la desigualdad

La desigualdad en la violencia de género – Gustavo Mirabal

La desigualdad en la violencia de género

la desigualdad

Si duele no es amor dicen algunas pancartas durante manifestaciones feministas. Un mensaje que se replica una y otra vez en los medios de comunicación.

Y cómo no obviarlo si esas cinco palabras encierran una gran y profunda verdad.

Si duele no es amor. Frase que surge a raíz del dolor que sienten las mujeres víctimas de violencia de género por parte de sus parejas.

E incluso ese dolor también lo puede producir la discriminación en una empresa, lugar público, sociedad en general, etc.

La violencia de género es hoy día uno de los grandes males de la sociedad actual.

Las mujeres tienen cada vez menos miedo de salir a la calle para exigir sus derechos y sobre todo, respeto al hecho de ser mujer.

Sin embargo, hay una realidad que no se toca cuando se habla de maltrato o violencia de género.

Se trata de la violencia contra el hombre. Un tema donde claramente se ve la desigualdad ente el género masculino y el femenino.

A lo largo de los años es sabido que la mujer es víctima de violencia, pero según las estadísticas actuales, la ola de hombres maltratados por sus parejas también está en ascenso.

La desigualdad un mal que aqueja

Los derechos humanos están allí, son tangibles y legibles, las leyes están hechas, pero estas favorecen más a la mujer dados los antecedentes machistas.

Sin embargo, no se puede pasar por alto el hecho de que los hombres también lloran, también son maltratados y necesitan leyes que los protejan y sobre todo, los ayuden.

Ya es normal el hecho de que las mujeres marchen con pancartas, bocinas y demás reclamando respeto, libertad e igualdad… Pero qué hay de los hombres…

El género masculino también es vulnerable.

Estamos hablando de personas, seres humanos, no de un objeto insensible.

Los hombres también tienen derechos y necesitan un marco legal que los ampare.

La desigualdad en este campo es notoria en España y en todas partes del mundo.

Así que no se puede hablar de violencia de género como un tema que solo afecta a mujeres.

Hay hombres que por vergüenza, sufren en silencio.

La violencia de género incluye a hombres y mujeres

A menudo se lee en la internet la frase: violencia de género y, aparentemente, la violencia de género aplica para la mujer solamente.

Empero no se puede encasillar este término al sexo femenino. Tiene que haber igualdad.

La pregunta es ¿por qué tanta desigualdad con el hombre en este sentido?

El hombre tiene antecedentes de maltratador, sometedor, etc. Pero no todos son así. Hay hombres que sí se enamoran y se entregan, tanto como una mujer.

Hombres cuya palabra dan a respetar y se caracterizan por ser íntegros, sensibles y amorosos.

Lo que no se puede dejar a un lado es que así como hay mujeres buenas, de principios y amorosas, existen mujeres que por su forma de ser, someten a sus maridos, novios y hasta amantes.

Incluso, estilan dejarlos en la calle cuando piden el divorcio.

Hechos concretos de desigualdad

En casi todos los países del mundo la mujer es más tomada en cuenta y las leyes buscan su amparo.

Para ella hay instituciones a las que puede ir, se ha creado hasta un Ministerio para que atienda los asuntos de la mujer, pero, ¿y el hombre?

¿A dónde va el hombre cuando es agredido? ¿Ante cuál organismo puede ir para pedir ayuda? ¿Qué es lo que recibe un hombre cuando va a solicitar que lo auxilien? 

¿Alguna vez se ha hecho estas preguntas?

Cada 25 de noviembre se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Fecha en la que las féminas salen para manifestar sus derechos y recordarle al mundo que ellas son víctima de maltrato gracias a la sociedad machista.

Alegan la cantidad de femicidios en el mundo y los acosos que se producen contra ellas.

Más ¿cuándo pueden los hombres salir a protestar en masa?¿Qué abordaje le daría la prensa? ¿Los apoyarían o se burlarían?

El problema de la desigualdad consiste en que así como hay leyes, instituciones y hasta ayuda psicológica para la mujer maltratada, debería existir esa misma infraestructura para el sexo masculino.

Hay hombres que verdaderamente sufren y lo hacen en silencio ya que cuando se atreven a pedir ayuda lo primero que reciben es una burla en su cara.

La desigualdad en la terminología

La desigualdad respecto al género masculino se evidencia hasta en la forma en como se refieren a la agresión hacia el hombre.

Mientras que para la mujer el tema se aborda como: violencia de género; para le hombre es: violencia doméstica.

De alguna forma ambas frases, aunque encierran lo mismo: violencia, una es más importante o más grande que la otra.

Es decir, violencia de género, es una frase más contundente, que violencia doméstica.

Este último término suena a algo más íntimo y pequeño, una discusión en casa.

Sin embargo, los movimientos feministas cada vez lo afianzan más y sostienen que si una mujer agrede a un hombre lo hace en defensa propia o como respuesta a mucho tiempo de maltrato.

Pero bajo ninguna circunstancia se justifican los actos de violencia entre mujeres y hombres.

la desigualdad

Consecuencias de la violencia de género

La violencia de género no se refiere sólo a golpes físicos, también implica abuso sexual, acto forzoso en la intimidad entre un hombre y una mujer, así como maltrato psicológico y emocional.

En este listado se incluye el matrimonio forzado entre una niña y un adulto. Los matrimonios obligados, etc.

En España la mujer maltratadora sólo paga una multa

Según información en el portal https://patonyasociados.com/ las leyes en España, y como en todos los países, favorecen más a la mujer en caso de separación.

De hecho, si el hombre alega que hay maltrato por parte de la mujer hacia él, ella puede decir que fue por violencia de género y el tribunal tiene a estar de su lado.

El hombre tiene que demostrar que en verdad ella lo maltrató. De lograrlo, el delito se queda como violencia doméstica.

En ese caso la mujer puede saldar su error con una simple multa económica menor.

Y en ese escenario es muy probable que la mujer termine quedándose con casi todas las pertenencias del hombre y hasta una pensión que provenga de él. Aún si él fue el maltratado.

Esto no ocurre solamente en España sino a nivel global.

La sociedad actual no acepta el hecho de que el hombre también es víctima de violencia de género.

Y por lo tanto, se burla de ese ser machista que por años ha construido una imagen fuerte y ruda, sin signos de debilidad, porque se trata del “macho” de la casa.

El mundo debe comprender que sea hombre o mujer se trata de seres humanos con sentimientos, emociones, pensamientos y formas de ver la vida.

Ciertamente hay hombres que han cometido muchos abusos contra las mujeres, pero, ¿qué hay de los que tienen buenos sentimientos y son nobles? ¿No merecen ser defendidos?

La desigualdad con respecto a la violencia hacia el sexo masculino debe cambiar.

El hombre necesita ser protegido y sus derechos como ser humano víctima de maltrato, respetados.

En una próxima entrega abordaremos testimonios reales de hombres que decidieron romper el silencio y confesar que el maltrato también tocó a su puerta.

El dato:

En 1993, las Naciones Unidas (ONU), en asamblea general, aprobaron la Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer, y en 1999, a propuesta de la República Dominicana con el apoyo de 60 países más, declararon el 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

la desigualdad

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas:

www.gustavomirabal.es/

https://gustavomirabal.ae/
https://gustavomirabal.ch/
https://www.pinterest.es/pin/642114859350359734/
https://www.pinterest.com/gustavomirabalcastro/
https://www.facebook.com/492119137931001/posts/545764639233117/
https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela
https://gustavomirabalcastro.online/

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code