emociones 1

Cuidando las emociones de los caballos

emociones 1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Los caballos tienen emociones, sí, tienen emociones así como los humanos.

En este artículo te vamos a contar acerca de cómo estos animales demuestran sus sentimientos.

Emociones

Científicamente está comprobado que los caballos tienen emociones.

Estudios han demostrado que tienen la misma capacidad de comunicarse así como los perros.

Por ejemplo, si el caballo ve un rostro enfadado, aumentan sus palpitaciones, gira la cabeza y al humano le devuelve una mirada igualmente amenazadora con su ojo izquierdo.

También puede reconocer una sonrisa, y ante esta responderá de manera positiva, se dejará acariciar y seguirá mirando de frente.

Los caballos son animales sociales, nobles y muy inteligentes.

Personalidad de los caballos

Así como los humanos poseen una personalidad, los caballos tienen la suya, por eso reaccionan con ciertas aptitudes.

Desde hace tiempo los caballos son especies socialmente sofisticadas, pero es la primera vez que se ha podido demostrar su capacidad para saltar la barrera entre especies hasta el punto de poder leer las emociones.

 

 

 

El estudio

Un estudio de la Universidad de Sussex asegura que los caballos están a la misma altura que los perros a la hora de reconocer las emociones humanas y expresarse.

Para dicho estudio sometieron 28 caballos.

El experimento consistió en exponerlos a retratos de humanos con diversas expresiones faciales.

Los resultados fueron: Animales que con gestos manifestaron su agrado o descontento.

La reacción ante los rostros enfadados fue especialmente clara en todos ellos. “El ritmo cardíaco se les aceleraba en el acto y la tendencia era a volver la cabeza para ofrecer el ojo izquierdo“, asegura el director del proyecto.

“Los caballos pueden haber desarrollado una habilidad ancestral e instintiva para interpretar nuestras emociones”, asegura Karon McComb, coautora del estudio.

“Pero alternativamente, también es una capacidad que puede haber aprendido y perfeccionado cada caballo por su cuenta y por su experiencia con el paso de los años”, añade McComb.

Conclusión

De todo esto se puede concluir que los caballos no son solamente animales grandes con velocidades increíbles para las carreras, trabajar en el campo o pasear.

Los caballos tienen memoria y nos hablan a través de miradas, movimientos de cabeza, movimientos de sus patas e incluso, su propio rostro.

Hay que conocer su lenguaje, por que ellos conocen el nuestro.

Estos animales saben cuándo una persona está triste o alegre, cuando tiene buenas intenciones y cuándo quiere hacerles daño.

Por tanto, es indispensable cuidar sus emociones, un caballo mentalmente sano, es un íntimo amigo con el que podrás abrirte totalmente, mientras que un caballo maltratado puede ser rebelde o temeroso y quizá cueste más domarlo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes consultadas: 

https://www.gustavomirabal.es/

https://www.noticaballos.com

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

code