de casos de cáncer y una catástrofe natural.

Desde entonces todas las instalaciones fueron inhabitadas por personas. Sin embargo, hoy día, 33 años después hay animales que lo ven como su refugio.

Caballos Przewalski, osos, liebres, lobos, linces, bisontes y aproximadamente 200 especies de aves viven allí.

También se ha descubierto la presencia de ciervos, alces, jabalíes, zorros rojos, perros mapaches y murciélagos.

Respecto a los Caballos Przewalski, es una especie que procede de Asia Central, Mongolia.

Y es la única subespecie de caballo salvaje, no domesticada, que queda en todo el planeta.

De momento. Estuvo a punto de extinguirse a mediados del siglo XX y, aparte de Chernóbil, hoy solo quedan poblaciones reintroducidas en Mongolia, China y ejemplares en parques zoológicos.

En este sentido, los científicos de la Universidad de Georgia que han seguido a esta población equina y tomó las imágenes ve las instalaciones como un campo para seguir estudiando esta especie.

Consideran que es un buen sitio para no perderlos de vista y tomarles el pulso a fin de ubicar mejores lugares para su conservación.

Recordemos que las instalaciones de Chernóbil se encuentran ubicadas en la frontera entre Bielorrusia y Ucrania.

Estructuras abandonadas de Chernóbil

A pesar de que no hay vidas humanas registradas en las estructuras de Chernóbil los científicos descubrieron que múltiples animales usan el sitio para refugiarse.

Al parecer después de tres décadas el ecosistema está empezando a recuperarse y las especies vuelven al lugar.

Es por ello que los científicos las quieren utilizar para profundizar sus estudios sobre dichos caballos.

El objetivo próximo es idear el plan que les permita analizar la demografía de estos equinos.

Así como determinar información en cuanto al sexo, edad, tamaño de la población y estructura genética.

A fin de establecer cuántas hembras y machos existen en ese sitio o lo visitan con frecuencia.

Cabe destacar que los caballos fueron vistos en la época de verano e invierno.

Los científicos instalaron cámaras para vigilar lo que ocurría en el sitio y de esa manera vieron que llegaban los caballos, entre otras especies.

De acuerdo a declaraciones recientes dieron a conocer que en las imágenes captadas los caballos “usan los edificios para dormir, holgazanear, criar e incluso protegerse de los insectos”, refiere el portal https://www.abc.es/.

Por ahora las grabaciones continúan con el propósito de conocer cuál es la población real de caballos Przewalski en Chernóbil.

Los estudios de los científicos de la Universidad de Georgia se publicaron en Mammal Research. 

Ante este hallazgo puede decirse que estas ruinas se han convertido en una especie de santuario donde no sólo equinos sino animales de otros tipos encuentran un hogar temporal.

Sea para protegerse del calor o el frío es interesante que esta población animal acuda a dichas estructuras abandonadas.

Ahora más que nunca se debe velar por la conservación de los mismos, especialmente los caballos que están en peligro de extinción.

El dato

Peter Schlichting, exinvestigador postdoctoral en el Savannah River Ecology Laboratory, fue quien usó cámaras activadas por movimiento para capturar más de 11.000 imágenes de caballos Przewalski. 

 

Conociendo a los caballos Przewalski 

Esta raza es conocida como el caballo salvaje Mongol y en los años 60 es declarado como extinto.

Más gracias al apoyo de amantes de los animales lograron rescatar algunos ejemplares mediante reintroducciones en libertad.

Y en 1996 a través de diversas evaluaciones determinaron que se trata de una especie en peligro.

Desde entonces se ha luchado por la conservación de esta raza.

Es por ello que en la actualidad se tienen registros de la existencia de estos caballos salvajes en pocos países del mundo.

De ahí la importancia de proteger los ejemplares hallados en Chernóbil.

Estos caballos tienen su propio nombre en Mongolia, país donde los descubrieron.

Para los mongoles el caballo Przewalski se llama Takhi que significa Espíritu.

De hecho forman parte de la cultura de ese país y son un símbolo de su patrimonio nacional.

Dibujos en cuevas y piedras

Estos caballos tienen una historia muy amplia.

Se cree que cuando estaban libres se expandieron desde Mongolia hasta África y Europa.

Esa es la explicación que los expertos consiguen ante los dibujos encontrados en cuevas y piedras en Francia, Italia y norte de España, antes de Cristo.

Se han encontrado 610 figuras de caballos salvajes; y aseguran que los dibujos son muy similares a los caballos Przewalski.

El primer escrito sobre estos animales del que se tiene registro es originario del Tibet, y es del 900 después de Cristo.

 

 

Características de los caballos Przewalski

Estos ejemplares poseen un pelaje de color amarillento, corto y fuerte a la vez.

En algunos caballos se aprecia en un tono rojizo a marrón oscuro.

Su cuerpo es compacto y robusto.

Este caballo puede diferenciarse de otros caballos similares domesticados porque tiene menor tamaño, patas proporcionalmente más cortas, además posee una estructura maciza, cola larga y cabeza más grande comparada con el resto del cuerpo.

El tamaño es de 2,1 metros de largo y unos 350 kg de peso en estado adulto; la altura es de 1,24 a 1,44 metros.

Un aspecto curioso de este caballo es que su pelaje es más oscuro en las patas y el hocico.

Genética

Genéticamente hablando estos caballos se diferencian de los demás ejemplares domésticas por algunos crosomas.

Los caballos de przewalski tienen 66 cromosomas, los caballos domésticos tienen 64.

Aun así se pueden cruzar y tener descendencia viable con 65 cromosomas.

Comportamiento

Respecto al comportamiento de estos equinos son sociales.

Les gusta vivir en manadas de tamaño variable dirigidas por un macho dominante o semental.

De acuerdo a estudios de comportamiento se descubrió que les gusta estar en la manada donde el resto de los integrantes son hembras con crías menores de 2 años.

Curiosamente cuando rebasan esta edad, abandonan el grupo.

Los machos suelen luchar entre sí para mantener el poder y crean su propia manada cuando se aburren en la que estaban.

Las hembras tienen un comportamiento distinto. Suelen quedarse por un tiempo en la manada y cuando consideran que es el momento se cambian para mantener el equilibrio genético.

Familia que come unida permanece unida

Estos ejemplares tienen como costumbre que todos hacen las cosas al mismo tiempo.

Entre ellas comer y descansar. Estas son cosas que hacen todos al mismo tiempo que el caballo líder de la manada. O todos duermen o todos comen.

Pero ninguno está haciendo algo diferente cuando el líder realiza una acción.

De igual modo sucede cuando un caballo mordisquea a otro para desparasitarlo. Los demás replican la acción y así se cuidan unos a otros.

Y si algunos potrillos juegan los demás también.

Respetan la jerarquía

Sorprendentemente todos en la manada tienen un lugar y al saben cuál es lo respetan. Motivo por el cual en esas manadas hay armonía.

Esto no quiere decir que no hay peleas internas, de vez en cuando ocurren pero no es común. Porque han descubierto que al quedar heridos son más vulnerables para ser comida de los lobos.

Los lobos son los depredadores de esta raza de caballos.

El Dato: Para marcar su territorio estos caballos usan la orina y el estiércol.  Lo juntan en las rutas de migración, acumulan el estiércol que comunican a otros sementales su presencia. Y al pasar de regreso olfatean para saber si otro semental ha pasado por allí.

 

 

Fuentes consultadas:

www.gustavomirabal.es/

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/
https://gustavomirabalcastro2.wordpress.com/acerca-de/

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code