invasor

Invasor, el sorprendente caballo argentino

Invasor, el sorprendente caballo argentino

invasor

#SabíasQué

  • Es adquirido por una pareja uruguaya por pura casualidad
  • Su deslumbrante velocidad dejaba a todos atónitos
  • Registra 1 sola derrota. De ahí en adelante resulta invencible

Cuando nace este caballo era como cualquier otro potrillo, parecía que nada lo distinguía del resto de la manada.

Era un purasangre argentino común y corriente, sin embargo, la historia le tenía algo especial a Quiet Style, nombre puesto por sus primeros dueños.

Tiempo después es vendido por un precio económico a una pareja uruguaya.

Dicha pareja estaba en Argentina con la intención de conocer de cerca a algunos equinos que ya habían seleccionado en el haras La Biznaga, en la localidad bonaerense de 25 de Mayo.

Invasor es producto de la casualidad

La compra de Invasor es producto de la casualidad… la avioneta en la que viajaba la pareja uruguaya tuvo un desperfecto y finalmente no pudieron llegar al destino elegido.

Entonces, cambiaron su recorrido y se dirigieron al haras Clausán, que les quedaba aún más cerca y donde también podría elegir un equino.

Una vez allí, entre otros caballos pura sangre de exhibición, conocieron a Quiet Style. No era un animal sobresaliente, ni espectacular. Por ello su precio fue realmente bajo.

Al regresar a Montevideo, el equino no respondía bien a los primeros exámenes de salud, entonces tuvo que ser operado de una rodilla.

A partir de ahí sus dueños decidieron que había que darle un nuevo nombre. Le pusieron Invasor. Algunos dicen que este nombre está relacionado con que era “un extranjero en tierra charrúa”.

La operación resultó exitosa y así Invasor salió al ruedo. Comenzó compitiendo en la capital uruguaya. Su carrera creció vertiginosamente: ganó todo lo que corrió en ese país, incluidos los grandes premios que conforman la Triple Corona.

Al parecer correr era parte del alma del caballo, y se autoforzaba sin que nadie lo pida.

Un caballo sobresaliente

Gustavo Duarte era su jockey de ese momento. Un hombre que cuando lo entrevistaban siempre honraba al caballo.

En esos días de gloria Duarte decía: “el caballo ganaba casi solo”.

La historia cuenta que una vez Duarte comenzó a ejercitarlo sobre 1200 metros para luego correr el Gran Premio Nacional. Se estaban preparando. Sin embargo, el caballo logró un tiempo increíble de 1 minuto y 13 segundos, entonces el entrenador reprendió al jinete por exigirlo de más en esa etapa de preparación.

Al recibir las reprimendas, el jockey se bajó de Invasor y le dijo al cuidador que él no había sido, que jamás se le ocurriría forzarlo en etapa de preparación.

Al parecer correr era lo que apasionaba a este caballo, y se autoforzaba sin que nadie se lo pidiera.

Invasor alcanza la fama

El crecimiento de Invasor lo hizo famoso en el mundo. Y, como los jugadores de fútbol que no duran muchos años en su club de origen, un príncipe llamado Hamdan bin Rashid Al Maktoum, ministro de Finanzas de los Emiratos Arabes Unidos, se enamoró de él.

Con una tentadora cifra difícil de rechazar, la pareja uruguaya lo vendió y el caballo viajó a Dubai para correr en otros torneos donde las apuestas son delirantes. 

Sin embargo el viaje no le hizo bien a este pura sangre: una vez allí consiguió un cuarto puesto frente a Discreet Cat, el único que logró vencerlo. Fue la única vez que el mejor caballo del mundo perdió en su vida.

El punto más alto

Su punto más alto lo logra cuando se queda con el triunfo en la Breeders Cup, uno de los torneos más prestigiosos del mundo.

Después fueron todos triunfos. A tal punto que el príncipe decidió llevarlo a correr a Estados Unidos. Allí Invasor fue imbatible.

Invasor también ha ganado competencias en las tierras del príncipe Al Maktoum, en Dubai (Emiratos Árabes) ante los ojos del mundo. Allí se enfrentó con los mejores del mundo y no les dio oportunidad. Y hasta tuvo su revancha frente a Discreet Cat, el único caballo que una vez lo venció.

Su jinete fue Fernando Jara, quien monta a Invasor desde que llegó a Estados Unidos. Jara tiene sólo 19 años y nació en Panamá. Quienes saben del tema dicen que ellos dos hacen el mejor binomio jamás visto. Y que harán historia juntos. Historia que ya comenzaron a escribir en Dubai.

 

Fuentes consultadas:

https://www.gustavomirabal.es/

http://gustavomirabalcastro.online/gustavo-mirabal/venezolano-gustavo/

http://gustavomirabalcastro.online/

https://www.instagram.com/gustavomirabal.es/

https://www.linkedin.com/in/gustavomirabalcastro/

https://twitter.com/mirabalgustavo0

https://www.linkedin.com/today/author/gustavo-mirabal-castro

https://twitter.com/gmirabalcastro2

https://www.flickr.com/people/[email protected]/

https://www.wattpad.com/497522292-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela-g-c

https://www.wattpad.com/story/129398546-g-c-farm-gustavo-mirabal-castro-en-venezuela

https://www.wattpad.com/story/126114109-gustavo-mirabal-castro-y-la-caridad

 

 

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code